Momentos De Terror Que Te Jodieron La Infancia: Kingdom of the Spiders

A mí me queda claro que lo mejor que me pasó fue crecer en los ochentas. Esa década en que conocimos los pininos de lo que hoy se llama tecnología. En aquellos tiempos uno se divertía viendo caricaturas tiernas como Los Thundercats, Don Gato, Conan el Bárbaro, Voltron y Mazzinger Z. La hora de jugar era salir despavorido a la calle y juntarte con tus amigos para jugar canicas, fut-beis, quemados o simplemente para correr como locos y gritar como desesperados mientras nuestras madres descansaban de nosotros viendo sus telenovelas favoritas.

Pero también fueron épocas oscuras… tiempos en que si te descuidabas podías quedar TRAUMADO PARA SIEMPRE… Esos traumas venían en diversos empaques y la mayoría se hallaban en el cine o la tv.

Yo tendría como 8 o 9 años, era inocente y mi único temor era encontrarme con ‘El Viejo del Costal’. Pero estaba apenas por conocer lo que me traumaría por el resto de mi vida y no solo eso… me dejaría en un estado total de catalepsia del que solo una fuerza mayor me podría sacar.

En ese entonces había cientos de películas sobre plagas, moscas, ratas, víboras, abejas (eran muy socorridas) y mi mayor TERROR… ARAÑAS… no cualquier araña, las arañitas que caminan a brinquitos y se comen las moscas son tiernillas… ¡noooo! Yo digo ARAÑAS… de esas tarántulas peludas del tamaño de tu mano, de esas que corrían más rápido que tu y te cazaban, de esas que salían de los lugares donde menos te lo esperabas. De esas son de las que hablo.

Una veraniega tarde ochentera ya después de meternos de jugar nos pusimos a ver una peli: TARANTULA, El reino de las Arañas (1977) y aquello que parecía divertido fue tornándose espantoso. Según esto, las arañas estaban creando colonias enteras y enormes a las afueras de un poblado y su veneno era tan letal como para matar una vaca. Todo esto porque al parecer las estaban rociando con un pesticida que potenciaba su veneno natural haciéndolo 5 veces más potente y fatal.

De pronto uno comienza a ver cómo las arañas aparecen en todos lados y lo peor y más traumante es que nadie se percata… ¿Es que eran ciegos? ¡ por todos los cielos! Pegadas a las sábanas tendidas, paseándose en el jardín, en el cesto de la ropa sucia, bajo el comedor, en los árboles del parque.. Y NADIE LAS VE.

No pues con tanto ciego, no tardaron en arremeter contra los humanos avaros que como siempre en este tipo de películas los hay. El alcalde ambicioso que se niega a la solicitud de cancelar la fiesta del pueblo para no perder dinero sin importarle que personas salgan heridas.

Mis ojos inocentes ven como el ataque final de las arañas que según explican se encuentran hambrientas debido a que los pesticidas han aniquilado a sus presas naturales, comienzan a atacar y matar y empaquetar en telarañas a cuanto ser vivo se encuentran. Esas arañas si que estaban enojadas.

Al final y lo más dramático de todo es que vemos las calles del pueblo cubiertas de telarañas, que digo cubiertas, tapizadas… Las arañas ganan y los pocos supervivientes se encuentran arremolinados en una pequeña casa donde si salen los matan, si se quedan dentro no tienen escapatoria. TERROR TOTAL.

A la fecha esa tonta película me dejó tan dañada que no puedo ver una araña de unos 5 u 8 cms porque literalmente me paralizo. Una ocasión dure media hora mirando una araña en mi jardín por temor a moverme y que me saltara… y la araña lo sabía, también me observaba… El Apocalípsis no será zombie, ni nuclear, ni habrá fantasmas o payasos asesinos venidos de mundos distantes… SERÁN ARAÑAS… arañas gigantes… lo sé. Y sino me creen chequen esto que pasó en Australia.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*