The Goldfinch: Para dormir con el canto del pajarito

Hay libros que ofrecen historias muy buenas para contar en el cine, y este es el caso. El Jilguero nos habla de cómo un atentado terrorista en un museo de Nueva York marca para siempre la vida de Theo Decker de 13 años. Pierde a su madre, descubre el amor y, sin darse cuenta, se convierte en el guardián de una pequeña, pero muy famosa pintura llamada “El jilguero”. Después del atentado, Theo es acogido por una familia de alta sociedad que se encariña mucho con él, sin embargo, vuelve a sufrir otro vuelco del destino y su vida cambia de rumbo, siempre cuidando y escondiendo la pintura.

Es una gran historia la que nos cuenta “El jilguero”, el problema es como la llevó al cine el director John Crowley. Pareciera que el señor Crowley quiere apegarse lo mas posible al libro y nos cuenta página por página, detalle a detalle, y termina entregándonos una película muy larga y lenta. La síntesis no es lo suyo. De manera inecesaria profundiza mucho en los personajes de Theo y su amigo Boris adolescentes, y una vez adultos, como que le dicen que le apure, porque se le está durmiendo la audiencia y termina todo a las carreras.

Es un poco tedioso tanto brinco que dan en el tiempo; apenas se va desarrollando una situación cuando se van para atrás o para adelante para explicar el porqué de lo que está pasando. Tratan de mantener el misterio del cuadro desde el principio, pero llega un momento en donde el espectador pierde el interés o se olvida del cuadro porque están empeñados en explicarnos la amistad de los chicos. Tal vez una narrativa mas sencilla nos hubiera entregado una gran película.

Hay que resaltar que las actuaciones son buenas. El personaje de Theo en la adolescencia es interpretado por Oakes Fegley y el de Boris adolescente Finn Wolfhard, ambos muy bien, en especial Wholfhard que tiene que hacer un acento ruso. Ya de adultos Theo y Boris son interpretados por Ansel Elgort (que me provoca sentimientos encontrados, de repente me gusta mucho y otras veces no le soporto su cara de “ya-la-hice”) y Aneurin Barnard, respectivamente. También actúa la nueva amiga de nuestra Yalitza, Nicole Kidman, Jeffrey Wrigth, Luke Wilson, Sarah Paulson, Willa Fitzgerald, entre otros.

La película tiene una bella fotografía y muy bonita ambientación. Repito, si es una buena historia, muy interesante, que habla de cómo las circunstancias van modificando el destino de una o varias personas, el problema es la manera en que nos la cuentan.

Es una producción de Amazon Studios así que no se preocupe, pronto la subirán a Prime Video y si alguna noche sufre de insomnio la pone y en menos de 20 minutos Ud. roncará como si tuviera las tarjetas de crédito en ceros.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*