Sicario 2 Día del Soldado: Te queremos construir un muro

Tengo algunos crush cinematográficos y en esta secuela se juntaron dos, Benicio del Toro y Josh Brolin ¿cómo? ¿es una secuela? Pues sí; confieso que no vi la primera película y ni siquiera recuerdo haberla visto en cartelera, pero allá vamos.

Todo empieza con una leyenda informativa donde nos dicen que cada día pasan no se cuantos miles de indocumentados hacia lo Estados Unidos, y todo esto gracias a los carteles de drogas. Primer punto, los carteles no solo se dedican a llevarles drogas a los inocentes estadounidenses, si no que también les pasan a esos malditos indocumentados, que se aprovechan de ellos y les quitan sus trabajos.

Después vemos en acción a la patrulla fronteriza, persigue a unas personas   por el desierto cuando de repente detienen a un hombre, que se toma el tiempo de sacar sus alfombras, ponerse a rezar y ¡pum! Explota. Saben que es terrorista por las alfombras que milagrosamente quedan intactas después de la explosión (¿dónde venderán de esas alfombras?…mejor no las compro, no vayan a pensar que soy terrorista), y  corte. En otra ciudad entran tres hombres a un súper mercado lleno de gente y explotan. Estados Unidos está sufriendo otro ataque terrorista por parte de los musulmanes (o cualquiera que sea barbón o hable árabe), así que empieza una investigación por medio oriente donde se llega a la conclusión de que los terroristas entraron por México y fueron ayudados por los carteles mexicanos y, para solucionar este problema, hay que provocar una guerra entre carteles ¿cómo? Secuestrando a la hija del líder de un cartel y para esto le piden ayuda a “Alejandro” (Benicio Del Toro).

A partir de ahí nos olvidamos de los terroristas musulmanes y nos dedicamos a ver lo fregones que son los gringos contra los mexicanos, como violan leyes fronterizas, vienen y hacen sus balaceras sin que nadie les diga nada, como tiene tan mala puntería los mexicanos y ellos desde un helicóptero en movimiento pueden matar a cuanto le pongan el ojo. Tocan temas sobre las ciudades fronterizas; los jóvenes que empiezan, desde muy temprana edad, a pertenecer a estos carteles y van escalando hasta ser sicarios de estos.  “Alejandro” es prácticamente indestructible (¡claro! Esta del lado de los gringos) y “Matt Graver” (Josh Brolin) es un gran estratega para capturar narcos y con una puntería insuperable.

La película tiene muchos tintes de western, hay mucha escena que recuerda a las películas de vaqueros. Mucho balazo, mucho muerto, mucha sangre. Una película muy oscura, literal, no se distingue bien, casi todas las escenas son de noche y cuando sucede algo de día es como al atardecer. Está muy mal iluminada y aunque tiene mucha acción, resulta aburrida por lo predecible que es.

Esta joyita “anti inmigrante” es dirigida, muy pobremente, por Stefano Sollima. Actúan, además la niña Isabela Moner, Jeffrey Donovan, Catherine Keener y Bruno Bichir que la hace de un campesino sordo mudo llamado Ángel que vive en el medio de la nada con su esposa sordomuda y su bebe no sordo mudo. Si, yo tampoco entendí para que venia al caso esto, pero ahí sale en la película y ni aporta ni nada ¡Ah, sí! Para que veamos que el personaje de Benicio del Toro habla ingles, español y el lenguaje de señas ¿qué tal?

En verdad es una perdida de tiempo, además de que te tiene haciendo chile con la cola de ver como nos retratan estos gringos y les urge  poner su muro. Por mi que lo pongan, no quiero se sigan pasando como si nada a México a hacer sus balaceras, comprar drogas y violar leyes que allá serian incapaces.

P.D.: Todo indica que habrá Sicario 3, pero por mas mis crush que sean, no pienso verla ¡He dicho!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


1 comentario

  • Vilma, sin palabras. Te recomiendo la primera, con más puntos a favor por ser su director el canadiense Villeneuve ( ¡qué manera de filmar!) y con una Emily Blunt dando el equilibrio y cierta autocrítica su personaje.
    Ahora, al mismo guionista le ha dado por una historia con más infamia y dirigida por alguien con menos maestría que el anterior. ¿El punto de vista de los gringos sobre narcos, inmigración y -¡que novedad!- terrorismo islamista? El de siempre.
    Ahora, pregunto yo si son Uds. como mexicanos los únicos que advierten estas cosas en la peli, porque les atañe. Los críticos de publicaciones serias parece que se concentran en otras cosas al evaluar.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*