Oscars 2019: Predicción Mejor Actor de Reparto

Una eminencia musical negra, gay y afectada por el racismo; un estafador gay de poca monta afectado por el VIH; un judío que se hace pasar por un negro afectado por el racismo; un presidente gringo bien pendejo; y el carnal manager de otra eminencia musical afectada por el alcoholismo ¡Todos bien traumaditos! ¿Quién se llevará la victoria como el mejor actor de reparto en los Premios Oscar?

4 desempeños basados en personajes reales; 4 gringos contra uno oriundo de Suazilandia; 2 recientes ganadores con experiencia contra 3 debutantes en la ceremonia; he aquí la categoría de cajón de la noche donde no habrá sorpresa y ya hay un solo ganador y 4 meros invitados ¿Será merecido esto?

 

El favorito: Mahershala Ali (Green Book)

Premios acumulados: Globo de Oro, el reconocimiento del Sindicato (SAG Award) y el de 11 círculos de crítica, incluidos los de Los Ángeles y Washington

Experiencia Oscaril: Victoria previa en esta misma categoría en 2017 por Moonlight

Predicción: Si es una excelente actuación ¿pero la mejor de reparto del año? Eso puede ser cuestionable para la crítica, pero no para los Oscar, los cuáles por alguna razón no podrán dejar pasar la oportunidad de premiar a todos los estereotipos posibles apretujados en un solo personaje: gay, negro, alcohólico, basado en un personaje real, músico, con amigo italoamericano y por supuesto, víctima del racismo y la discriminación. No quiero decir que Ali no haga un extraordinario trabajo para encausar  todos estos elementos y aun así salir muy bien librado y sin ningún tipo de forzamiento, pero desgraciadamente al actor se le siente cómodo y sin ningún riesgo, incluso siendo opacado en muchas ocasiones por el carisma de Viggo Mortensen.

 

El consentido de la crítica: Richard E. Grant (Can You Ever Forgive Me?)

Premios acumulados: El reconocimiento de 17 círculos de la crítica, incluyendo los de San Diego, Londres y Nueva York

Experiencia Oscaril: Primera nominación

Predicción: Desde el primer segundo de su aparición podemos darnos cuenta que el personaje de E. Grant será entrañable, de una similitud en cuanto al compendio de características que hacen a este como a Ali un estuche de monerías (aquí estamos hablando de un estafador de poca monta, vagabundo, gay y enfermo de VIH), pero a diferencia de su contrincante, con una naturalidad mucho más enfocada a plantear un personaje tan trágico como misterioso, alejado del cliché de la victimización que si bien no demerita lo hecho por Ali, si se nota un poco más artificial y sacado del manual. Cuestión de gustos, E. Grant cuenta con el de los círculos, mientras que Ali con el beneficio de ser… más políticamente correcto.

 

El veterano: Sam Elliott (A Star is Born)

Premios acumulados: El reconocimiento de 5 círculos de la crítica, incluyendo el de Las Vegas

Experiencia Oscaril: Primera nominación

Predicción: Un actor de casi 100 créditos, capaz de brillar en el cine indie, en los más reconocidos blockbusters, cintas series b y/o de culto, esta justa nominación a su pequeño pero potente trabajo en  A Star is Born sirve también como homenaje a su constante presencia en más de 5 décadas. Como el hermano de Bradley Cooper, su sustancial presencia en el libreto aporta un mayor y más complejo trasfondo al protagónico del también director, sobresaliendo en un par de escenas fugaces pero de gran tensión dramática, suficientes para darle esta merecida mención.

 

El invitado: Adam Driver (Blackkklansman)

Premios acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: Primera nominación

Predicción: Si dejamos de lado la basura en lo que se ha convertido al menos el universo fílmico de Star Wars, Adam Driver se encuentra en un estatus evolutivo impresionante que este año le otorgó no solo este, sino el protagónico de la muy castigada e infravalorada The Man Who Killed Don Quixote (no es tan mala como dicen). Aunque aquí su papel mantiene un equilibrio en relación a sus compañeros de reparto, es en sus escenas donde el suspenso se desarrolla con mayor interés, a pesar de que de nuevo estamos ante otro sobrevalorada film de Spike Lee. Una nominación para motivar su carrera.

 

El carismático: Sam Rockwell (Vice)

Premios acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: Victoria previa en esta misma categoría apenas el año pasado por Three Billboards Outside Ebbing Missouri

Predicción: Con poco más de 10 minutos en pantalla, Rockwell demuestra de nuevo porque se ha convertido en uno de los actores de reparto más sobrios y versátiles de nuestro tiempo. Esta también justa mención responde a que con gran carisma y sentido de burla, Rockwell hace una casi parodia de uno de los enemigos de la política y sociedad estadounidense por antonomasia, George W. Bush, quizá la burla más simbólica hacia la figura del jefe de estado gringo en su historia (¿O será que Trump lo supere?) Como sea el caso, Rockwell y Bale son un deleite actoral en los pocos minutos que comparten en Vice

 

El que faltó: Jonah Hill (Don’t Worry, He won’t get far on foot)

Premios acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: Dos nominaciones previas en esta categoría por Moneyball (2011) y The Wolf of Wall Street (2013)

En una quinteta que en general denota un excelente nivel, quedaron varados varios nombres que incluso se hicieron de un par de reconocimientos dentro de los círculos de crítica, pudiendo resaltar a Timothee Chalamet como la ausencia más mediática por su estatus de moda y por el buen papel que lleva cabo en Beautiful Boy como un joven drogadicto en constante degradación ¡Vamos! Que hasta Michael B. Jordan por Black Panther logró capturar algunos premios por ser quizá el mejor villano del MCU gracias a su trasfondo y el correcto encausamiento dramático como un villano trágico. También quedaron en la papeleta Jonatha Pryce por The Wife (que bien se pudiera haber catalogado como actor protagónico) y Steve Yeun por su misterioso papel de Burning, la genial cinta coreana. Lo que me lleva a mi reclamo ¿Dónde carajos dejó la crítica a Jonah Hill y su gran trabajo en Don’t Worry, He won’t get far on foot? ¿Será algo personal contra Gus Van Sant? Porque a pesar de llevar a cabo una de las mejores películas gringas del 2018, esta quedó olvidada en todo rubro ¿Alguien de la academia la habrá visto? Incluso dentro de la corrección política, el papel de Hill como un padrino de AA, redimido, guía de Joaquin Phoenix, basado en un personaje real, gay y enfermo de VHI, era la perfecta excusa para darle una merecida inclusión dentro de esta quinteta

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*