Rompecabezas (Puzzle): Desarmando la opresora monotonía

Desempacada en el festival de Sundance de este año y de la mano del director Marc Turtletaub, nos llega el remake del film argentino del mismo nombre de Natalia Smirnoff.

La película nos cuenta la historia de Agnes (Kelly Macdonald), una abnegada ama de casa que vive en las afueras de la ciudad y que se dedica totalmente a su esposo y sus dos hijos. El día de su cumpleaños recibe como regalo un rompecabezas de 1000 piezas y un buen día decide ponerse a armarlo y se da cuenta que lo termina muy rápido, así que decide armarlo de nuevo. Al pasar los días decide tomar el tren para ir a la ciudad y comprar un nuevo rompecabezas pues algo en ella se ha encendido y los engranajes del autodescubrimiento han iniciado su marcha. En la tienda de rompecabezas encuentra una publicación de alguien solicitando un compañero para armar rompecabezas y a partir de aquí el mundo como lo conocía se cimbrado hasta los cimientos.

Esa es básicamente la premisa, pero lo grandioso es la genial actuación de Kelly Macdonald como Agnes. Esa mujer que al parecer da por sentado que su vida transcurrirá monótona, siempre con la misma rutina, es el ejemplo de muchas mujeres amas de casa que prácticamente son esclavas de la cocina y los hombres a los que atienden, más que amar lo que hacen, lo hacen porque deben. La cinta es muy clara y el director Turtletaub así lo menciona cuando se le cuestiona sobre el guion diciendo:

“Me di cuenta que era la historia de una madre y esposa viviendo en un suburbio, dedicada a su esposo e hijos, y yo conocía a esa mujer; era mi madre. Crecí en un suburbio de New Jersey y ella estaba dedicada solamente a mí y a mi padre. Así que cuando leí el guion sentí que era una historia que podía contar”

Si bien se nos lleva un poco al mundo de los rompecabezas, el director no se centra en este, sino que es más bien el medio para contar la historia de Agnes. Cierto es que Agnes es tímida, muy reservada y nerviosa, sin embargo durante la historia, la interacción de Agnes con su compañero de equipo (en el armado de rompecabezas) la hará cuestionarse su mundo y poco a poco ir viendo su vida con nuevos ojos. La película nos habla de la autorrealización y descubrimiento de una persona, sobre todo  lo que daba por sentado y como un simple evento como un pasatiempo puede desencadenar una serie de sucesos que pueden llegar a marcar la vida de una persona.

La trama es ágil a pesar de ser sencilla. El director se toma su tiempo para darle oportunidad a Kelly Macdonald de brillar, de ir sacando poco a poco a la mujer que existe atrás de la esposa y madre, de modo que ella cargue con el peso dramático que hay que decir que le cae de maravilla.

De hecho hace poco vi una película de 2017 para TV, con Kelly y Benedict Cumberbatch (The Child in Time) que es otro ejemplo del buen desempeño de esta mujer que nos sorprendiera en 1996 en la aclamada Trainspotting de Danny Boyle.

Por su parte el actor indio Irfan Khan (Robert) está perfecto como este hombre necesitado de un compañero que termina por complicar la vida de esta mujer al cuestionarla directamente y sin rodeos sobre las cosas más sagradas para ella. Sin duda el señor Khan (que este mismo año estuviera bajo tratamiento por un tumor en el cerebro) es un actor que siempre nos entrega lo que se le pide, una actuación de calidad.

El reparto se complementa por:

David DenmanLouie

Bubba WeilerZiggy

Austin AbramsGabe

Liv HewsonNicki

Le recomiendo ampliamente esta película o si vio la versión argentina le invitamos a que nos comparta su opinión. Yo después de ver esta sí me quedé con la espinita de cómo es será la película latinoamericana, así que la buscaré para darle un vistazo.

¡Hasta la próxima!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


2 comentarios

  • Acabo de ver la película.

    Responder
  • Y realmente me gustó. Mucho. Yo no percibí que ella descubriera que era buena armando rompecabezas, creo que lo redescubrió. Y la historia es sobre esa voz que está perfectamente dominada, pero que una vez que se alza va en cresendo. Sobre todo lo que encaja perfectamente, porque realmente no encaja nada y llega el momento, temible tal vez, en el cual no hay como seguir con la vida tan perfecta y hay que empezar a vivir de verdad.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*