Santa Clarita Diet Temporada 2: El sarcasmo como primer plato

Entre tantas series de Ciencia Ficción, de historias de época (Peaky Blinders, The Crown, Vikings) y superhéroes,  poco espacio queda para una serie que involucre una familia americana de clase media. A estas alturas parece algo como para “simples mortales”, lo curioso con Santa Clarita Diet, es que basta que tengas un estómago fuerte y cierta fascinación por los no muertos, es decir, por los zombis.

Cuando estrenó esta serie el año pasado, quedé inmediatamente enamorada de ella, el tipo de humor que maneja me viene perfecto. No deja de ser algo estúpido, pero Victor Fresco, presenta al sarcasmo como primer plato, acompañado de una guarnición de tonalidades oscuras y  un toque de gore.

Por si no lo recuerdan, o no han visto la primera temporada, les diré que la trama gira alrededor de un matrimonio de agentes inmobiliarios, Sheila (Drew Barrymore) y Joel Hammond (Timothy Olyphant), quienes tienen una hija adolescente llamada Abby  (Liv Hewson).  Un día Sheila sufre una extraña transformación que despierta en ella el incontrolable deseo de comer carne humana.

Debo decir que su apariencia simple o común es lo que más me sorprende. Durante la primera temporada tuve la sensación de que los diez capítulos se me hicieron efímeros, de hecho, la volví a ver unos días antes del estreno de la segunda temporada y la sensación fue la misma. Sin embargo, la nueva entrega se siente más larga, se puede disfrutar a menor velocidad. Bajaron el toque de gore y el humor ya no me pareció tan explosivo como antes, pero comienza a tomar más sentido.

Etiquetas:  


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*