Rascacielos:  Rescate Del Churro

Desde su debut cinematográfico en grandes producciones, haciendo uso del peor CGI de la historia en The Mummy Returns (2001), Dwayne “The Rock” Johnson ha sido una presencia constante en los veranos del cine llenos de churros de acción entretenidos pero fugaces.  Este año no podría ser la excepción y por partida doble luce su calva musculatura salvando al mundo, pues luego de aquella agradable sorpresa que fue Rampage (2018), basada en el videojuego homónimo, ahora la hace de padre luchón en medio de las llamas en Skyscraper, haciendo mancuerna con el director Rawson Marshall Thurber, quien lo dirigió previamente en Central Intelligence (2016).  Le acompaña la bella scream queen recién resucitada Neve Campbell como su esposa.

Fiel a su estilo, una vez más nos encontramos con una película que ejemplifica perfectamente lo que es un buen churro de acción, con secuencias imposibles, entretenimiento decente y sin tomarse demasiado en serio.   Un film “cocinado” por “La Roca” siguiendo al pie de la letra su recetario.

¿De qué va?

Luego de perder una pierna y casi su dignidad en una operación fallida, el ex Marine Will Sawyer (Johnson), ahora asesor de seguridad, es contratado por el magnate Zhao (Chin Han) para supervisar su inmenso rascacielos llamado “La Perla”, edificio más grande del mundo que es a la vez conjunto habitacional, parque y plaza comercial y dotado de lo último en tecnología en medio del Hong Kong. El edificio será saboteado y encendido en llamas por un grupo de delincuentes por motivos desconocidos, y Sawyer deberá resolver el misterio además de rescatar a su familia que se encuentra atrapada en medio del desastre.

Churro arquetípico

Todos, absolutamente todos los elementos de un buen bodrio dominguero están allí:  Héroe atormentado, esposa luchona, hijos adorables, terroristas con acentos exóticos y muchas, pero muchas explosiones.

Naturalmente no faltan las secuencias de acción que violan las leyes de la física y del sentido común. Y es que además de ignorar las propiedades destructivas y tóxicas del fuego originado por químicos y que enciende materiales de construcción, vemos a The Rock saltar, escalar, golpear terroristas y burlar policías cual vendedor ambulante de Tepito con una destreza poco creíble para un hombre a quien le falta una pierna. Sí, aunque sea el musculoso actor.

Desde luego, se trata de un churro veraniego que no se toma en serio ni pretende aleccionar bajo circunstancia alguna, así que no hay que hacer caso a estas imprecisiones.

¿Entretiene?

Pese a tratarse de una cinta de acción sin mayores pretensiones, el guion cuenta con una dosis adecuada de suspenso para mantener al espectador quieto en su butaca.  Evita abusar del humor y del drama, que aquí no vendrían al caso.   Y como extra, ofrece atractivas panorámicas de Hong Kong que nos invitan a conocer aquel lugar tan lejano.

Mención aparte merece el papel de Neve Campbell, que participa activamente en la misión sin caer en chorradas de “mujeres empoderadas” que ha fastidiado al cine en tiempos recientes.

¿Hay que verla?

Dejando el cerebro en casa, compren palomitas, nachos y hotdogs y disfruten lo que The Rock ha cocinado.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Dr. Dark    

Médico de profesión y cinéfilo de corazón. Amante del buen cine y destructor del que no lo es.


2 comentarios

  • De las Mejores criticas que he leído. Tal cual. No empieza a sacar todas las chorradas de que si la película no es creíble, que si esto o aquello. Avisa que es un blockbuster que busca entretener y ya.
    Like, like, like.

    Responder
    • Muchas gracias por su comentario. En efecto, la película es fiel a lo que es, un bodrio dominguero que no pretende buscar él hilo negro. Saludos y muchas gracias.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*