¿Por qué La la Land no es tan buena como dicen?

Mucho se ha hablado sobre esta película, que si es lo máximo, que está divina, que es un musical como nunca se había visto, que el Jazz es el corazón de la misma… pero a mi no me gustó. Pues no, y miren que soy súper fan de los musicales.

Tiene una historia de amor muy sencilla: Chico conoce chica, ambos con grandes sueños en Hollywood; ella quiere ser actriz y él abrir un bar donde se toque jazz. Los dos están luchando por sus sueños cuando se les atraviesa el amor, bailan y cantan su romance. Pero para mi algo le faltó, y es que a excepción del número musical del principio, ninguno se me hizo lo suficiente novedoso o espectacular para decir que salí bailando y cantando de la película, cosa que me pasa casi siempre después de una cinta sobre este género.

Yo tratando de ver que le ven de maravilloso a La La Land

La película me prometía, ya que es el mismo director de “Whiplash”, que si bien no se puede considerar un musical, esta llena de una música maravillosa y te hacen vibrar todo el tiempo tanto por su historia como por sus actuaciones. Sin embargo en La La Land las coreografías no se me hicieron nada impresionantes, ninguna canción se me hizo entrañable y ya no digamos pegajosa. El vestuario muy básico y  hasta me recordó a Parchís por aquello de las fichas de colores (referencia no apta para millenials) y las actuaciones de la pareja protagonista, Emma Stone y Ryan Gosling, las sentí nada fuera de lo común.

La verdad, creo que es un musical que le falta la gran historia como “Cabaret” y “Les Misérables” , los grandes números musicales como “Chicago”, las canciones entrañables y los escenarios maravillosos como “The Sound of Music”, los vestuarios espectaculares como en “Moulin Rouge” y ese algo que todavía no entiendo pero que hizo que “The Rocky Horror Picture Show” se convirtiera en una película de culto.

Mi cara cuando vi La La Land

Me quedaron debiendo todas esa nominaciones para Animales Nocturnos que fue la gran ignorada de las premiaciones de este año.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


2 comentarios

  • La la Land, o cómo combinar The Notebook con un parco homenaje a Singing in the rain. Bien dices, Vilma Aída, deja mucho qué desear. Ok, si es un musical, esperas que por lo menos tararees dos o tres canciones del musical, ¡seeeeeeguro que hay sol mañana! ¡iremos juntos shabadabadaba adididididibum! ¡yo quisiera ya ser el rey! Pero nada. La misma única pieza que pudo practicar Ryan, una y otra y otra y OTRA PINCHE VEZ. Dos únicos finales, o eliges seguir tu sueño, o elijes estar junto al amor de tu vida… Ay ajá. En pleno 2017, o sea, a mitad del baile (corogreafía más pirateada y nada demandante que nada) suena el celular interrumpiendo su romántico momento. ¿no pensaron en WA? ¿FB?¿Facetime?. Sí, obviamente estoy decepcionado porque no hay pretextos en estos tiempos para no luchar por un amor. La tecnología ha reducido distancias, no me vengan con maaaa… Más vale ir cerrando mi comentario. Sobrevalorada, sí. ¿grandes actuaciones? Pf, repitieron lo que les ha funcionado. Punto. ¿soy un romántico? Quizá, pero esperaba eso en la película, sí ya vas a hacer un musical, haz que todos lo amen. Punto final.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*