Recomendaciones para Escapar de la Cartelera: 7 Películas tan malas que son buenas

El culto al cine puede venir de diferentes latitudes y/o formas, puede ser consecuencia de la calidad, del marcar una línea o transición generacional, de revolucionar ciertos aspectos visuales, estéticos o auditivos o bien, también puede darse de la total absurdez. Este extraño pero aún recurrente suceso ocurre con mayor constancia dentro del cine serie b gracias a cintas que al carecer de presupuesto, hipnotizan a sus espectadores con tramas tan tontas como divertidas, entretenimiento sin pretensiones que sin duda alguno tuvo su apogeo en los 80’s, donde incluso muchas de estas cintas lograban distribución y proyección en cartelera o donde eran muy respetadas en el mercado del video home.

peliculas

En esta ocasión, Bedub y El Fett han preparado 7 recomendaciones para escapar de la cartelera, 7 películas tan malas que son buenas, de culto y parte del colectivo memorial.

Recuerden, que si la cartelera apesta, cada mes en Cinescopia pueden acudir a sus recomendaciones que no fallan y así poder disfrutar de buen ¿Mal? Cine en la comodidad de su casa ¿Y sus recomendaciones cuáles son?

 

Killer Klowns for Outer Space (Stephen Chiodo, 1988)

Bedub

Killer-Klowns-from-Outer-Space

La serie b claramente no se puede juzgar bajo los mismos estándares que el cine con mayor presupuesto que genera tanta expectación. Aquí claramente el factor es diversión: desde los alocados guiones, la pobre ejecución de dirección y hasta algunos infantiles efectos especiales pero que con su escasez funcionan.

Unos extraterrestres llegan a la tierra a consumir (literalmente) a los seres humanos pero no son cualquier ser venido de otro planeta, estos son payasos, su nave es una carpa de circo donde llevan a sus víctimas y succionan sus fluidos corporales. Después de  leer la premisa ¿realmente importa su coherencia? Esto es un festín de sangre, de mal gusto y de estupidez plenamente disfrutable. Por lo menos más que cualquier peliculita de superhéroes.

El director Stephen Chiodo hace una película realmente mala, se pasa de absurda y ridícula pero muy divertida.

 

Basket Case (Frank Henenlotter, 1982)

Bedub

blog_basket1-copy

Dos hermanos siameses son separados al nacer, la operación daba por hecho la supervivencia del joven normal (Duane) y la muerte de su hermano mutante (Belial). Ambos logran sobrevivir y su vínculo es tan fuerte, que el primero se encarga de cuidar al segundo. Este último tiene una misión clara, acabar con los doctores y personal que hicieron la cirugía. Por otro lado, en la vida de Duane aparece Sharon quien logra desestabilizar la relación entre hermanos.

Una película pseudo terror, ciencia ficción, comedia negra en la que es imposible creer lo que vemos, el hermano mutante tiene solamente el torso como cuerpo y una fuerza descomunal que a pesar de no tener mucha movilidad es capaz de asesinar vilmente ¿Pero en realidad eso importa? La película tiene muy buenos momentos de suspenso, de gore y horror, así no creamos un ápice de la historia.

 

Cujo (Lewis Teague, 1983)

Bedub

cujo_0.preview

Un adorable perro San Bernardo vive en una granja en el campo, un murciélago lo muerde y de repente tiene ataques de furia contra los seres humanos, asesina a un vecino y su agresión es progresiva. Donna una mujer que está atravesando por una crisis matrimonial está de camino a visitar a su hermana y un desperfecto en su auto la obliga a pedir ayuda en la granja donde vive el despiadado animal.

Empieza la clásica cacería del animal, los conflictos familiares resultan poco creíbles, la dirección resulta muy pobre pero el ataque del perro al auto tiene tanta emoción que hace que pase la película por buena.

Basado en el libro de Stephen King, el director logra con una sola secuencia salvar una serie de incoherencias y retazos, dejando al espectador con una sorprendente sonrisa final.

 

Critters (Stephen Herek, 1986)

El Fett

critters-movie-poster-1985-1020205513

El objetivo de los productores con esta cinta era llevar a cabo una parodia de Gremlins (1984) dentro del cine b (¿Qué Gremlins no era ya cine b? Otro ejemplo de esta lista), visión que no fue del todo satisfecha al extrañamente tras su estreno convertirse en la adoración del formato por parte de un segmento de audiencia muy entusiasta que los catapultaron a dos secuelas más.

8 alienígenas redondos y carnívoros, siempre hambrientos y con unas fauces que te quitaban el sueño al estar estaban llenas de sangre, llegan a la Tierra para alimentarse de una familia granjera que contará con la ayuda de dos cazadores intergalácticos para erradicar la plaga. Adorable quizá no sea la palabra exacta en aquel 1986, pero esta simpatiquísima película de humor involuntario, ciencia ficción y gore siempre nos acompañará como un perdurable icono de la cultura pop de nuestra infancia televisiva.

Gizmo y los Gremlins son demasiado mainstreams, así que los jóvenes hipsters de hoy quizá puedan redescubrir a los Critters y traerlos de peluches, mochilas y/o llaveros ¡Una buena idea de mercado! Se las regalo

 

Tremors (Ron Underwood, 1990)

El Fett

tremors-movie-poster-1990-1020189671

Dentro de las cintas malas que son buenísimas en el cine serie b sin duda alguna Tremors (En México se le conoció como Terror bajo Tierra o algo así) estaría dentro del TOP 3. La historia de unos monstruosos y grotescos gusanos que aterrorizan a un pueblo en medio del desierto captura la esencia del cine de monstruos y ciencia ficción de los 50’s y logra encausar secuencias memorablemente divertidas e incluso situaciones de verdadero suspenso y tensión, sobre todo concentrándose en la presentación y revelación de sus criaturas.

Platillo de cada día en la televisión, era imposible dejarla de ver en cualquier segundo de su metraje, siendo un muy joven Kevin Bacon el gancho de aquel principio de los 90’s. Hora y media de narración predecible, personajes planos, monstruos botargas, sangre y muerte, los pueblerinos van cayendo uno a uno en un lugar donde nadie los escucha gritar ¡Un clásico!

 

Planet Terror (Robert Rodriguez, 2007)

El Fett

terror_1

Zombies, complot gubernamentales y militares, prostitutas con piernas de metralleta, enfermeras gemelas que parecen estrellas porno, anti héroes latinos y malcarados, científicos locos, barbacoa, violencia intrafamiliar, lesbianismo, escotes, estrellas pop muriendo en 2 minutos, gore, genitales masculinos derritiéndose ¡Sí! Todos esos elementos existen y conviven en una sola sandez, la muy divertida y recomendable Planet Terror, que a pesar de lo que usted pueda creer en este momento, si conlleva una trama e hilo conductor lógico, muy básico a pesar de todo su conjunto de falta de coherencia.

Una especie de homenaje a todo el conjunto del cine serie b, Rodriguez encausa el eterno cliché argumental del “elegido” para conglomerar todos los excesos dignos del formato y género. Irónico resulta que, abandonando toda pretensión narrativa, el director haya podido encausar su segundo mejor film (Su primer se llama Sin City) dentro de la serie b incluso llevándose de calle en un mano a mano a Quentin Tarantino, el cual en este experimento de función doble de media noche estrenó la muy intermitente Death Proof que no alcanza a estar ni en esta categoría de recomendadas.

 

This is the End (Evan Goldberg, Seth Rogen, 2013)

Bonus

This-is-the-End-Movie-Poster

He aquí un crudo ejemplo de como el más puro entretenimiento sin lucimientos, sin pretensiones ni objetivos más allá que el de llevar a cabo una comedia acorde al estilo narrativo y actoral de sus inmiscuidos, se levanta de la nada y logra dentro de su incoherencia una película dominguera apta para pasar un muy agradable momento.

La historia de cómo llega el fin del mundo durante una fiesta de excesos entre las celebridades hollywoodenses es una auto burla no solo a las debilidades histriónicas, sino a todo el estándar vivencial de la actual estrella juvenil que ve reflejado en un una peculiar pandilla los excesos de una burda y excesiva existencia, la cual significará el giro y el motor de todo su hilarante argumento basado en el libro del Apocalipsis de la Biblia,  que irónica y brillantemente, la dupla de directores contraponen en ideología y teología con un gremio actoral ignorante, viciado y superfluo.

Muerte, sangre, tinieblas, demonios, posesiones y un guion tan idiota resultan una combinación exquisita gracias a que ninguno de los inmiscuidos toma en serio las cosas.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*