Oscars 2020: Predicción Mejor Actor de Reparto

Un doble de acción capaz de partirle el hocico a Chuck Norris; un capo de la mafia chiquito pero picudo; un sindicalista misteriosamente desaparecido; un pontífice del Vaticano sacrificado por la propaganda; y un buen vecino que te ayuda con terapias psicológicas sobre tus “daddy issues” ¿Quién se llevará la victoria como el mejor actor de reparto en los Premios Oscar?

4 desempeños basados en personajes reales contra 1 ficticio; 4 veteranos que pasan de los 60 años contra el jovenzuelo de 56 en plena forma física; todos previos participantes y 4 con Oscar contra el güerito sin estatuilla ¡Y adivinen que! El güerito se las va a ganar ¡No hay sorpresa en esta categoría! ¿Pero si habrá injusticia?

 

El Favorito: Brad Pitt (Once Upon a Time in Hollywood)

Premios acumulados: Globo de Oro, Critic’s Choice y el hasta ahora galardón de 21 círculos de crítica, incluyendo los de San Diego, San Francisco y Washington (El SAG es casi un hecho)

Experiencia Oscaril: Brad Pitt como actor, 1 nominación previa en esta misma categoría por 12 Monkeys (1995) y 2 en protagónico por Moneyball (2011) y The Curious Case of Benjamin Button (2008). Como productor, Oscar ya ganado por 12 Years a Slave (2013), más otro par en este rubro Moneyball (2011) y The Big Short (2015)

Predicción: No hay nada ni nadie que se lo arrebate de sus manos, pero aun así esto parece un premio de compensación y/o consolación por una de las menores interpretaciones (de calidad) en su carrera, quedando fuera este mismo año por la que quizá lo haya merecido más (Ad Astra). Un papel entrañable sin lugar a dudas y con cierto halo de misterio, Pitt demuestra con solvencia sus tablas comiéndose a su compañero de reparto (DiCaprio) en cada secuencia que comparten. Sin duda lo mejor de un film polémico y ciertamente sobrevalorado, Brad es quien hace la película en su último tramo y clímax.

 

El que debería ganar: Joe Pesci (The Irishman)

Premios acumulados: El reconocimiento hasta ahora de una docena de Círculos de Crítica, incluyendo el de Nueva York

Experiencia Oscaril: Un Oscar en esta misma categoría por Goodfellas (1990), más una nominación extra en el mismo rubro por Raging Bull (1980)

Predicción: “It´s what it is”, una de las frases que definirá el cine del 2019, el rubro gansteril y la carrera de Scorsese y Pesci, el cual debería ser justamente elogiado por una tan sobria como perturbadora catedra histriónica en esta fábula mafiosa sin concesiones. Es Pesci quien brinda el equilibrio dramático entre el frio personaje de De Niro y la explosividad de Pacino, regalando a The Irishman sus mejores diálogos y momentos de trasfondo para el desarrollo de esta genial actuación tripartita. Una lástima que un abdomen bien marcado y el patrocinio de Tarantino por parte de Hollywood le arrebaten el premio a una de las actuaciones de reparto más grandes de la década

 

El gritón: Al Pacino (The Irishman)

Premios acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: Oscar ganado en la categoría de actor principal por Scent of a Woman (1992). Cuatro nominaciones como protagónico por Serpico (1973), The Godfather Part II (1974), Dog Day Afternoon (1975) y …and Justice for all (1979); más otras tres en este rubro de reparto por The Godfather (1972), Dick Tracy (1990) y Glengarry Glen Ross (1992).

Predicción: No deja de ser meritorio a pesar de parecer más honorífico; junto con Pesci, Pacino desaparece al protagónico de De Niro (el cual se ve afectado por la naturaleza de su personaje y por los efectos especiales) gracias a la repetición efectiva de su estilo histriónico: la explosividad. Este toque (que le queda tan bien) se viene dando desde su primera nominación en 1972, donde tal vez el grito y la intensidad de aquel legendario final en The Godfather no solo le regaló su entrada al Oscar, sino también su sello característico al cual es un gusto verlo resurgir aquí, con la misma nostálgica intensidad que hace más de 45 años. Incluso si ganara nadie se quejaría.

 

El bueno: Tom Hanks (A Beautiful Day in the Neighborhood)

Premios acumulados: El del círculo de críticos de Texas

Experiencia Oscaril: Dos Oscar ganados en la categoría de actor principal por Forrest Gump (1994) y Philadelphia (1993). Tres nominaciones más como protagónico por Big (1988), Saving Private Ryan (1998) y Cast Away (2000), esta es su primera nominación como actor de reparto

Predicción: La presencia de Hanks es avasallante y sin duda lo mejor de esta mediana pero muy correcta “fell good movie”, y es que muchos discutirán que a Tom le hace falta un “papel” que trasgreda su “zona de confort”, pero créanme que al literalmente convertirse en Fred Rogers, esa “zona” ya ha sido sobrepasada por un método histriónico que a lo largo de su carrera podría catalogarse simplemente como revolucionario y/o camaleónico. Carisma y talento, ya se habían tardado en Hollywood para ponerlo de nuevo en la mira del Oscar (¿recuerdan su potente interpretación en Captain Phillips?). No pasará de la nominación, pero que sirva este papel para que las nuevas generaciones reconozcan su incansable talento.

 

El chivo expiatorio: Anthony Hopkins (The Two Popes)

Premios acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: Oscar ganado en la categoría de actor principal por The Silence of the Lambs (1991). Dos nominaciones como protagónico por The Remains of the Day (1993) y Nixon (1995), más una nominación más por esta categoría de reparto por Amistad (1997)

Predicción: The Two Popes se convierte en uno de los mejores guiones del año en mucha parte gracias a la química entre Pryce y Hopkins, este último sin duda muy superior gracias también a un papel mucho más complejo que el de su contraparte, interpretando a un líder católico entre la espada y la pared, entre la enmienda y el escape de una caja de pandora tan trágica como repugnante. Hopkins logra proveer de humanidad y de duda a su papel con un desempeño que raya casi en lo documental y de una intensidad que a los ojos de su servidor, no se le había visto desde que ganara el Oscar en 1991 con The Silence of the Lambs. A pesar de lo genial de su actuación, no pasará de lo anecdotario dentro de su currículo.

 

El que faltó: Willem Dafoe (The Lighthouse)

Premios acumulados: El de 4 círculos de crítica, entre ellos los de Las Vegas y Seattle

Experiencia Oscaril: Cuatro nominaciones; tres de ellas como actor de reparto por Platoon (1986), Shadow of the Vampire (2000) y The Florida Project (2017); más una como protagónico recientemente por At Eternity’s Gate (2018).

Una decisión de espacio quizá, pero para otros (incluyéndome) incluso superior a lo hecho por Pacino, Hanks y hasta Pitt (que repito, su fuerte estaba en protagónico). Estamos hablando de la mejor dupla actoral del 2019 en mucha parte gracias a la cátedra que imparte Dafoe, que mantiene al nivel a un Pattinson que crece día con día como si tratase de proyección misma del maestro y el aprendiz tal y como se representa en esta nueva, genial y surreal obra de terror. Una simbiosis que quedará grabada mucho tiempo en la mente fílmica, al menos este personaje pasará a la historia como uno de los mejores en su carrera (ese monologo era de Oscar).

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*