The Favourite: Maestría griega en la corte inglesa

Como dicen por ahí, se me juntó el lavado con el planchado. Me encantan dos cosas, las películas o series que traten temas de la corte inglesa (si, soy esa típica clase mediera que se fascina viendo las bodas reales con la esperanza de que algún día me inviten a una), y la otra es el director Yorgos Lanthimos, que ya me había sorprendido con sus dos ultimas películas “La Langosta” y “El sacrificio de un ciervo sagrado” y que por lo tanto moría por ver su última “favorita”.

Sin embargo el señor Lanthimos nos presenta tal vez su primera obra “comercial” y más “oscareable”. Es la historia de la Reina Anna Estuardo y su relación con Lady Sarah. La reina es una mujer enferma, caprichosa y con muchas debilidades, pero es la reina. Lady Sarah es algo así como su dama de compañía pero prácticamente está gobernando el país ya que la reina la deja tomar todas las decisiones posibles. Esta relación se ve turbada por la llegada de la prima de Lady Sarah, la noble venida a menos Abigail. Poco a poco Abigail se va metiendo en la relación de las dos mujeres.

Es una trama muy de la corte inglesa, pero con humor negro y muy ácido. El director deja de lado esas tomas planas y hace unas circulares o de ángulos diferentes a los acostumbrados en este tipo de películas de época. Está tan bien ambientada que casi se pueden oler las recámaras y pasillos del castillo. La musicalización tiene el sello de Lanthimos, esos sonidos monótonos, que parecen un mantra; música de la época, pero con bailes que contrastan a lo que estamos viendo. Así mismo la recreación del vestuario es espectacular.

Mención aparte tienen las tres actrices protagónicas. Olivia Colman hace a la Reina Anna y esta IMPRESIONANTE (si, con mayúsculas); hay una escena donde por su cara se puede leer lo que está pasando por su mente y es comunicado a la audiencia, lo cual me parece fascinante. Y al parecer Rachel Weisz (Lady Sarah) y Emma Stone (Abigail) se pusieron a la par y creo que ambas dan una de las mejores actuaciones de sus carreras. Están también Nicholas Hoult, Mark Gatiss entre muchos mas.

Es una gran película, hecha de una manera magistral. Con una producción majestuosa, pero más que todo con unas actuaciones que bien pudieron haber sido hechas en una bodega vacía y el impacto sería el mismo.

Al final el señor Lanthimos nos deja con su sello característico para que no olvidemos que, lo suyo lo suyo, es el surrealismo, poco vemos aquí, pero algo hay por ahí.

P.D. Es la más dura competencia para ROMA y me duele decirlo, pero en muchas categorías que compiten juntas, La Favorita lleva mucha ventaja.  No he visto la película de la Esposa, por la que está nominada Glenn Close, que dicen que está excelente, pero hasta ahorita yo le doy el Oscar a mejor actriz a Olivia Colman con un papel que la odias, la perdonas, la amas, te harta que sea tan caprichosa, la ves envejecer de dolor y después rejuvenecer de amor. Maravillosa.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*