Recomendaciones para Escapar de la Cartelera: 10 Películas de Romances Atípicos

Relaciones sentimentales, un tema sobrexplotado el pasado mes en todas las plataformas de comunicación y dentro de nuestra realidad un referente diario de entendimiento, alegría, frustración y hasta resignación.

peliculas

Teniendo este pensamiento en cuenta, nuestros autores decidieron que el tema de las Recomendaciones para escapar de la cartelera en esta ocasión se centraran en dichos cuadros amorosos y/o relaciones ¿Pero qué tal si les damos un giro? Dejando de lado la convencionalidad y centrándonos en aquellas relaciones enfermas, pasionales, extrañas, raras, bizarras, escandalosas y hasta prohibidas ¿Por qué no? Incluso satánicas, imposibles y hasta fantásticas

10 Películas de Amores raros, 10 recomendaciones para escapar de la cartelera, que créanos, necesitarán esta quincena después de ver tanto bodrio en cartelera (¿Ya checaron su Palomero?)

¡Cuidado con el amor! ¿Y sus recomendaciones estimados y queridas lectores? ¿Cuáles serán? Se vale compartir

 

Pulp Fiction (Quentin Tarantino, 1994)

Cat Movie Lee

il_fullxfull.294054377

Qué les voy a venir a contar yo de parejas atípicas, raras, de esas de película, de cuento… no, eso lo dejaré de momento para otra ocasión, porque la historia de Cat Movie Lee y su amado Mr. Wolf, son de esas que pasan una vez cada cuando; que se unen en años bisiestos, por ejemplo.

Si hablamos pues de parejas fascinantes por su compleja estructura e historia de ensueño, no podríamos estar haciendo justicia al tema sin mencionar a Vicent Vega y Mia Wallace en Pulp Fiction, quienes llevan el ritmo (nunca mejor dicho en una metáfora) de una historia compuesta de notas acordes para bailar entre dos. Parejas trazadas por su irremediable destino y cuya gracia se encuentra en el punto donde todos convergen y uno sólo les puede mirar. Amores imposibles que danzan, que mueren o que transitan de forma pasajera, como un viaje en taxi, pero que, por alguna extraña razón, nunca se olvidan.

La historia que marcó a una generación completa y que sigue dejando huella en los nuevos corazones que laten fuerte cuando conocen los complejos lazos entre Pumpkin y Honey Bunny o Butch y su tierna Fabienne… eran los 90s.

Pulp Fiction o Tiempos Violentos (traducción nefasta e innecesaria como un discurso presidencial) es un referente para entender lo que es el compromiso, la fidelidad, la persecución de ideales, el saber callar, el matar o el perdonar… todo en pareja.

Imperdible e imprescindible historia que entrelaza los pasajes más hostiles entre la cachondería, la locura y el exceso de aquellos años.

 

Harold And Maude (Hal Ashby, 1971)

Mr. Wolf

Harold and Maude poster

Esta genial comedia negra dirigida por Hal Ashby habla de relaciones personales aparentemente imposibles. Interpretada por la carismática Ruth Gordon (Oscar a la Mejor Actriz de Reparto por la imprescindible Rosemary’s Baby, Roman Polanski, 1968) y por el joven Bud Cort (voz del Rey en The Little Prince, 2015) según un guión de Colin Higgins (The Best Little Whorehouse in Texas, 1982) Todo ello armonizado por la música del cantautor británico Cat Stevens.

Harold es un joven que vive en el seno de una familia adinerada y que tiene una especial simpatía hacia la muerte en todas sus formas. Cada rato está buscando la manera más efectiva de quitarse la vida delante de su madre, pero nunca termina por conseguirlo. Otra de las aficiones de nuestro joven protagonista es asistir a funerales de personas desconocidas. Allí es donde conocerá a Maude. Ella es una septuagenaria hippie que vive la vida al límite, rebosa vitalidad por los cuatro costados y es el claro ejemplo de “cuando tú vas, yo ya he vuelto varias veces”. Ambos comienzan una relación que los llevará a pasar momentos inolvidables y Harold empezará a sentir algo por más por su anciana amiga (un amor poco probable e inverosímil para la sociedad) Un sacerdote, un psicólogo y un militar le aconsejarán que esa relación no tiene sentido.

Ella le enseñará lo que es la vida, que aquí estamos de paso y que hay que disfrutar cada segundo, cada momento; algo que se contrapone a la idea inicial del joven, que lo único que quiere, a pesar de tenerlo casi todo en la vida, es suicidarse.

En definitiva, este film, atípico, transmite unas enormes ganas de vivir y de hacer las cosas como a uno realmente le llenan en la vida, de una manera sincera y sin complejos.

 

León (Luc Besson, 1994)

Arquicruz

7377de4a6e30df255b5b60df0fb71c73

Allá en 1994, Luc Besson estremeció al mundo cuando puso esta gran historia en las pantallas de cine renombrada al español como el Perfecto Asesino. Si bien, con ese título y en una época donde el internet apenas despertaba, todos esperábamos ver un filme de acción interpretado por el conocido francés Jean Reno y la verdad no decepcionó en ese aspecto; pero para lo que no estábamos preparados era para ver a una pequeña niña con tierna apariencia pero endurecida por las crueles circunstancias de su vida.

Su nombre era Mathilda y fue encarnada por una magnífica Natalie Portman que hizo a más de uno decir o pensar en voz alta: Deja que cumpla 18.

Pues la historia nos narra de como un asesino con una especie de código moral se ve envuelto con esta niña cuando un policía corrupto y drogadicto conocido como Stansfield (un excelente Gary Oldman) masacra a su familia a sangre fría (incluyendo a su hermanito de 4 años) y ella no tiene más remedio que ocultarse con él. Mientras que Leon trata de convencer a la niña que olvide el evento, Mathilda desea matar a ese hombre por matar a su imperfecta familia.

A pesar de que estamos ante una cinta de acción, de gánsteres y de asesinos expertos, el enfoque va cambiando lentamente no solo hacia una historia de venganza, sino a la de un romance poco convencional, de hecho, esto sería algo tachado como escandalosa, inmoral y prohibido.

Pero es ahí donde brilla esta historia, ya que Besson no sucumbe a la tentación y logra estructurar a ambos personajes como seres dañados, incompletos, imperfectos, sumidos en un mundo en el que nunca podrán encajar por sus defectos y el camino que se vieron forzados a tomar. Nos lleva a la conclusión de que nunca estarán completos el uno sin el otro, por eso cuando llega el momento cumbre de la cinta, ese gran clímax en donde Leon dice:

-“I Love you Mathilda”-

-“I love you too Leon”-

Uno no se escandaliza ni llama al Dr Dark a que censure la cinta, sino todo lo contrario, uno empatiza con la mierda de vida de vida que les tocó vivir y realmente deseas que se vuelvan a encontrar.

Debo confesar que soy de los mucho fans que pedían a gritos una segunda parte con Portman ya como una asesina hecha y derecha, pero no; la belleza de esta cinta no puede ser mancillada por secuelas malas y es mejor que se quede así.

¡Hasta la próxima!

 

3 Iron (Kim Ki Duk,2004)

Bedub

3-ironposter

Tae Suk es un hombre solitario, nómada que pasa sus días viviendo en apartamentos abandonados temporalmente, no es un ladrón ni un delincuente más bien en agradecimiento les ayuda a los dueños a solucionar cualquier inconveniente que haya en su hogar.

Sun Hwa es una esposa infeliz, su marido prácticamente la encierra en una casa llena de lujos pero que no representan absolutamente nada para ella.

En uno de los tantos cambios de residencia de Tae Suk conoce a Sun Hwa ¡ella es! no hay necesidad de muchas palabras, el silencio logra enaltecer su presencia pero la situación no es fácil, ella no piensa en dejar a su esposo pero tampoco al amor de su vida ¿Cómo lograr establecer esa dos relaciones? Solamente se puede hacer de una manera, la intangibilidad del amor será la cualidad suficiente para unir esos dos mundos. Extraño por sí mismo, efectivamente, debemos tomar la resolución definitiva estamos obligados a convertirnos en fantasmas de nuestros sentimientos a ser invisibles y etéreos.

El maestro coreano desarrolla su particular visión de un extraño romance y de las confusas formas en las que puede llegar a la vida.

 

Certified Copy (Abbas Kiarostami, 2010)

Bedub

Certified-Copy-Poster

Un escritor inglés presentando su última obra y una anticuaria dan un paseo por la hermosa Toscana. En un principio todo se desarrolla agradablemente, los puntos de vista compartidos, la enseñanza que uno le regala al otro, las sonrisas, todo parece ambientar un gran romance. De repente pequeños inconvenientes que pasan desapercibidos tanto para el uno como para el otro pero no dejan de sembrar duda en la relación y terminan afectando no necesariamente el momento pero si se intuye que van a calar en el futuro, ellos lo saben.

Efectivamente sucede, cada pequeño problema se vuelve de dimensiones descomunales y todo tiene una respuesta en el pasado. Cada efímero detalle cuenta y resta a la relación, pero ¿en qué momento este matrimonio se distorsionó de semejante manera? Pero un momento; Ellos no están casados, apenas se conocieron en la presentación del libro.

Kiarostami nos presenta exactamente  eso: Una copia certificada de cada relación existente, a través de unos personajes recién conocidos y que establecen en poco más de noventa minutos todos los altos y bajos de ese vínculo, muy sencilla pero a la vez profunda.

 

Gegen Die Wand (Fatih Akin, 2004)

Bedub

Gegen-Die-Wand-(Head-On)

Cahit intenta suicidarse en su auto, después de pasar por un centro de rehabilitación conoce a Sibel quien también lo intentó, tratando de escapar de una vida extremadamente conservadora. Para ella aún queda la posibilidad de vivir una vida normal y de apreciación por parte de su familia: Casarse.

Dos seres autodestructivos tratando de encontrar un lugar en la vida, el punk, el desenfreno, la anhelada libertad pero en un principio sin amor. El compartir todo ello y su vida diaria logra la empatía necesaria para el surgimiento de algo más, así es, a pesar de todos los problemas reconocen que son el uno para el otro. Accidentalmente pero con mucha suerte.

El director turco muestra una sociedad oscura pero que también necesita de esa parte vital de la existencia, que no necesariamente se muestra de una forma perfecta pero que con sus imperfecciones forma un conjunto quizás hasta esplendido y probablemente más loable por las circunstancias.

 

Possession (Andrzej Zulawski, 1981)

El Fett

possession

Hace un par de semanas este gran cineasta dejó de existir y en ningún medio (Incluidos nosotros de ingratos) hubo algún esbozo que homenajeara una de las carreras artísticas más arriesgadas y propositivas en el mundo del cine ¡Pero miren que bellas oportunidades da la vida! Y es que el tema en cuestión me servirá de expiación para remembrar una pieza fundamental del horror que basa su argumento en un romance ya no digamos poco convencional, sino más bien siniestro y grotesco.

Dentro de un joven matrimonio la mujer comienza a exhibir un extraño comportamiento que la alejan de su esposo al punto de pedirle el divorcio; este por su parte, se encuentra impactado ante la indiferencia de ella negándose a tal acuerdo y tratando de recuperar a su esposa de lo que él piensa se resume en la presencia de un tercero. Esta base narrativa sirve al director para desarrollar un relato lleno de suspenso e intriga que poco a poco comienza a dar destellos del oscuro misterio que encubre la mujer, que como su título lo indica, se encuentra posesa carnal, sexual y mentalmente efectivamente por un tercer elemento que para el objeto de esta columna será descrito como inclasificable.

Más allá del horror estético que maneja el cineasta, el asomo del tono thriller para servir de nexo entre el misterio y la develación y del preciso ritmo y estructura de sus personajes (Las actuaciones son grandiosas), Possession funciona en un segundo plano como una metáfora relacional dirigía hacia la renovación de os votos no espirituales, sino pasionales y emocionales. Gran película que estremece sin ninguna excepción, la secuencia del ataque – posesión en el subterráneo es tétricamente inolvidable

 

Natural Born Killers (Oliver Stone, 1994)

El Fett

no139-my-natural-born-killers-minimal-movie-poster-chungkong-art

“Dios los hace y ellos se juntan”, dice un dicho por ahí ¿Pero esto también aplicará con Satanás? Basada en una historia real pero revolucionariamente escrita (Tarantino) y relatada (Stone), Natural Born Killers es en sí un cuento romántico sobre dos almas condenadas e hijas de puta que han jurado indiferencia a un mundo que no los acepta.

Sádica y morbosamente divertida, la historia de dos amantes asesinos y criminales que cruzaron los Estados Unidos con nada más que su obsesivo amor y sin ninguna importancia en el mundo que los rodeaba, es una oda crítica a la americanización del ser humano, a esa metamorfosis que sufre el alma bajo la influencia de los medios en comunión a la falta de educación y circunstancialmente a la selección no prevista de una familia muy jodida.

En su tiempo muy criticada debido a su violencia gráfica y a la cierta caricaturización de los hechos, esta obra ha sabido perdurar gracias a que un Stone en su mejor nivel supo mantener un equilibrio entre el thriller y el romance dentro de una historia donde en contexto y realidad no pasa nada, pero que gracias la inclusión de esos elementos críticos contra la media, el sistema carcelario, policial y la estructura familiar, salió avante posicionándose como una cinta de culto de los 90’s.

Harrelson en plan grande, Lewis sexy y demente, un Downey Jr. en plena época de estupefacientes, un Tommy Lee Jones soberbiamente exagerado en una interpretación carnal de la televisión, un guion sobresaliente de Tarantino, un tremendo soundtrack y una edición que combina el blanco y negro y la animación, Stone transformó este menjurje de chile, mole y pozole en una exquisita experiencia romántica

 

Mulholland Dr. (David Lynch, 2001)

El Fett

tumblr_mmqfgpJC6Q1s80h8lo1_500

En el momento que me rendí fue cuando comencé a disfrutar de esta compleja y elaborada cinta, donde al parecer David Lynch decidió poner todo su encanto y naturaleza surrealista a trabajar. Locamente entretenida, sexual y eróticamente avasallante y por definición, imposible de retener o bien de comprender, el cineasta argumenta tener en su desarrollo una serie de pistas para descubrir “su truco”, siendo este al final una metáfora de redención y reencarnación, de segundas oportunidades o de la encarnación como tal (Ya lo había manejado en Lost Highway) o algo por el estilo ¡Carajo! Pero no es nada, sin embargo a diferencia de muchas otras cintas de esta corriente, dichas pistas no conforman como tal elementos narrativos distractores, sino que estas van llevando a la apreciación del subconsciente o lo que es, una crítica muy íntima que Lynch tiene hacia el star system Hollywoodense y hacia las figuras de la farándula, desde los productores estructurados como monstruos dictadores, hasta las féminas utilizadas como algo más bajo que carne o hueso para los perros, las cuales ven su vida sacrificada en búsqueda de la fama dada por una colina.

En fin, esto en pocas palabras es un paseo con paquete completo incluido a la mente del director, a sus imágenes, a su trama que empieza con el final y termina con el principio y finalmente, a apreciar a Naomi Watts y Laura Harring en todo el esplendor de su belleza, en especial, con quizá la mejor escena lésbica con la que me he topado en el cine, al ser esta pareja destructiva el hilo narrativo de esta exploración y crítica al sistema de Hollywood en dos planos temporales unidos bajo el rompimiento de su misma relación en condiciones catastróficas.

Lynch tortura, Lynch entretiene, Lynch premia, Lynch confunde ¡Genial sin duda alguna!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*