Recomendaciones para escapar de la cartelera: Películas que primero no me gustaron y después si

¿Qué dijeron? ¿Ya nos quedamos sin recomendaciones para escapar de la cartelera este mes? ¡Pues no! Tarde pero sin sueño 4 de nuestros autores nos confiesan a través de sus participaciones aquel suceso cinematográfico y personal bastante extraño en donde a primera instancia una película no nos gusta, pero que después de re visionarla una y otra vez se puede convertir incluso en una de nuestras favoritas ¿Si les la ha pasado? Aunque la mayoría de nuestros autores aseguraron que nunca se ha suscitado este extraño fenómeno en sus vidas (Lo cual no les creemos), nos gustaría saber su opinión al respecto estimados y queridas cinescopiantes, y que mejor saber sus recomendaciones respecto a este tópico en particular

peliculas

Recuerden que si la cartelera apesta, pueden confiar en Cinescopia y en sus mensuales Recomendaciones para Escapar de la Cartelera ¡Vamos a revisar estas 4 buenas películas de las plumas de Cat Movie Lee, Bedub, Arquicruz y El Fett

 

Close Encounters of the Third Kind (Steven Spielberg, 1977)

Cat Movie Lee

 e2f295a5bad7e65903a2001a01ddf776

La primera vez que vi  esta cinta de Steven  Spielberg fue hace ya bastante tiempo, unos diez años por lo menos. La odié; por pretenciosa, por ser excesivamente fantasiosa, porque me pareció más larga que la cuaresma de Agustín Yáñez en Al filo del agua y porque el argumento  de esta trinidad de una madre que sufre la abducción de su hijo, un hombre padre de familia común y corriente y el científico loco apasionado del tema, me pareció completamente inverosímil y de flojera total.

Años más tarde, (unos tres aproximadamente) mientras contemplaba religiosamente uno de mis episodios favoritos de Los Simpsons, vi la parodia de una de las escenas de esta cinta, Homero veía la forma de la mística Torre del Diablo, escenario desconcertante y referente icónico de la película… pensé para mis adentros que tenía que revistar “Encuentros” una vez más. No fue al día siguiente, pero lo hice.

El resultado fue distinto, digamos que mi perspectiva cambió, yo di el viejazo o vaya usted a saber, pero le di el beneficio de la duda.

La calidad visual sin duda es uno de los elementos que más revaloro; estamos hablando de los años 70, (saque sus cuentas que yo soy de letras y malísima para matemáticas) los efectos especiales estaban en pañales y este señor la libró, tan la libró que me atrevo a decir que se convirtió en una base sólida que influenció para lo que más adelante se haría en películas con temática extraterrestre ¿Verdad Independence Day?

La musicalización de John Williams, es otro añadido que aporta sabor y credibilidad. Una tonada que sigue retumbando en mi memoria y en la de muchos que como yo, entienden que el fenómeno OVNI no es asunto exclusivo de Jaime Mausan o Iker Jiménez.

 

The Fisher King (Terry Gilliam, 1991)

Bedub

the-fisher-king-alternative-poster-01

Recuerdo haber visto está película  poco tiempo después de su estreno, muchas críticas favorables que yo no podía entender  y terminó aburriéndome e incluso desesperándome porque no sabía lo que pretendía el director, usando extraños lentes para mostrar la locura no sólo de su protagonista sino de los personajes secundarios, resultó imposible de visionar y finalmente opté por apagarla.

Mucho tiempo después llegó de casualidad a mis manos y de hecho, apenas recordaba trazos de su historia pero si sentía cierto fastidio al no haber tenido una buena experiencia la primera vez, como sea le di otra oportunidad y hubo un notable cambio en mi apreciación. Ya había visto unos cuantos films de su director, y el surrealismo y el arte como tal ya hacían parte de mis gustos. Comenzaba a entender que no todo es explícito y que la gracia de historias como estas es la percepción personal.

Finalmente hace como tres años salió el tema de la película en una conversación y decidí volver a verla. Y vaya con la sorpresa que me encontré al poder descifrar cada aspecto del guion y como  ha tomado forma, no porque la película haya cambiado sino porque yo he cambiado. El amor es completamente irracional, no hay forma de ponerlo dentro de un contexto lógico y esto es algo que aprende el personaje principal de un loquito de la calle. Al conocerlo se dará cuenta de todo lo que da este hombre por conocer a la mujer de sus sueños, él no puede explicar toda esa pasión casi ridícula por alguien e incluso llega a sentir envidia por ello. Lo que no cae en cuenta es que él ya tiene a esa persona, a la que ha dejado sola por culpa de su trabajo y ambición. Él lo tiene todo y es el momento de disfrutar con locura ese todo, aunque no parezca mucho.

Terry Gilliam lo hizo de nuevo, trasladó una historia compleja dentro de su muy personal forma de hacer cine, que no es fácil de entender pero a la que hay que darle hasta tres oportunidades.

 

X-Men (Bryan Singer, 2000)

Arquicruz

MPW-33384

Lo admito, en esos años aún era un joven adolescente que desconocía del cine (bueno aun lo hago, pero no tan gacho) y cuando supe de esta producción de Fox con Marvel fui de los primeros a correr a las salas de cine para ver con mis propios ojos la adaptación que había hecho el prometedor Bryan Singer (ahorita nomás Waters cree en él). Mi decepción no pudo haber sido mayor, Wolverine como el eje de toda la historia, Rogue como una niñita asustada, Cyclops como un maldito bueno para nada y al mutante Toad como si fuera el más cabrón de todos los mutantes.

Pero la verdad conforme pasó el tiempo, llegaría X2 y luego la terrible Last Stand, así como la infame Origins: Wolverine que fue como una patada de mula a las bolas. Todo esto y mi inevitable acercamiento hacia el mundo cinematográfico me ayudaron a cambiar de opinión poco a poco, incluso hasta le fui agarrando cariño.

¿Qué importa si Mystique no dice ni pío en toda la película? El personaje  se vuelve más misterioso y perturbador; ¿Wolverine es una maldito inútil? Se entiende sino no se granjea la simpatía del público que no lee cómics; Los poderes no son tan espectaculares, una gran decisión para ir escalando poco a poco y no descomponer el relato.

Aparte debo admitir que ver a Famke Jansen en ese punto exacto de la milfes y aparte ver a Halle Berry en su juventud como la diosa del clima que es, le levanta a uno el ánimo.

¡Hasta la próxima!

 

Finding Nemo (Andrew Stanton, Lee Unkrich, 2003)

El Fett

600full-finding-nemo-poster

Confieso que esta cinta animada en su primera, segunda, tercera y hasta cuarta revisión siempre me pareció un truco emotivo falso, tedioso y en momentos bastante fastidioso gracias a una pez azul con una voz tanto en inglés y en español más enfadosa que el doblaje de La Niñera al personaje de Fran Drescher ¡Mis oídos tronaban, en serio! Una cinta que buscaba la lágrima fácil en todo momento y que incluso para su formato me parecía larga, muy larga.

Pero algo paso de repente y esto que les voy a relatar fue muy reciente. En un sábado extraño sin oficina ni responsabilidades en la mañana al cambiar de canal y estar acostadote en el sofá cama de mi cuarto de películas, decidí dejar la epopeya del padre buscando a su hijo una vez más gracias a que había una secuencia que no recordaba del todo (La de los tiburones); automáticamente la experiencia se fue transformado y en una segunda ocasión en televisión decidí afrontarla en su totalidad, encontrando que había estado equivocado a pesar de esos ciertos elementos de hartazgo en el personaje de Dory.

Finding Nemo de la noche a la mañana se convirtió para mí en una odisea entrañable con picos narrativos tan conmovedores como divertidos que ayudan a acelerar el ritmo y el interés por su historia a pesar de lo predecible y cliché de su argumento. Si bien el doblaje en español no ayuda, la versión original compenetra la voz con el sentir de sus personajes (Algunos desperdiciados e innecesarios, otros inolvidables), una gama de seres tan variadas que comulgan perfectamente con la ambientación de un vasto océano y la búsqueda implacable del pez por su hijo ¡Enhorabuena Pixar! Me has convencido

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*