Oscars 2019: Predicción Mejor Edición

El trabajo de edición hace o deshace a la película. Una buena comunicación con el/la director(a) permite que la película tenga momentos y secuencias significativas, mantiene el ritmo de la película, y se asegurar que la narrativa tenga un flujo coherente y hacer que la audiencia reaccione adecuadamente a lo que ve en pantalla. Es una falta de respeto que la Academia decida entregar este premio durante el corte a comerciales, ya que las películas -independientemente de su calidad y género- se crean en la sala de edición.

Los nominados de este año son cinco de las ocho películas nominadas a Mejor Película. No hay un claro favorito, pero sí un par con el que estamos de acuerdo que no deberían estar ahí. Veamos.

BlacKkKlansman (Barry Alexander Brown)

Premios acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: Nominación previa en el rubro de mejor documentalpor The War at Home (1979)

Barry Alexander Brown fue el encargado de editar la última película de Spike Lee, con quien ha colaborado en repetidas ocasiones. Con BlacKkKlansman, Brown mantuvo la tensión inherente en la historia y las alternó con secuencias más relajadas, para cerrar con una fuerza brutal.

 

Bohemian Rhapsody (John Ottman)

Premios acumulados: El reconocimiento de su gremio en apartado dramático

Experiencia Oscaril: Primera nominación en su carrera

Aquí está la película que, gracias a que a las audiencias les gustó mucho, está nominada para lo mejor del 2018 cuando no le llega ni a los tacones del resto de las nominadas. La edición del filme, a cargo de John Ottman, es reflejo de tanto los problemas de dirección como de la constante intromisión de los productores. Comparto y rescato una de las pocas buenas escenas del filme.

 

The Favourite (Yorgos Mavropsaridis)

Premios acumulados: El reconocimiento de su gremio en el apartado de comedia

Experiencia Oscaril: Primera nominación en su carrera

Oscuramente divertida, Yorgos Mavropsaridis lleva suficiente tiempo colaborando con Yorgos Lanthimos para hacer que se note su estilo aún si el guion no es de él. En esta secuencia, mezcla las batallas dentro del parlamento inglés, lo absurdo de la corte, y una fuerte resonancia emocional de la Reina Anne. Y, claro, nos muestra nuevos pasos de baile para nuestra siguiente fiesta elegante.

 

Green Book (Patrick J. Don Vito)

Premios acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: Primera nominación en su carrera

Aquí tenemos un ejemplo claro de la verdadera corrección política de Hollywood: una de las contendientes fuertes del año es un filme blando, basado en una historia real, que toca una problemática espinosa (en este caso, el racismo) y la soluciona en dos horas. La edición de Patrick J. Don Vito balancea el timing cómico con el drama de la manera más convencional posible, y nos da un final azucarado.

 

Vice (Hank Corwin)

Premios acumulados: El BAFTA y el reconocimiento de la crítica de St. Louis.

Experiencia Oscaril: Nominación previa en esta misma categoría por The Big Short (2015)

Lo mejor de la biopic poco convencional sobre el ex-vicepresidente más poderoso en la historia gringa es la ágil y ácida edición de Hank Corwin, que ayuda a sintetizar información compleja de forma entretenida. Esta escena es un claro ejemplo: nos visualiza cómo está organizado el gobierno estadounidense y nos presenta nombres y caras de figuras clave.

 

Nuestra predicción: Quiero que La Favorita sea la ganadora, pero probablemente el Vice va a expropiar el premio. 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Oraleia    

Snob pretenciosa en recuperación, punk de gustos refinados y valemadrista con corazón. Crítica de cine.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*