The Dead Don’t Die: Un descerebrado y desagradable show

Una de las peores películas del año, por fin Jim Jarmusch se revela como lo que es, un zombi directivo, un autor que al decidir salir del protocolo narrativo a finales de los 80 vio en su riesgo un desarrollo de situaciones, diálogos e interacciones pausadas que poco a poco han perdido su “excéntrico” atractivo para desembocar en esto… una falta de ritmo descerebrada y de muy mal gusto, reflejo de una carrera y estilo que solo han producido un éxito como Only Lovers Left Alive (de incuestionable calidad incluso para los que no apreciamos dicho estilo) y que ahora ven el pináculo de su absurdez irónicamente reposando en lo que pretende ser un homenaje al cine serie b.

Lo más funesto de esta escoria no es el humor forzado y ajeno a toda la “originalidad” que pretende proyectar (incluso hay 3 líneas de diálogos en donde los actores hablan de que ya leyeron el guion y saben en que acabará la película sin ninguna gracia de por medio) ¡No! Sino que Jarmusch usa a los zombis como mera excusa para explayar un imprudente testimonio o juego fílmico hacía el cine serie b o incluso a la memoria de Ed Wood Jr. Así pues estamos en una película con zombis y no sobre zombis, con un tratamiento de personajes tan inexistente que es posible que el púbico se sienta más identificado con los muertos vivientes que con los personajes con vida (si a eso se le puede llamar vida).

Quizá toda esa mierda sea propositiva (y conociendo algunas cintas de Jarmusch muy posiblemente lo sea), pero ¡¿Qué carajos tiene eso de atractivo sin humor, actuaciones o diálogos decentes que te respalden?! O al menos un tratamiento que implique moverse más allá de un par de locaciones dado que una pequeña población está siendo atacada por zombis ¡Vamos hombre! Que estoy de acuerdo que tu dirección es más lenta que un puto zombi caminando ¡pero al menos tuviste que tomar en cuenta en que tópico de humor y/o horror estás parado!

Todo mal, no sorprende que Cannes la haya seleccionado como película de apertura para abrir la competencia de este año (donde por cierto tachada por la crítica y audiencia como uno de los peores errores y abominaciones en la historia del Festival), sino que Jarmusch haya sido capaz de encontrar un tópico en el que incluso puede ser más lento de lo que ya era sin tan siquiera proveer a su absurdo de los elementos mínimos necesarios en la comedia, gore u horror para hacer su experiencia ya no digamos interesante, sino al menos pasadera o aguantable.

Una tortura de principio a film que se extiende hasta su rubro histriónico, quizá el mayor reclamo a esta seguidilla de sketches vomitivos sea el desperdicio de un cast de primer nivel en donde todos adquieren la misma pinche enfermedad o virus de su director, incluso hablando y moviéndose como muertos en vida. Si esto no es sustentable ni con el estilo cómico de Bill Murray, ya no digamos con Adam Driver, Selena Gomez, Tilda Swinton, Chloe Sevigny, Danny Glover, Tom Waits o Steve Buscemi, siendo incluso el zombi sin bagaje de Iggy Pop la participación más atractiva (o los pezones de Selena Gómez en lo que es una muy baja artimaña morbosa que ni siquiera se convierte en algo funcional)

El problema de The Dead Don’t Die es precisamente el reflejo de un director que no sabe que viene haciendo durante poco más de 30 años de carrera, siendo un revoltijo de géneros que en la mayoría de los casos no han podido resaltar gracias a su falta de ritmo propositiva o “contemplativa”, en donde también su narrador ya se encuentra agotado de sus armas visuales, con ese teatralidad y habilidad montada que al menos sostenía con cierta decencia hasta antes de esta estupidez que jamás debió haber existido.

Apúntelo, los muertos quizá nunca mueran, pero el estilo de Jarmusch se encuentra enterrado desde hace mucho tiempo.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*