Recomendaciones para escapar de la cartelera

¡Ya están aquí sus recomendaciones para escapar de la cartelera! Sección creada por y para ustedes donde nuestros autores siempre están al pendiente de la tarea que les dejen mientras ellos también aprovechan para explayarse con algunos clásicos o gustos que podrán adquirir en su videoclub de la esquina para así olvidarse un poco de la cartelera de cine que no presentará más que puras tortugas para la próxima semana, así que no cae nada mal la idea de un viernes o sábado por la noche con su amada o amado acostados o recargados en un sofá con sus bebidas de preferencia y una botana viendo una buena película ¿O qué?

peliculas

En esta ocasión  recomendaciones bastante distintas entre sí para todos los gustos y de todos los sabores, géneros y naciones ¿Y ustedes estimados? ¿Cuáles vienen siendo sus recomendaciones este mes?

 

Historia de un abrigo de mink (Emilio Gómez Muriel, 1955)

Cat Movie Lee

abrigodemink

En estos tiempos en los que la violencia es el pan nuestro de cada día, donde poco a poco parecemos estar condenados a perder nuestra propia capacidad de asombro, hay momentos en los que es bueno darse cuenta que las cosas no siempre fueron así, que podemos divertirnos mientras vivimos y que a veces, aunque no nos guste, todo está en manos del destino. Usted dispensará mi querido lector, pero ando un tanto enamorada, reflexiva y un poco ensimismada en mis ayeres. Por esto, les recomiendo una película que encanta desde el primer momento y que deja al espectador en un cierto estado de calma de ola de mar.

Historia de un abrigo de mink es una divertidísima historia melodramática con tintes de comedia romántica y tragicomedia al más puro estilo de aquella dorada mitad del siglo pasado en la que cuatro historias diferentes se unen a través de un punto en común, el abrigo de mink, símbolo de estatus, clase y distinción para la época (aunque yo me sigo preguntando para qué demonios querría un abrigo de mink alguien que vivía en la Ciudad de los Palacios, con el clima que había) y que se convertirá en el hilo conductor que nos lleve de la mano para conocer los problemas, ambiciones y condiciones de una mujer casada harta de su marido, una prostituta ambiciosa, una científica que no tiene tiempo para el amor y una aventurera que va sorteando los retos que la vida le pone.

Con las actuaciones de una deliciosa Silvia Pinal, la enigmática Irasema Dilián, Columba Domínguez y  María Elena Marqués. Todas bajo la dirección de Emilio Gómez Muriel.

Créame, eso de la estructura de historias cruzadas no es de Amores Perros para acá, la cosa es buscarle. Haga el favor de disfrutar de estos 100 minutos y pase un ratito en agusto.

 

Porco Rosso (Hayao Miyazaki, 1992)

Arquicruz

porcorosso_poster

Esta recomendación se la mando con todo cariño a mi estimado amigo el Dr Dark que a veces necesita unos dos que que tres rectos a la mandíbula para que entienda razones y sobretodo porque el personaje le va a gustar.

Porco Rosso es una de las cintas más entretenidas de Hayao Miyazaki donde nos narra las aventuras de un ex-piloto de la Primera Guerra Mundial, evento donde ve morir a su mejor amigo y por circunstancias extrañas cae presa de un embrujo y es condenado a vivir con la imagen de un cerdo antropomorfo, situación que no merma su habilidad como piloto de combate y por lo cual se dedica a vivir como mercenario en el mar Adriático en un hidroavión de color rojo carmesí, razón por la cual le apodan el Cerdo Rojo.

La historia se ubica en la Italia de 1930, un período entre guerras donde había muchas bandas de piratas que atacaban navíos y otras aeronaves, las cuales siempre eran derrotadas por el hábil cerdo del aire y es el motivo por el que unen fuerzas para traer un piloto norteamericano para que haga carnitas a nuestro carismático protagonista.

Esta cinta quizás no sea de las más mencionadas del conocido y ahora retirado Autor, pero es muy divertida y se distancia de las demás cintas ya que en esa se puede percibir esa pasión por volar y sobretodo la personalidad con la que dota a nuestro peculiar héroe, haciéndola una buena excusa para disfrutarla en una tarde de domingo en compañía de quien ustedes deseen ya que la simpleza de su guión y cierto drama hacen que esta pueda ser vista por chicos y grandes.

 

Mary and Max (Adam Elliot, 2009)

Kim Tobías

mary-and-max-movie-poster-1020550958

¿No les convenció la propuesta hipster del ArquiCruz? ¡Pues aquí está otra! Aunque esta cinta no es ni Disney ni Pixar ni Ghibli, esta animación australiana sí que hay que verla si gusta de una historia única, un tanto excéntrica y hasta conmovedora. Mary and Max es una cinta Stop Motion que mezcla un tono dramático con comedia oscura, envolviéndonos paradójicamente dentro de su ironía, en situaciones tan reales como la amistad, el amor, el pesar, la indulgencia y la tragedia pero de un punto de vista inusual que la hace muy característica, siendo esto la esencia del film.

Basada en una historia real, la cinta nos cuenta sobre Mary, una solitaria niña de ocho años que vive en los suburbios de Melbourne, Australia, quien un día decide escribir una carta a algún residente de Nueva York, por lo que para su muy buena suerte (?) escoge en el directorio a Max, quien resulta ser un obeso mórbido de 44 años quién además padece problemas mentales y otras tantas manías  desgracias. El filme nos mostrará el avance de esta peculiar amistad a través de los años y unas cuantas situaciones extravagantes que nos mostrarán lo cruda que puede ser la vida. Definitivamente una película no para cualquiera, que aunque animación, para los niños podría resultar larga y deprimente, por lo que va más hacia un público adulto que esté abierto a lo independiente y no busque en este largometraje algo del estilo Disney. Eso sí, un pañuelo nunca está de más.

Dirigida por Adam Elliot, un director australiano de animación quien en 2003 recibió un Óscar por uno de sus cortometrajes llamado Harvie Krumpet; cuenta además con las voces de la también australiana Toni Collette como la sentimental Mary y del recientemente fallecido Philip Seymour Hoffman como el irreverente Max.

 

Dark City (Alex Proyas, 1998)

Dr. Dark

299761_12336411_lz

Este es uno de esos muy extraños casos en que la traducción del título al español supera al título original (Dark CityCiudad Oscura, suena mucho menos impactante).   Estereotípico caso de una extraña película que fracasó en taquilla pero que con los años ganó el famoso y pretencioso “estatus de culto”, Ciudad En Tinieblas es una divertida joyita del cine noir y de ciencia ficción digna de redescubrirse en estos tiempos de coloridos y payasos  superhéroes.

Dirigida en 1998 por el australiano Alex Proyas, Ciudad en Tinieblas nos narra la lucha de John Murdoch (el infortunado Rufus Sewell) por limpiar su nombre cuando es acusado de cometer numerosos asesinatos que no recuerda, a la vez que es perseguido tanto por la policía como por un grupo de hombres misteriosos, conocidos como Los Extraños, quienes poseen poderes telequinéticos.  Todo acontence en una tenebrosa ciudad que de forma inexplicable se encuentra en una noche perpetua, sin que nadie además de Murdoch repare en ello.

Asistido por el Dr.  Schreber (un irreconocible Kieffer Sutherland), científico prisionero de Los Extraños,  Murdoch descubrá tanto su propia identidad como el motivo de aquella perenne noche, además de las maquinaciones y origen de Los Extraños, revelando una verdad tan terrible como inconcebible, a la vez que busca reencontrarse con su esposa Emma (la preciosa Jennifer Connelly) quien, al igual que todos los habitantes de esta ciudad sin nombre, carece de memorias sobre sí misma

Proyas basó su historia, según cuenta, de pesadillas que tuvo en su infancia, y logra un relato complejo y entretenido que no obstante demanda la completa atención del espectador o será difícil de comprender.  Con una ambientación macabra, sin ser un film de terror, correctas actuaciones y  una escalofriante premisa, Ciudad en Tinieblas es una entretenida obra de ficción para abstraerse de tantas explosiones y chistes de pastelazo.   Y es que a diferencia de M. Nigh Shayamalan, quien cometió uno de sus tantos crímenes en contra del cine al atreverse a realizar un film basándose en un cuento improvisado por él, Proyas nos transporta al espeluznante centro de sus pesadillas.

 

City of God (Fernando Meirelles, 2002)

Peter Bridges

CityOfGodmovieposter

Cuando la radiografía social se aplica de forma inteligente a un molde narrativo que conlleva actuaciones creíbles y un guion que fluye con soltura a través de sus actos para estructurar a sus figuras principales lo que se logra es un filme como Ciudad de Dios. El argumento gira en torno a dos amigos que desde la infancia  toman caminos diferentes para tratar de sobrevivir en su ambiente, siendo uno el que opta por la mafia y el otro el que busca ganarse la vida honradamente tratando de ser periodista. La vida, como siempre, les pasará factura y sus caminos se volverán a cruzar no de la forma que habrían deseado.

En 2002 aparece el director brasileño Fernando Meirelles para ofrecer una cinta que mueve fibras por lo crudo de su propuesta visual, lo realista de su puesta en escena y lo íntimo de su narrativa. Apoyándose de un grupo de jóvenes actores, novatos, completamente desconocidos en el ámbito internacional pero ampliamente relacionados con las situaciones expuestas a lo largo del metraje. La crudeza y dificultad de una vida en el gueto de Rio de Jainero y las precarias condiciones sociales de “Ciudad de Dios” son reflejadas a través de esta crónica del crimen con una intensidad pasmosa y visceral.

La cinta puede sentirse lenta en ciertos paladares, si embargo, un Meirelles en su apogeo directivo imprime la narrativa no lineal utilizada por ejemplo en Amores Perros (muy similar a este film en su propuesta) para sortear ciertos vacíos y proyectar un ritmo persistente que ve sus mejores momentos hacia la mitad del metraje.

El arco propuesto por un guion con ciertas pretensiones melodramáticas no afecta el resultado final ya que es maquillado con éxito a través del relato de mafia. Una película a la que el tiempo no le ha pasado buena factura pero que vale la pena revisionar no porque suponga logros en la cinematografía (que no lo hace) sino porque -como mencioné al comienzo- es una esas cintas radiografía que funcionan en su concepción y combinación con un molde narrativo que se sigue con gran interés.

No todas las radiografías funcionan (Slumdog Millionare) y muchas llegan a dar simplemente pena ajena (No se aceptan devoluciones), pero cuando se hacen bien se logran cintas como estas; honestas e incisivas en su propuesta visual y desarrollo narrativo. Una buena opción que pueden encontrar en cualquier distribuidor oficial y no oficial.

 

Gosford Park (Robert Altman, 2001)

El Fett

gosford_park_ver1

¿Han visto o escuchado alguna vez aquel argumento donde el anfitrión aristócrata es asesinado en su propia casa durante una fiesta y enseguida el misterio se desata tratando de encontrar a culpable de entre todos los invitados, servidumbre y hasta agentes externos? Una premisa por demás conocida y que incluso se ha adaptado a un famoso juego de mesa y satirizado por varios seriales animados cómicos, pero que en manos del gran Robert Altman ve su clímax en narración y ejecución con una cinta de maestría irrefutable llamada Gosford Park.

Nominada a mejor película, dirección y ganadora del Oscar a guion, Altman distribuye un rompecabezas de más de 20 piezas (Personajes todos sospechosos del asesinato) que bajo su cátedra son estructurados y delimitados tanto en lo individual como en el conjunto para su funcionamiento hacía con la trama primordial de misterio en base a mencionado suceso criminal el cual,  no solo destapa una muy entretenida investigación que descubrirá algunos secretos enterrados e intimidades de los implicados, sino que también desenmaraña una red de pasados y relaciones oscuras que al final se tornarán en un excelente giro de tuerca.

Dos virtudes ensalzan esta gran película, la primera el ensamble actoral y las interpretaciones de primer nivel de Maggie Smith, Michael Gambon, Kristin Scott Thomas, Tom Hollander, Bob Balaban, Ryan Phillipe, Stephen Fry, Kelly McDonald, Helen Mirren, Emily Watson, Clive Owen y Richard E. Grant, todos ellos realeza histriónica británica; el segundo, el gran ritmo y entretenimiento que el director imprime a su obra a pesar de estar situada temporalmente en la era aristócrata de los 30’s, que pudiera parecer de primera instancia aburrida, pero que en la realidad podría ser perfectamente tildada como una muy disfrutable y divertida cinta de misterio.

Una joyita del maestro Altman que por alguna extraña razón conserva cierto anonimato ¡Imprescindible!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


7 comentarios

  • Creo que el mayor acierto del mes de cierta compania de cines es traer una retrospectiva de Charles Chaplin, escaparse a los 30s en una epoca de churros va a valer la pena…

    Responder
  • Muy bien me encanta! solo he visto ciudad de dios.. por lo que hay mucho de donde cortar para escaparse de los bodrios que el cine otorga , deberian dar o minimo a los que pidan por correo la pagina de donde uno puede rapidamente acceder a estas peliculas

    gracias, por el aporte! y por el momento solo puedo decir al sr peter bridges que gran recomendacion y para los que no la hayan visto haganlo! , al sr bridges si le gusto esta pelicula y lee esto.. en caso de que no la haya visto y un poco parecida le recomiendo la pelicula tropa elite (elite squad .. me parece en ingles) ..

    y mi aportacion para todos ustedes grandes conocedores y compañeros amantes del cine…. les dejo mi aportacion este cortometraje que es de los favoritos de un servidor por favor dense al detalle de almenos buscar el trailer en youtube. se llama: 2081 – everyone will finally be equal

    saludos a toda la banda !

    Responder
    • Qué tal estimado, gracias por leer y comentar. Su comentario ha sido prueba de que City of God merece ser visionada al menos una vez.

      Y gracias por la recomendación, tropa de elite le tengo pendiente desde hace mucho y de hecho también me la recomendaron. Sobre el corto la verdad no había escuchado nada. Lo anoto en mi lista de pendoentes! Un saludo!!

      Responder
  • Dark City es de lo mejor, la desconocía totalmente hasta que la vi en TCM. Como dato la banda Iced Earth en su disco Dystopia tiene canciones inspiradas en cintas distópicas y Dark City es una de ellas. Todas las recomendaciones son muy buenas, pero me quedo con Ciudad en Tinieblas, creo que seguiré la recomendación y la veré de nuevo este fin de semana

    Responder
  • SUPER RECOMENDACIONES, MAS LAS DE ANIMACIÓN. Y LA RECOMENDACION DEL TIGRE?

    Responder
  • Ahora si que tengo mucha tarea pendiente, no he visto ninguna de las mencionadas y al menos tres las tengo en mi dvdteca, haber si logro verlas en estos dias.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*