Rambo Last Blood: El Último de los Rancheros

Si algo me gusta de John Rambo independientemente de la paupérrima calidad fílmica con la que se ha manejado a través de 4 cintas y mismo número de décadas, es que el personaje interpretado por Sylvester Stallone es quizá el mayor arquetipo del “gringo loco y vengador”, si, aquel que sueña con tomar su cuchillo y veinte mil armas proporcionadas por su cuarta enmienda y matar en modus de “héroe” a cuanto terrorista, narcotraficante, soldado del medio oriente y/o policía corrupto se acumule a su paso; una distinguida arma mortal que escapa a toda la corrección política y justifica gracias a su planicie argumental, una excesiva carnicería a los “Bad Hombres”, en este particular caso, siendo sus víctimas mexicanos hijos de la chingada dedicados al secuestro y trata de mujeres en lo que parece ser alguna parte de Sonora.

Si bien la cronología y la lógica de la propia saga palidece ante el lucimiento de Stallone, el ex soldado ahora no solo es un hombre de familia y tío amoroso, sino también un vaquero con todo y sombrero, vacas y caballos, que por variadas circunstancias dentro de un libreto muy básico y dirigido hacía la previsible desgracia que rodea al personaje,  se verá enfrentado a cierto cartel mexicano dedicado a secuestrar, drogar y prostituir jóvenes. El tema por demás revisitado a diario en una oscura realidad en nuestro México, será pues la perfecta excusa para que tanto Rambo como su audiencia y otros adeptos que han sido testigos o víctimas de esta realidad, liberen endorfina y adrenalina mientras Balboa va matando a todos y cada uno de los responsables simbólicos de esas atrocidades.

Dirigida por Adrian Grunberg, que ya revisitara la criminalidad mexicana con la aceptable Get the Gringo, en esta ocasión no puede surtir al relato de aquel pintoresco entretenimiento con el que nos sorprendió en 2012, siendo una víctima narrativa de las circunstancias que rodean a todos los personajes franquicia de Sly, que son servir al lento y predecible andar del cachete más duro y operado de Hollywood. Sin embargo y a pesar de que básicamente estamos ante un ejercicio de acción serie b bastante mezquino y olvidable durante tres cuartas partes de su metraje, es al final donde través del conocido “videoclip” de preparación marca “Balboa” y el consecuente clímax, donde director y actor incrementan sus fueras para conseguir lo que es una secuencia repleta de explosiones, sangre, gore y violencia, digna de etiquetarse como la última gran cacería de este bulldog viejo y matón.

El casting causa un morbo promocional hacía la audiencia hispana teniendo de complementos a Adriana Barraza, Paz Vega (en un papel de sobra y ridículo), Marco de la O (El Chapo en la serie homónima), Sergio Peris-Menchetta y Oscar Jaenada, este último extendiendo su faceta de odioso villano y logrando quizá los momentos histriónicos más salvables dentro de lo que es un cúmulo de sobreactuaciones patrocinadas por el propio Stallone, al cual tanto botox ya ni siquiera puede encausar una sola emoción.

Exhibiendo la podredumbre social y política de México (no es que nos quejemos porque es una realidad), Rambo Last Blood resulta una entretenida absurdez que causará orgasmos no solo en los adeptos a la saga y a la acción serie b, sino también a todos aquellos viejos gringos adoradores de la supremacía blanca, teniendo su dosis de corrección política con un ex boina verde de Vietnam cuidando de buenas mexicanas, pero ejecutando a aquellos que osan pisar el suelo americano con sus bajezas criminales y atrocidades. Por supuesto que la nostalgia hacía el final está 100% garantizada, dándole un aceptable desenlace a un personaje que para algunos de nosotros llegó de manera inexplicable hasta un cuarto capítulo.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*