Televisión: Telenovelas  no, Doramas si

Nop. Esto no será nada sobre Televisa o TV Azteca haciéndole pelea a Telemundo o Caracol con sus antiguas estrellas mudadas de casa. Nop, la cosa no va por ahí.

Actualmente todos vemos las telenovelas como un producto retrógrado que hace un mal reflejo de la cultura y la sociedad del nuevo milenio. Sin embargo, cierto es que las telenovelas reflejan de cierta forma la cultura y a la sociedad, y aunque hay (en el caso de nuestro país) muy poco de dónde escoger y en los últimos años hemos terminado por importar ideas y reciclarlas con cuanto adolescente nuevo, dotado con un buen cuerpo se les aparece a los productores. La verdad es que hay mucho más allá de lo que TV Azteca y Telerisa nos quieren vender.

Telenovelas asiáticas.

Doramas, del vocablo japonés para drama (???) son el equivalente de las telenovelas como las conocemos pero con muchísimas ventajas, como que no duran eternamente por ejemplo, según sea el país de origen, la duración varía entre los 11 a los 24 capítulos como estándar, la transmisión es semanal y los temas que tratan son infinitos como infinitos sean los temas de los mangas y los animes.

En los países asiáticos orientales los reyes de tales doramas son Corea del Sur, Japón, China (Taiwan), Tailandia y Filipinas, más o menos en ese orden.

Los doramas son la moda entre las jovencitas y las no tan jovencitas que siempre están buscando rostros nuevos, ya nadie se cree las lágrimas falsas de William Levi, ni se identifican con los dientes de caballo de Jaqueline Bracamontes o Anahí. Las chicas actuales buscan más y voltean a otros mercados.

Como les decía, los temas son tan variados como el universo manga pues en su mayoría (un 98%) los doramas están basados en un manga (Comic) que a su vez puede ser del género

-comedia

-romance

-drama

-histórico

-ciencia ficción

-aventura

-policiaco

-fantasía y la lista sigue, agréguele a eso que además de esas categorías los separan para hombres, mujeres, gays, eróticos, monstruos, peleas, más chicas que chicos (harem) y cosas por el estilo.

Y es que en aquellos países la gente acude a salas de lectura para sentarse con una taza de café (todo un arte si ha visto cómo se la rifan los asiáticos con las decoraciones de los capuccinos) o su snack favorito y se ponen a leer comics, así es, incluso los adultos lo hacen y son negocios que al igual que los casinos en México, jamás estarán vacíos. Es parte de su cultura leer mangas. Y de los más exitosos es que las cadenas de televisión hacen los mencionados doramas.

nodamecantabileliveaction

De estos uno puede hallarlos en sitios en internet donde los vemos subtitulados, usualmente con fansubs, pero con un trabajo bastante profesional. De este mundo de los doramas es que su servidora se declara completa fan. Ya saben lo mío es la TV y si viene de otros lares mucho mejor.

De los Doramas que he visto a lo largo de los años hay muchos que valen la pena ser mencionados, y lo haré más adelante. Sin embargo en esta ocasión quiero hablarles sobre uno de mis favoritos del que hace poco vi el final luego de años y años de estarlo buscando sin éxito. Se trata del dorama Nodame Cantabile de 2006 en su versión japonesa. Otra regla de las telenovelas en cualquier continente es que si fue un éxito en algún país hay que hacer la versión propia para cada país. Este hasta ahora solo lo he visto en japonés.

¿De qué va? Noda Megumi es una chica de 22 años que estudia música, piano, en una prestigiosa escuela de Japón. Ella es de familia pobre y es nuestra protagonista, una chica medio extraña dotada de un oído privilegiado que le permite aprenderse una partitura con solo escucharla una sola vez. Chiaki Shinichi es el chico popular y el sueño de todas, y todos. Solo que es demasiado arrogante. El sueño de Nodame es hasta ahora ser maestra de kínder y estudia piano para poder escribir canciones para los niños, el sueño de Chiaki-sempai es ser director de orquesta. Aunque para eso tiene que dejar Japón e ir a conservatorios en Europa, de lo que no ha sido capaz de hacer por todas las fobias que tiene.

La historia nos va llevando a lo largo de 11 capítulos por el ir y venir de los personajes y todos aquellos que se cruzan en su camino. Es una comedia como les gustan a los asiáticos, exagerada pero divertida. Aunque hay que recalcar que como la mayoría de las comedias o doramas escolares siempre tienen implícito un mensaje alentador. Probablemente debido a que en los países orientales los  índices de bullying y suicidios superan a los del resto del mundo.

Así y al más puro estilo de Manual de Supervivencia Escolar de Ned, vemos efectos que para ojos no conocedores son chafaísimos, como los muñecos o maniquís que salen volando por los aires cuando son golpeados, los dibujos que forman parte importante del desarrollo de la trama, los ‘efectos especiales’ como un avión de juguete simulando un aterrizaje forzoso y demás cosas similares.

Planes

La serie hace también un análisis de la música clásica al relatarnos la historia detrás de bellísimas piezas musicales y gracias a dios NO SOLO la clásica 9na sinfonía de Beethoven que es la que todo mortal conoce como el Himno de la Alegría, que es solo el último movimiento de dicha sinfonía. Así que durante los episodios escucharemos la historia detrás de piezas de Chopin, Rachmaninov, Brahms, Mozat, Debussy, Ravel, Strauss, Beethoven  entre muchos más. Uno hasta se siente elegante y clásico al escuchar la historia detrás de cada pieza que es interpretada por la orquesta. La parte musical es otro plus, los músicos-actores seleccionados para el cast, aparte de los protagonistas, fueron seleccionados especialmente de la Orquesta Filarmónica Metropolitana de Tokio para aparecer en la serie. Claro, no tocan todas las partes pero hacen que los movimientos de los actores sean más creíbles. El performance de Juri Ueno (Nodame) fué en su totalidad interpretado por Lang Lang, según los créditos al final de la película.

Como todo dorama, a pesar de ser comedia hay una parte de drama, que está presente en toooodos los doramas y que viene siendo la parte de autoconocimiento y maduración del personaje. Y en el caso de Nodame su mentor, el viejillo mujeriego de quien Chiaki-sempai es su aprendiz, la lleva a experimentar sus límites musicales, físicos y emocionales  de modo que más de uno puede sentirse identificado con alguna etapa en la vida confusa de Nodame.

S-oke

Todos los personajes están bastante cuidados en el dorama live-action, las escenas, muchísimas de ellas están igualitas a como las pintaba el manga y el anime no se queda atrás. Si les gusta la música clásica esta es su serie. Aquí no se insulta ni olvida la grandiosidad de una buena pieza en piano o violín y ciertamente uno termina aprendiendo que para ser conductor de orquesta hace falta más que pararse frente a todos y mover las manos.

Lo curioso: La creadora del manga (Tomoko Ninomiya) se inspiró para crear a Nodame en la fotografía de un colega que estudiaba música. Este subió una fotografía del desorden de su room mate en su departamento, la room mate se llamaba Nodame y era un desastre pero estudiaba piano. Tomoko se entrevistó con ella cuando tuvo la idea y de Nodame aprendió algunas cosas referentes a la música clásica. Juntas idearon la ‘Canción del Pedo’ que Nodame compuso para los niños del kínder.

Cierto es que para algunos puede resultar escandaloso que haya golpes o que la monita salga volando de un puñetazo cuando se lanza sobre su sempai, pero es parte de la historia y la cultura en que las mujeres aún caminan 2 pasos detrás del hombre. Sin embargo, si le dan una oportunidad estoy segura que van a disfrutar de este dorama y al igual que yo querrán salir corriendo y escuchar alguna de las piezas clásicas que tanto se disfrutan en la serie.

Espero que les guste porque más adelante les hablaré de otros doramas que sí, también vienen de mangas y animes.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


5 comentarios

  • Me encanta ver Nodame, me da tanta risa como sale volando cada vez que Chiaki la manda volar.
    Eso, la música y el plus de que te explican las piezas. Es una joyita este dorama.
    De mis favoritos.
    Gracias por habérnoslo presentado.

    Responder
  • Yo no vi muchos doramas pero estuve alla cuando el trenecito japones andaba sobre Train Man, que para mi, fue la serie que realmente nos mostro que los ñoños tambien pueden tener corazon y contar con mas sencillez la historia de Penny y Leonard sin tener que alargarse mil capitulos y… sin necesidad de un Sheldon..

    Responder
      • quiza uno tenga que ser uno mas bien otaku para entender la trama, pero lo divertido es que se baso en incidentes reales donde un otaku defendio a una chica en un tren y sentaron una relacion que termino en matrimonio, asi que las referencias nerdisticas estan mas bien orientadas al anime, Akihabara (la meca del ñoño japones), robots gigantes e incluso algunas referencias en la banda sonora a Star Wars y a Styx

        Responder
    • Te refieres a Densha Otako ¿no? que ciertamente es todo un clasicazo en el mundo dorama. Y si, fué todo un suceso e incluso se grabó en otros idiomas y versiones. Se supone que es una historia basada en un hecho real. Nunca la he visto y debería. Voy a darle la oportunidad.
      Saludos!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*