SOY WARS: The Fandom Menace

La nueva moda tóxica conocida como el Social Justice Warriors (SJW) ha dado muchos dolores de la cabeza en distintos rubros del entretenimiento, una de sus más recientes víctimas fue la casa editorial de cómics Marvel Cómics, quien cambió la mayoría de su alineación de sus emblemáticos personajes por otros nuevos con un enfoque más “incluyente” y representativo de las minorías dejando de lado las historias fantásticas para darle un contexto más social en su contenido causando una molestia en los fans.

El personal encargado de escribir dichas historias, en lugar de escuchar las quejas de sus clientes decidieron que era mejor atacarlos y acusarlos de racistas, xenófobos y machistas. Así es, prefirieron atacar a los fans y el resultado fue doloroso para todos: Las ventas en general cayeron más del 30%, las tiendas dedicadas a la venta de cómics, dejaban de solicitar los productos de la casa editorial y las críticas eran devastadoras. Fue cuando Marvel despertó del embrujo de las SJW y se dieron cuenta de muy mala forma que dicho colectivo no consume su producto, ni siquiera les importa: Un ejemplo muy sencillo, mientras que la película de Black Panther batía récord tras récord, los cómics de dicho personaje que se lanzaron al mismo tiempo fueron cancelados luego de 5 números por bajas ventas.

Uno diría que Disney/Marvel aprendería su lección, y se enfocaría en sus lectores fieles quienes sí leen y compran los cómics como un medio de escape, pero como ustedes saben, no fue así.

HACE MUCHO TIEMPO, EN UN FANDOM MUY LEJANO

En The Last Jedi prefirieron dejar una escena donde Luke ordeñaba un alien en lugar de mostrarlo llorando por la muerte de Han

Era diciembre del 2015 y en esta su casa del buen cine estábamos listos para darle la bienvenida a la nueva saga cinematográfica con la cinta conocida como Star Wars: The Force Awakens, sobra decir que fue una monumental decepción al notar un reboot descarado de la cinta a New Hope, una total incomprensión del universo Star Wars sin olvidar lo mediano como producto cinematográfico. Entre esas cosas alguno notamos un patrón no muy prometedor que se encaminaba hacia la senda del lado oscuro del internet: SJW.

Pero pasaron los años y las cosas parecían prometer, la serie Rebels y con la correcta Rogue One; las expectativas crecieron y todo parecía enfilarse a una próxima entrega que podría enmendar los errores cometidos en la cinta anterior.

Ahsoka Tano, mujer y amada por los fans debido a su correcto desarrollo dentro de las series animadas

Las cosas se mostraban optimistas hasta el final del año pasado cuando se estrenó la esperada The Last Jedi, la cual causó un verdadero cisma no solo entre los fans, sino entre el público y la crítica especializada cuando dejó en claro la cantidad de críticos patrocinados o que tendían a favorecer a ciertas casas productoras por los clásicos favores como atender a premiers y eventos exclusivos. Mientras que en Rotten Tomatoes los críticos la certificaban como un producto de calidad, los fans y el público en general la mantienen en un horrible 46% de aceptación y amenaza con seguir bajando.

En este blog denunciamos abiertamente la porquería de cinta que habían entregado, un filme pretencioso, pobre y muy mal narrado y eso sin hablar del daños que causó a personajes como Luke Skywalker y la Princesa Leia, quienes se alejaban por completo de lo que se había establecido anteriormente y con una justificación muy pobre y mal llevada. Su servidor haría un cómic para externar su molestia, el Fett derramaría su bilis en su crítica y Disney callaría a Mark Hamill por opinar de manera negativa del filme.

Uno seguiría con su vida normal, ¿no es así? Pues no en los USA y es por eso que los fans de dicho fandom iniciaron las Guerras de Soya, ya que así es como apodan a esta nueva trilogía, la cual se asemeja a esa comida vegetariana que simula ser una hamburguesa pero en realidad es de soya.

The Attack of the *Shills

*Shills = Cómplices o vendidos

La dupla DC/Warner son un ejemplo de caballerosidad, respeto y madurez a la hora de enfrentar los resultados, quienes han cometida una serie de errores con su universo cinemático DCEU, donde no pudieron complacer por completo a fans, público en general y la prensa especializada. Warner tomó las riendas del asunto, despidió a quienes no dieron resultados, analizaron pérdidas, buscaron lo bueno dentro de lo malo y todo siguió su cauce.

¿Diversidad? Sólo vemos mujeres blancas

Es aquí donde inician los problemas para Disney, ya que Kathleen Kennedy, la mujer que se quedaría como la encargada del legado de George Lucas, empezó a atacar a uno de los fandoms más antiguos y unidos de nuestra cultura pop, caray, prácticamente se puede argumentar que el término fandom fue inventado por los fans de Star Wars. Así que sintiéndose todopoderosa e intocable comenzó a atacar las críticas de aquellos que se atrevían a alzarse en su contra con los clásicos insultos que van desde: “Ustedes no comprenden mi película” hasta la vieja y confiable “Eres un racista machista que no puede ver una mujer ’empoderada'”.

Pero la cosa no se detuvo ahí, KK decidió quitarle el bozal a sus perros de ataque entre los que figuraba nada más y nada menos que Rian Johnson, director de dicha cinta, atacando a los fans que no estaban contentos con dicha película y confesando que sus planes eran deconstruir Star Wars y crear una disrupción cuando lo único que logró fue causar un total desastre, ya que luego salió a la luz que JJ Abrams había dejado una guía de cómo debían continuar los capítulos 8 y 9 para mantener una coherencia narrativa.

Pero esto no se quedaría así, KK destaparía sus intenciones de promover una agenda más progresista y del tan temido feminismo de tercera ola colgándose de la fuerza de movimientos como el #MeToo para impulsar sus ideas entre las cuales destacan bellos comentarios como “La Fuerza es femenina” y otro como “Necesitamos menos hombres blancos en Hollywood” el cual es muy gracioso tomando en cuenta que de las 4 películas estrenadas para Star Wars solo emplea directores, quienes de paso no solo son hombres sino blancos sin la posibilidad de ver a una mujer en el banquillo del director. Otro de los descubrimientos es que Collin Trevorrow tenía en mente mantener con vida a Luke Skywalker hasta el capítulo 9, cosa que también era del agrado de Mark Hamill, pero ya sabemos que pasó con ellos dos.

The Revenge of the Fans

Pero las cosas se saldrían de control cuando el actor venido a menos Freddie Prinze Jr, mejor recordado por haberse casado con Sarah Michelle Gellar y para los fans como la voz del carismático  Kanan Jarrus, caballero jedi de la serie Rebels, quien sin decir agua va, empezó a atacar a los fans de Star Wars al decir que solo los hombres blancos de 40 y que viven en el sótano de sus madres no les gustó The Last Jedi. Dicho sea de paso, incendió twitter y desató una lucha entre el actor y los fans en donde gente de otras etnias lo enfrentó al hacerle ver que no eran ni blancos, ni gordos, y ni siquiera hombres y no estaban contentos con la cinta.

Luego uno de esos sitios acusados de ser “paleros” con Disney conocido como the Dork Side of the Force se dedicó a atacar al joven Gabriel Chavarría quien hizo un video a manera de parodia donde decía que no iría a ver la cinta conocida como SOLO por razones personales y otras ya comentadas en este post. El detalle gracioso es que dicho fanboy ni siquiera era un influencer, ni figuraba en el mundo, y sin darse cuenta que hizo el video por pura diversión por lo que les salió el tiro por la culata ya que la fanaticada decidió ir a ver dicho video y sopesar la posibilidad de no ir a ver la película que nadie pidió.

Si bien la cinta resulta ser amena y en momentos entretenida, se aleja de los canones establecidos de Star Wars y de paso convirtiendo a Lando Calrissian, un veterano y atrevido soldado en un afeminado y vanidoso apostador porque SJW.

Actualmente Solo no solo ha tenido críticas tibias en el mejor de los casos, sino que su desempeño en la taquilla ha sido devastadoramente pobre a pesar de todas las estrategias para hacerla coincidir con un fin de semana largo y alcanzar los 100 millones en abertura los cuales no consiguó y al parecer no conseguirá sino hasta la tercera semana.

El problema es tan serio que hasta canales dedicados al entretenimiento “geek” ya incluso comparan a la nueva saga de Star Wars con el DCEU. Y para ser honestos, no todo es una consecuencia directa de los fans, sino de una falta de comprensión del producto así como su desempeño en las taquillas internacionales. Usualmente China suele ser el empujón para todas las cintas de Disney e incluso las de DCEU, pero pasa todo lo contrario con Star Wars y ha terminado por ser el verdugo de Solo.

The Spark of the Rebellion

Un detalle que Kathleen Kennedy y su cohorte de aduladores nunca llegaron a pensar fue que los fans de dicha saga podrían hacerles daño, actualmente YouTube se transformó en el hogar de la rebelión donde varios canales que se dedican a publicar contenido sobre Star Wars, han unido fuerzas como nadie lo hubiese sospechado denunciando los excesos de dicha mujer al no respetar del legado de Lucas y de paso declarar la guerra a quienes volvieron a Star Wars la saga más popular de todos los tiempos.

Estos son los canales y su descripción a continuación:

Geeks & Gamers

Es un canal dedicado a todo lo que engloba la “cultura geek” que va desde películas, videojuegos hasta cómics, pero últimamente ha tenido un serio enfoque a todo lo relacionado con Star Wars ya que Jeremy (@DDayCobra) es fan acérrimo de la trilogía original y que incluso le tiene algo de cariño a las precuelas. Un canal muy interesante con mucho contenido en general y con un enfoque moderado en cuanto a lo que ocurre con Star Wars:

ComicArtistPro Secrets

El canal del dibujante de cómics Ethan Van Sciver quien muestra los secretos para dibujar y entintar como todo un profesional y de paso dedica su tiempo a hablar de Star Wars, ya que como el cazarrecompensas de este sitio, vive y respira la trilogía original, así como el universo expandido y el viejo canón que tanto aman estos frikis.

World Class Bullshitters

Así es mis valientes, estos tíos no se andan por las ramas, son agresivos, nada elegantes y se podría decir que de los más radicales de esta alianza contra el Imperio femichairo de Kathleen Kennedy y sus lacayos. Son 6 tipos que te matan de risa con sus comentarios cargados de odio fanboy, pero que saben armar muy buenos reportajes en especial el dedicado a los juguetes de Star Wars, que a pesar de estar en remate, no logran venderse:

Iván Ortega de Film Fix

Así es, si hay una rebelión o alguien que la va a hacer de pedo contra una gran empresa debe haber un mexicano experto en falsear las cosas y en ese puesto entra Iván Ortega quien se ha dado a la dura tarea de re editar por completo la cinta de The Last Jedi, ya sea usando material de otras cintas anteriores hasta agregar nuevas escenas, entre ellas una pelea de sables como todos esperábamos entre Kylo Ren y Luke Skywalker. Aquí les dejo un video de su canal y otro donde explica cómo es que hace sus trucos jedi de edición:

En resumidas cuentas

El problema no son los personajes inclusivos ni protagonistas femeninos “empoderados”; Dave Filoni en su serie Rebels abundan los personajes femeninos fuertes como Hera Syndulla quien es la que mueve el pandero y no el Jedi Kanan; sin olvidar que la rebelde Sabine no juega el papel de interés amoroso de nadie y qué decir del gran arco argumental de Ahsoka Tano, quien fue salvada de las garras del olvido y tuvo un regreso triunfal en esta serie (casi chillo cuando la vi full Jedi Master) y por supuesto tenemos a Rogue One de Garreth Edwards que claramente mantiene una agenda con sus mensajes y críticas, pero sin afectar el desarrollo de la cinta siendo la película de Star Wars actual con mejor consenso.

Al día de hoy, las cosas no pintan bien para Kathleen Kennedy y su visión de Star Wars, incluso corren rumores que el episodio IX no llegará a tiempo. Esto es una muestra cuando no escuchas a tu público y solo te importa quedar bien con quienes no consumen tu producto.

Cheers!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Samuel Spade    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*