Pronóstico Oscar 2016: Mejor Director

Sin duda alguna estamos ante la categoría más interesante de la noche, una que marcará el riesgo, el conformismo, el récord y/o el idealismo político de la academia y sus votantes con dos claros contendientes, pero uno de ellos en clara ventaja después de haber ganado todos los premios con calificativo de “selectos”. Sin embargo, con todo ese “logro”, el aventajado no puede cantar del todo victoria, y es que hay que pensar dos veces si será tan fácil para el Oscar establecer por tercer año consecutivo que “El Mexicano” gobierna Hollywood, y más aún en una temporada que a diferencia de las pasadas, dicha figura luce sobrevalorada y pretenciosa.

director

Un mexicano, un australiano, un irlandés y dos locales de vena cómica se pelean esta codiciada categoría ¿Quién se la llevará? ¿El único negro nominado? ¿El australiano furioso? ¿El indie con trébol de cuatro hojas? ¿El patrocinado de Will Ferrell? ¿El patrocinado por Adam Sandler? A completar sus quinielas con Cinescopia

 

El Favorito: Alejandro González Iñárritu (The Revenant)

Premios acumulados: Globo de Oro, BAFTA, el reconocimiento del gremio de directores (DGA) y el de 3 círculos de crítica

Experiencia Oscaril: 3 Oscar ya ganados, uno en este mismo apartado más los de productor y guion original por Birdman (2014). Este año también compite por producción y previamente ya contaba con otro par de nominaciones por productor y director por Babel (2006)

Argumentos: Un trabajo que para la crítica estadounidense y británica brilla por su técnica y trabajo actoral, pero que para algunos medios peca de tendenciosa y forzada. A pesar de todo no cabe duda que estamos ante uno de los maestros actuales en el uso narrativo del plano secuencia ¡Que si necesita siempre de un socio para poder sobresalir! (Arriaga o Lubezki) ¡Que si a su película le sobra 1 hora de duración! ¡Que si al aspecto nacionalista será usado como campaña o anti campaña para los fines de Estados Unidos en esta ocasión! Eso ya no importa. Sí, es cierto que el guion en sus libertades creativas se presta de varios absurdos para poder llevar la trama, pero en lo que respecta a dirección y esa conexión mística – visual con Lubezki, Iñárritu si cuenta con las armas suficientes para poder solventar el espacio que ocupa este premio ¡No las indicadas! ¡Ni las meritorias! Pero si las suficientes, y los primeros 45 minutos de esta cinta exhibe él porqué.

Pronóstico: Todo depende de que humor este Oscar. Puede que esa noche no quiera establecer un record para el cineasta mexicano, puede que esa noche apoye a Trump, puede que esa noche diga “NO” al racismo ¡Ya todo es política! Un circo

 

El furioso: George Miller (Mad Max: Fury Road)

Favorito de El Fett

Premios acumulados: 18 círculos de la crítica (Incluyendo dos de los tres más importantes) se han decidido por él.

Experiencia Oscaril: Oscar ya ganado en película animada por Happy Fett (2006), y 3 nominaciones, dos previas en el apartado de guion original por Lorenzo’s Oil (1992) y Babe (1995), y una extra este año también compite como productor.

Argumentos: Que flojera es estar analizando los pros, contras, posibles causas y consecuencias sociales y políticas del premio a Iñárritu cuando aquí se tiene artística y técnicamente hablando al verdadero merecedor del galardón sin mucha habladuría, polémica ni mediación publicitaria. Miller consiguió algo fantástico con Mad Max, y eso fue dirigir y proyectar locura en cada uno de esos planos y secuencias ajenas a efectos especiales, orgánicos, donde el espectador fue literal testigo de la destrucción, del fuego y de una cacería humana en el desierto post apocalíptico. Ya Cannes le tuvo miedo y posiblemente Oscar caiga también en el pavor al “Que dirán”, cuestionamiento que se viene a la mente de cualquier “crítico” o “votante” “serio” que se niega a ver que una película de acción con un guion sencillo de ida y vuelta significó un manjar para el lenguaje cinematográfico sin dejar de lado el aspecto palomero del entretenimiento ¡Ignorancia! Ojo aquí, que darle el premio a Miller sería también una victoria en un segundo plano al cine independiente y hasta de serie b

Pronóstico: Todo puede pasar entre estos dos. Si Miller gana la ovación no se hará esperar. La crítica lo sabe. Mad Max es como aquel o aquella que te gusta pero que no te atreves a decirlo por el miedo a la sociedad

 

El judío: Tom McCarthy (Spotlight)

Premios acumulados: 3 círculos de crítica lo han seleccionado como director

Experiencia Oscaril: McCarthy compite este año también guion original, contando también por una previa nominación en este rubro por Up

Argumentos: Al igual y como ya lo veremos en película, si la Academia se quiere ir por la salida fácil sin arriesgar nada he aquí su primera opción: un director de tendencia cómica salido de la nada y que de repente se emprende con una correcta cinta que en muchos aspectos visuales, narrativos y actorales recuerda al cine de los 70’s. Equilibrado y denotando una maduración prácticamente insospechada para su edad, el valor de McCarthy radica en la impresión de naturalidad y veracidad en cada rincón argumental de su relato, sin embargo en la búsqueda de dicha perfección olvida cimbrar correctamente una situación tan delicada prescindiendo de un clímax o de una catarsis emocional que se notaba necesaria

Pronóstico: No estaría mal, pero de así serlo confirmaría lo tibia y vendida de una votación 100% judía. Pocas por no decir nulas posibilidades ¡Pero ánimo! El Oscar a guion original es suyo

 

El bendecido: Adam McKay (The Big Short)

Premios acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: Primera nominación para Adam McKay, sin embargo este mismo año  también compite por guion adaptado

Argumentos: Manejar un cúmulo de estrellas, mantenerlas en una especie de esfera impenetrable gracias a diálogos rápidos, ágiles pero también un poco confusos y en un idioma que no maneja todo el mundo, y finalmente sostener un thriller empresarial con toques de comicidad negra con todo y elementos que rompen la cuarta barrera ¡Atención! Créanme que tiene mucho mérito. Hábil es la palabra para esta cinta de difícil definición y en done el ritmo directivo permite que, a pesar de conocer el final, el espectador se sienta atraído hacia un relato que puede o no comprender en su totalidad. El tema lo lastima, pero no la sorpresiva cátedra de lo mencionados elementos que acaba de demostrar un director que hasta hace algunos años le hacía comedias infumables a Will Ferrell.

Pronóstico: Complicado, esta categoría no tiene espacio para jóvenes sorpresa ¡Pero Ojo! Además de que el Oscar a guion adaptado es suyo, aunque ustedes no lo crean McKay tiene otra oportunidad de subir al podio como ¡Película!

 

El indie: Lenny Abrahamson (Room)

Premios acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: Primera nominación

Argumentos: Todos los de ganar, pero desafortunadamente parte como el “rarito” del grupo al provenir de esa vena independiente, que si bien es un imperativo de mención en los Oscar, es también un seguro boleto de regreso a casa sin premio. Ya lo teníamos en la mira aquí en Cinescopia desde su peculiar, extraña y fantástica Frank, y el tiempo nos dio la razón. El mérito de Room no es solo el cuadro actoral de Larson y Tremblay, sino todo el contexto que engloba dicho lazo, en otras palabras, la química o el nexo artístico que el cineasta loga con sus histriones llevando a cabo dos capítulos de introspección psicológica unidos mediante un acto que significa maestría pura en el encausamiento del suspenso. A pesar de que Frank lo puso en el mapa hípster del cine, esta cinta le ha logrado el reconocimiento internacional, y eso ya es ganancia

Pronóstico: Imposible. Pero que la nominación le sirva para seguir explotando ese talento que, a pesar de estar apenas en su quinto largometraje, ya cuenta con sus 50 años de edad

 

El olvidado: Paolo Sorrentino (Youth)

Premios acumulados: El reconocimiento de los Premios Europeos (EFA’s)

Experiencia Oscaril: Su Gran Belleza ya se llevó el Oscar a Mejor Película Extranjera en 2014

Argumentos: La única explicación racional del porqué esta obra fue tan salvajemente ignorada por todos los festivales y premios solo puede ser aquella en la que tristemente nos damos cuenta que en la industria internacional del cine si existe la censura, y es tajante. Sorrentino cimbró a todos con esta tragicomedia; atacó, satirizó y criticó no solo al modus operandi de la figura cinematográfica en Estados Unidos y en Europa, sino que también satanizó sus sueños y a su casi intocable pose de “diva”. Surrealista, dramática, cómica, trágica y hasta con tintes de documental, Sorrentino se proclama bajo si dirección como el oficial guardián del cine cine italiano.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 comentarios

  • El mejor director del año pasado fue George Miller, él sin duda se merece el premio; es muy cierto que este año el trabajo de González Iñárritu fue sobrevalorado, y viendo los resultados en los otros premios no me extrañaría que sea este último quien se lo lleve.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*