Recomendaciones para escapar de la cartelera: 7 Libros para Niños adaptados al Cine

Mes del niño y del libro ¿Casualidad? ¡No lo creemos! Definitivamente hay que leer, un hábito que debe de empezar en la infancia y que conlleva no solo a desarrollar habilidades, sino a trabajar la mente e imaginación de una muy distintiva forma ¡No se preocupe! Lo peor que le pudo, puede o le pasar a sus hijos es convertirse en un crítico de Cinescopia, pero en los mejores casos esta práctica le da beneficios como la inteligencia, el conocimiento de la cultura, sociedad y comportamientos de consumo, psicológicos, emocionales y un sinfín de materias y/o rubros que quizá quisiera estudiar, dedicarse o ejercer en algún futuro… menos el de ser presidente de México copetón ¡Ese se obtiene haciendo todo lo contrario y estando sumido en la ignorancia!

peliculas-1

Por tal razón, en esta ocasión 7 de nuestros autores nos han dados algunas recomendaciones para escapar de la cartelera enfocadas en adaptaciones de libros infantiles al cine, todas ellas dignas de leer, ver y en algunos casos afortunados… ambas.

Recuerden, que si la cartelera apesta, cada mes en Cinescopia pueden acudir a sus recomendaciones que no fallan y así poder disfrutar de buen cine en la comodidad de su casa ¿Y sus recomendaciones cuáles son?

 

Harry Potter, La Saga de J.K. Rowling

Mrs. Punisher

 13090492_10153933681234713_836840157_n

Libros llevados al cine siempre son motivo de debate y aunque, hasta ahora, nadie ha reconocido que alguna película es mejor que el libro en el que está basada, me considero una defensora de los libros llevados al cine. Claro que hay libros en los que no vale la pena gastar papel y mucho menos deshonrar la pantalla, pero omitiendo ese “minúsculo detallito” (léase con sarcasmo), creo que el cine es un excelente medio para promover la lectura, sobre todo en los niños y adolescentes.

No se puede hablar de libros infantiles llevados al cine sin hablar de  “La Saga de Harry Potter”, escrito por la  inglesa Joanne Kathleen Rowling. Más que una saga, fue toda una revolución entre sus jóvenes seguidores. Desde la publicación de la primera entrega, “Harry Potter y La piedra filosofal”, los niños y no tan niños esperaban pronto verla en el cine. Su espera tardó tres libros más, porque fue hasta la publicación de “Harry Potter y el cáliz de fuego” que la tan esperada noticia llegó. Y fue ahí, justo en ese momento que lo que ya era un Best seller comenzó a romper records y a llenar los bolsillos de su ama y señora.

1.- Harry Potter y La piedra filosofal (Harry Potter and the Philosopher’s Stone). Chris Columbus, 2001

2.- Harry Potter y la cámara secreta (Harry Potter and the Chamber of Secrets). Chris Columbus, 2002

3.- Harry Potter y el prisionero de Azkaban (Harry Potter and the Prisoner of Azkaban). Alfonso Cuarón, 2004

4.- Harry Potter y el cáliz de fuego (Harry Potter and the Goblet of fire). Mike Newell, 2005

5.- Harry Potter y el misterio del príncipe (Harry Potter and the Half-Blood Prince). David Yates, 2009

7.- Harry Potter y las reliquias de la muerte (Harry Potter and the Deadly Hallows). David Yates, 2010 y  2011 (Partes 1 y 2)

13081863_10153933681239713_2012739385_n

Las entregas tuvieron sus altas y  bajas, la saga en el cine se fue transformando de la pluma de J. K. Rowling al toque que cada director le fue agregando. Aunque no quiero dedicarme a criticar cada película, casi puedo decir que iban: una bien, una más o menos, una bien, una más o menos.

El cine dotó de magia a cada libro, y no porque no la tuviera implícita ya con la imaginación desbordada de su autora, sino porque la gente se volcó en los personajes. Harry Potter (Daniel Radcliffe), Hermione Granger (Emma Watson) y Ron Weasley (Rupert Grint) se volvieron parte de nuestra familia. Por desgracia para algunos de ellos (los actores) sus maravillosos personajes los condenaron  para toda la eternidad, y ni con un hechizo “Evanesco” van a poder quitárselos de encima. Estos pequeños crecieron con la saga (a excepción claro de Radcliffe que se quedó chaparro),  durante diez años de su vida  representaron un mismo papel; me parece que la brillante señorita Granger será la única que logre librarse de esa maldición.

Grandes actores acompañaron a los pubertos de moda, entre ellos  Alan Rickman que daba vida a mi adorado Profesor Snape. Michael Gambon, vino a reemplazar a Richard Harris, quien entregó su último trabajo en la pantalla grande interpretando al Profesor Albus Dumbledore antes de morir. Ralph Fiennes se volvió innombrable como Lord Voldermont y Helena Bonham Carter odiosa como Bellatrix Lestrange (¡Maldita la odio!). Por la saga también circularon: Maggie Smith (Minerva McGonagall), John Hurt (Garrick Ollivander), Gary Oldman (Sirius Black) y Emma Thompson (Sybill Trelawney) por mencionar algunos.

Harry Potter es ahora lectura obligada para niños y adolescentes, aunque a mi punto de vista, la concepción del mal en el mundo mágico debería demandar muggles de más edad, porque los que son malos, son meramente malos. Demasiado Crucio, Avada Kedavra, Mortífagos y Dementores para los seguidores más pequeñitos. Las criaturas mágicas del mundo Potter se tornaron maravillosas con la aplicación de la tecnología. Arañas gigantes, centauros, dragones ¡pero cómo no!, elfos domésticos (no puedo superar lo de Dobby), Hipogrifos y Thestrals comparten los cielos con las Lechuzas Mensajeras.

¿Y qué me dicen de los objetos? Amplia gama de escobas, varitas y horrocurxes. La capa de la invisibilidad y el Mapa del Merodeaor despiertan envidia entre los estudiantes muggles, lo mismo que el Chivatoscopio o el Gira Tiempo. ¡El Quidditch! Más de un mocoso se ha dado a la tarea de incursionar en este deporte.

El mundo muggle fue infectado por la magia, no hay manera de desaparecer el hechizo. Próximamente tendremos las precuelas de la serie y J. K. Rowling necesitará un encantamiento de extensión para su cuenta bancaria. Con todo lo bueno y lo malo, el mundo mágico de Harry Potter llegó para quedarse, la vida tiene un antes y un después con él. Millones de niños, adolescentes y adultos se dejaron encantar primero con los libros y después con las películas. No me avergüenza afirmar que me incluyo entre ellos y daré el beso de la muerte a quien se atreva a criticar el poder de convocatoria a la lectura  que tiene esta mágica saga.

 

How the Grinch Stole Christmas (Chuck Jones, 1966)

Cat Movie Lee

 grinch

En el contexto de mi infancia, bajo las características que me definieron y que continúan haciéndolo, hay tres historias que me marcaron de forma especial The Aristocats, The Jungle Book y la que recomendaré para este especial: How the Grinch Stole Christmas

En aquellos mis años mozos, cuando lloraba cada que me cantaban las mañanitas, jugaba a vivir en un departamento de soltera y soñaba poder alcanzar el cielo poniendo una escalera en la azotea del edificio donde vivía, jamás terminé (y creo que nunca lo haré) de entender esa época del año tan particular que es la Navidad; ya se sabe, consumismo desbordante, sitios atiborrados de gente, comidas para reventar, ridículos cánticos, adornos por todas partes desde el mes de septiembre y los regalos de mi cumpleaños (noviembre) perfectamente envueltos en motivos ya navideños me orillaron a ser un Grinch, de los más puros y contentos con mi decisión de aborrecer la Navidad.

How the Grinch Stole Christmas es un libro para niños (aunque usted no lo crea) escrito por el Dr. Theodor Seuss Geisel, autor de otras joyas como The Lorax y The Cat in the Hat cuya magnífica distinción es la de sus rimas casi intraducibles y el arte de sus dibujos. Cómo el Grinch robó la Navidad es un libro sumamente fascinante que critica la visión de la Navidad como algo comercial y que además, satiriza a aquellos que obtienen beneficios sacándole todo el jugo que pueden a dicha fecha. Lo publicó la editorial Random House en 1957.

Años más tarde, para 1966, la televisión americana proyectó la historia en un pequeño cortometraje de dibujos animados que apenas y duraba 26 minutos, dirigido por Chuck Jones y narrada por la terrorífica voz de un Boris Karloff maravilloso, fue emitido en la CBS y se convirtió en el nuevo clásico de las épocas decembrinas.

Para el año 200, Jim Carrey llegaría a la pantalla grande para mostrar a las nuevas generaciones quién era ese ser que se convirtió en sinónimo de lo anti navideño. De aquel corto se tuvo que agregar historia para llenar el metraje, así que, en él, se cuenta un poco sobre el origen de dicho personaje y algunas otras cosas que están más que de sobra, la cinta recibió críticas muy variadas en su estreno, aunque durante cuatro semanas fue la película más vista en Estados Unidos.

Originalmente iba a ser co-producida por DreamWorks, pero se retiró en el último momento.

Con una recaudación de 345.141.403 de dólares en todo el mundo, es la segunda película navideña más taquillera de todos los tiempos, superada sólo por Home Alone 1

Todo un referente para los que en esos gélidos días, preferimos envolvernos en la calidez de nuestra cama y pijama y utilizamos esos días para descansar, ver películas y si el humor lo permite, beber y comer con los que quiere hacerlo con nosotros

 

El Increíble Castillo Vagabundo (Hayao Miyazaki, 2004)

Chikilla

el_increible_castillo_vagabundo_menshadowh_1

¿Qué te hace ser niño? ¿Cuándo dejas de ser niño? Lo cierto es que las respuestas a estas preguntas son relativas pues depende de cada persona y la forma en que vea el mundo.

En este día en que celebramos a los niños, celebramos también al niño que todos tenemos y nos hace más llevaderos nuestros días de adulto. En esta ocasión nuestra contribución será sobre libros infantiles adaptados a la pantalla grande. Mi contribución es El Increíble Castillo VagabundoHayao Miyazaki – (2004)

Una de las mejores cintas creadas por Studio Ghibli sin duda. Difiere horrores de la novela, dejando fuera a muchísimos personajes para los que la escritora Diana Wynne Jones había escrito hermosas líneas, pero como ella misma dijo, aun así se centra en el plot principal de la novela y sigue siendo una increíble historia de aventuras y fantasía.

Sophie conoce por casualidad al mago Howl, un mujeriego del que se dice roba los corazones de las chicas lindas. El guapo mago es objeto de deseo de la Bruja Calamidad que al ver los coqueteos del mago hacia Sophie, la hechiza volviéndola una anciana de 80 años. Es así como inicia la aventura de Sophie al ir en busca del castillo ambulante del mago Howl para pedirle que le quite la maldición pues todos saben que Howl es el mejor mago del mundo.

No necesitas ser un niño que sueñe con hacer magia para disfrutar esta historia. No importa tampoco que sea completamente diferente a lo que narra el libro, Hayao Miyazaki sabe hacer su trabajo y el desarrollo de Sophie y su relación con Howl así como la de Howl con Calcifer es lo que mueve la cinta.

Como todas las cintas de Miyazaki, esta tiene su lado de crítica a la devastación del progreso. Esto lo muestra en la sub trama que tiene que ver con la guerra entre reinos y la negativa de Howl para tomar parte en ella.

La animación es simplemente soberbia  y los paisajes que es algo en lo que Miyazaki siempre pone todo el detalle lo dejan a uno sin aliento. Al final como toda película de Hayao hay una moraleja y el mensaje ecológico es entregado, pero tu niño interior habrá disfrutado de principio a fin la fantástica historia de Sophie y Howl Pendragón.

Pd. Si quieres conocer más al respecto de la maravillosa historia te recomiendo leer la trilogía, si, es una trilogía tan amena que seguramente la terminarás en una semana. No le pierdas la pista a Howl y su familia, amarás a todos los personajes.

Howl’s Moving Castle (1986)

Castle in the Air (1990)

House of Many Ways (2008)

 

The Boy In The Striped Pyjamas (Mark Herman, 2008)

Mr. Wolf

 19e7d279adff02cbaecfdaa2a8e86e8a

Basada en el libro del mismo título escrito por John Boyne en 2006; es una adaptación bastante acertada de la película. En mi caso, primero vi la cinta en el cine y, a continuación me dirigí a comprar el libro, el cual casi termino en un día. Salvo algún que otro cambio, insisto, no desmerece para nada a la obra del autor irlandés.

Bajo un guion del propio John Boyne y Mark Herman e interpretada por Asa Butterfield, Rupert Friend, Jack Scalon, Vera Farmiga y David Thewlis, entre otros, The Boy In The Striped Pyjamas es una historia de amistad entre dos niños de diferentes estatus sociales cuyas vidas se irán uniendo hasta desembocar en un inesperado final.

Bruno es el hijo de un alto cargo nazi que tiene abandonar Berlín junto con su familia porque le acaban de “promocionar” para ir a trabajar al campo de concentración de Auschwitz. Ya instalados en su nueva vivienda, muy cerca del campo de exterminio, Bruno se dedica a salir a jugar por los alrededores hasta que llega a una verja muy alta y allí, al otro lado, se encuentra con otro niño, de nombre Shmuel  y de origen judío. Ahí empezarán a entablar su amistad y Bruno acudirá puntualmente todos los días a visitar a su amigo. En uno de sus encuentros Shmuel, preocupado, le dice que hace varios días que no ve a su padre y Bruno decide que le ayudará a encontrarlo y le pide que le consiga un “pijama de rayas” para pasar desapercibido. Ya juntos al otro lado, comienzan su aventura, pero se pone a llover y un grupo de soldados nazis forman grupos de prisioneros y los dirigen a un barracón. La inocencia de Bruno le lleva a pensar que los han metido allí para resguardarlos de la lluvia, pero la realidad es otra.

 

The NeverEnding Story (Wolfgang Petersen, 1984)

Arquicruz

xeed27c4b23086c9fc027916df4bb159b1.jpg.pagespeed.ic.0liwmUOaNX

Para este día del niño hablaré de una cinta de la que casi nunca hablo, Never Ending Story de Michael Ende, un maravillos libro que leí hace eones y no he podido volver a leer desde entonces. Si bien la película no se acerca mucho a lo que se lee en el libro, no podemos negar su belleza que radica en ser un cuento oscuro a pesar de traer la etiqueta de “infantil” narra cosas que rara vez en los cuentos infantiles de estos días.

La historia nos narra de Bastian (Barret Oliver), un niño que debía lidiar con la muerte de su madre y el clásico distanciamiento con el padre, por si no fuera poco se hacía presente el bullying en sus clases. Esta situación lo obliga a ocultarse en la escuela y se topa con un misterioso libro llamado La Historia Sin Fin. El libro lo sumerge a lo que parecería la típica aventura épica donde el mundo mágico de Fantasia peligraba ante un poderoso enemigo. Es entonces cuando Atreyu (Noah Hathaway) acompañado de su magnífico caballo Artax se lanzan en esta misión a rescatar a la joven Emperatriz sin nombre (Tami Stronach) de la nada y su terrible sirviente el lobo gigante G´Mork.

Esta cinta en su duración uno como niño debe lidiar con la muerte de los amigos, la desesperación y miedo, así como reconocer cuando debemos pedir ayuda.  Pero a la vez uno recuerda con mucho sentimiento el tema musical cuando Atreyu conoce a Falkor y vuela sobre su lomo por primera vez y todas las criaturas fantásticas que enriquecen esta historia.

Wolfgang Petersen se saca un 10 con esta película, que no le hizo mucha gracia al autor del libro hasta el punto de deslindarse de esta pero sinceramente marcó toda una época y cambio la forma de contar historias para niños demostrando que si podemos digerir cosas oscuras y tristes como lo ocurre a lo largo de esta gran historia.

Que pasen feliz día del niño, no sean ridículos y dejen de subir sus fotos de niños, sólo nos hacen preguntarnos que ofensas causaron a Dios para terminar como lo están ahora.

¡Hasta la próxima!

 

Shrek (Andrew Adamson, 2001)

Bedub

fc3034754f7e84c632c02eeef81b1953

 

 

SHREK (Andrew Adamson y Vicky Jenson, 2001)

La historia basada en el libro escrito e ilustrado por William Steig. Nos cuenta la vida de Shrek, un ogro particularmente feo quien al descubrir el mundo se enamora de una horrorosa ogra (Tiene sentido ¿No?). La verdad muy pocos elementos son tomados del libro lo que convierte al guion prácticamente en original.

Un humor muy ácido burlándose de los típicos cuentos de príncipes y doncellas pero al mismo tiempo mantiene un tono infantil agradable para los más pequeños. Claras referencias cinéfilas que hacen la delicia de los más grandes. Una magnífica animación para el momento de su salida, logró cautivar a críticos y público, algo que muy pocas películas pueden decir.

También entre sus muchos particulares aciertos encontramos su clara oposición a los estereotipos, prejuicios y demás convencionalismos que se han vendido en las historias infantiles durante años.

Los niños de hoy en día la verdad necesitan historias menos metafóricas y más reales a su cotidianeidad. Shrek es una prueba que un buen guion puede dar mucho más que simple entretenimiento.

Where the Wild Things Are (Spike Jonze, 2009)

El Fett

poster-where-the-wild-things-are

Un caso extraño en mi comportamiento consumista. Tras un tremendo y seductor tráiler auspiciado por imágenes oníricas de monstruos y la pista de Wake Up de Arcade Fire en colaboración con David Bowie, su servidor cayó redondito a apreciar este relato “infantil” al cine  saliendo no solo engañado y ultrajado, sino vomitando y directo al baño a defecar la barbárica mierda que había presenciado. Sin embargo, acabado de limpiar mi trasero, algo en mi me insistió casi de manera imperativa buscar de inmediato la fuente de dicha adaptación, topándome días después con una obra de pocas páginas, muchos dibujos, una sencilla historia y finalmente… una poderosísima metáfora. Fue en ese momento donde pensé: -“Ok, la película sigue siendo mierda, pero al menos ya comprendí lo que me quiso decir Jonze”.

No hay duda que la valía estética del film lleva incluso a perturbar a no que otro adulto, esto debido al excelso diseño de los personajes. El problema recae en que el guion, al querer rellenar los espacios de una novela bella y concisa para ajustar ¡100 minutos de metraje! Convierte a los personajes en muchos pasajes en una familia disfuncional ¡REAL! Cuando todo el meollo del asunto era crear la ilusión metafórica de la misma a través del viaje mental de un niño muy abandonado y solitario con cabrones problemas en su casa.

En el final de mi historia volví a darle una oportunidad al film, ahora con las bases narrativas asentadas del origen ¿Y qué creen?  Seguía siendo mierda ¿Pero saben qué? Vale la pena re visionarla como padres o jóvenes para darse cuenta de las actitudes y emociones tan bipolares y estúpidas que las personas suelen tener. Como puntos buenos se encuentra el diseño de producción, la intrigante banda sonora y las voces de los monstruos, con un James Gandolfini que si llega a asustarnos, tal y como cuando tu mamá te gritaba toda histérica para que levantaras y te largaras a la escuela

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*