The Lone Ranger, un atentado a la leyenda y a mi trasero

Me es particularmente difícil analizar el último fracaso de Disney con seriedad, no porque me encanten las historias de vaqueros, sea fanático del genero western o peculiarmente conozca sobre la leyenda de este mítico personaje y su importancia en la cultura norteamericana, todos estos factores que pudieran afectar mi objetividad ¡No! Sencillamente porque a un bodrio como este se le tiene que tratar de la misma forma como trata al espectador, que es atentando contra su integridad física.

No recuerdo cuando fue la última vez que mis glúteos clamaron misericordia en una sala de cine, no lo digo por la mera duración (Pues podemos apreciar Lawrence of Arabia sin ninguna caraja queja), sino por los estímulos que nuestro cerebro manda a nuestro cuerpo después de haber recibido tanta absurda mierda inaguantable, que en este caso se puede transformar en una severa indigestión, diarrea, desprendimiento de retina en el peor de los casos o bien, un sencillo entumecimiento de la parte debajo del coxis. Y he aquí cuando entra la triste realidad de este fanático del western, del llanero, de la cultura india-americana, de las planicies del salvaje oeste, aceptar que como niño de 10 años salí con una tremenda contradicción en mi cabeza, por un lado emocionándome al escuchar por dos ligeros momentos la Obertura de William Tell mientras el forajido hacia su entrada final para después pensar ¡Esperen! Esto solo pasa en los últimos 10 minutos tras otros 130 de no terminar de estructurar a un personaje secundario, un inadaptado social que por arte de magia se convierte en el héroe en el último retazo del film.

Así, The Lone Ranger es nuevamente un vehículo de lucimiento para el elemento mediático y comercial de la cinta interpretado por Jack Sparrow, Willy Wonka y el Sombrero Loco, un Johnny Depp que a través del protagónico real del film proyecta su comedia física y gesticulaciones que harían llorar a Peter Sellers; un sube y baja narrativo tedioso que brinca argumentalmente de un lado para otro sin nunca definirse. The Lone Ranger es otra fracasada aventura patentada por Disney con moraleja para los chiquillos, un ABC de género malhecho con situaciones absurdas y un tratamiento excesivo y ridículo.

 

Gore Verbinski, director sometido

A pesar de la arritmia de un libreto escrito con las patas de los mismos responsables de los piratas que en esta ocasión se tomaron la desgraciada libertad de llevar a cabo una adaptación bastante libertina sobre el personaje, si una cosa pudiera ser salvada de todo este menjurje es el talento reflejado en varios retazos por un director que definitivamente muestra su pericia hacía con el género, logrando así al menos solventar momentos de indiscutible buen entretenimiento que se alcanzan su mayor valía hacia la conclusión del film.

Es en dicho final donde el título y la promesa por fin son cumplidas con el tema clásico proveyendo lo entrañable, una secuencia de acción tan exagerada como espectacular y entretenida y un último dialogo entre los dos protagonistas que resultan ser el mejor elemento cómico del film (y el mejor en general de toda la cinta). Sin embargo esta poca estimulación narrativa (En donde tambipen podemos encontrar varios guiños a cintas legendarias del género) no compensa a un guion que tarda en estructurar a sus personas 2 horas para después forzar una disfrutable batalla final. Verbinski no puede sostener tanta sandez argumental; intenta suprimir todas las debilidades a través de una fotografía excelsa y algunas secuencias que logran remembrar el género americano, pero al final es parte de toda esta enlatada formula Disney que intenta ser no más que una aventura infantil demasiada básica y somnífera que en un futuro no muy lejano servirá para rellenar 4 horas en su canal televisivo.

Después de una introducción afortunada en donde Verbinski plantea una vuelta de tuerca hacia con su personaje principal, el desarrollo se torna incoherente y repetitivo, dejando dicha promesa de lado para solo constatar otra vendimia histriónica y el típico desarrollo de un personaje inútil convertido de la noche a la mañana en un legendario forajido con fracturas narrativas y una falta de ritmo escandalosa. Esto quizá funcione dejando al cineasta por su cuenta, con guionistas de mucho mejor calidad y trabajando por ser más un homenaje que un ejercicio solitario debido a la fragilidad de su relato acuñado en el cliché (Rango), pero aquí bajo la fórmula Disney se asemeja mas a una historia ya vista con piratas, pero esta vez vestidos de vaqueros e indios.

 

Pirata sin llanero

Situaciones absurdas y vagas que incluso llegan al tono irrespetuoso hacía con la cultura india hacen la perfecta excusa para que Armie Hammer (con todo y caballo mágico sacado de libro infantil) puedan servir de secundario patiño y cómico como el mismísimo llanero solitario y así Johnny Depp pueda desplegar sus fortalezas histriónicas y su comedia física con un personaje que a pesar del maquillaje y del cuervo en la cabeza, sigue siendo el mismo de hace ya más de 10 años ¡Penoso! El titulo profetiza así la incongruencia de todo su contenido donde el director del apartado actoral parece ser el mismo Depp, en un relato que gira en torno a su figura y mediación para la promoción del film (Este factor incluso confirmado por Gore y Armie en varias conferencias de prensa previas al estreno de la cinta)

Por consecuente los demás secundarios salen sobrando. Tom Wilkinso y William Fichtner quizá reflejen los estructuraciones más perspicaces y “complejas” de la cinta en los papeles antagónicos (No se preocupen, esto no es un spoiler, se revela en los primeros instantes del film debido también a lo predecible que resulta), sin embargo participaciones como las de Helena Bonham Carter y Barry Peper se convierten en mero relleno con personajes que no ayudan en nada al desarrollo de la trama  y que encima agregan elementos absurdos a la misma

En este apartado Verbinski,  así como en el tratamiento, se muestra como un simple cero a la izquierda, un trabajador de Mickey y Depp que parecen ya haber confirmado mas participaciones juntos sin olvidarnos también del cáncer cinematográfico llamado Jerry Bruckheimer, uno de los mayores tumores en la historia de la industria.

 

¿Hay que verla?

No. Disney hace una reinterpretación desastrosa no sobre la historia del llanero, sino sobre sus mismos piratas del caribe, agregando más comicidad, más situaciones absurdas y más comedia física de Depp aderezadas por un ritmo desastroso que entre otras cosas vuelve pesada la experiencia a pesar de sus contados y menores buenos retazos. Una pastilla que sirve para dormir y entumecer varias partes del cuerpo humano, entre ellas el cerebro.

Debo decir que como amante del western quizá la disfrute más de lo merecido y/o debido, sin embargo como amante del buen cine debo aceptar que esto es una calamidad fílmica que le costará nuevamente a Disney como en su momento John Carter. Si ustedes mis estimados entes cinéfilos no se aguantan las ganas ¡No se preocupen! Pues seguramente la productora la tendrá pronto en sus canales de televisión de paga para intentar recuperar una inversión que entre otras cosas, se disparó por varios tratamientos y manoseadas a un guion que terminó por ser lo esperado… una abominación para el género western y/o de aventuras y una violación a la historia de uno de los personajes más emblemáticos de la cultura norteamericana ¡No! No Johnny Depp, sino John Reid “El Llanero Solitario”

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


15 comentarios

  • Despues de ver lo que hicieron con el principe de persia, alicia, oz, los mismos piratas y hasta iron man no se podía esperar algo mas. Sin embargo me parecieron curiosas algunas escenas que rendían homenaje a cintas clásicas western (sobre todo once upon in the west) incluso pusieron escenas de volver al futuro 3. Mejor ver Dead Man, una peli que trata de lo mismo pero bien hecha, incluso es el mismo Deep el protagonista pero sin payasadas.

    Responder
    • Mi estimado Carlos, de hecho esos guiños quiza signifiquen los mejores momentos del film. Once Upon a time in the west, The Wild Bunch y varios homenajes a la serie televisiva de The Lone Ranger entre otros fueron agradecidos por los fanaticos del genero sin duda, pero no salvan esta calamidad, de acuerdo con usted

      Saludos y gracias por comentar

      Responder
  • Deep merece caceria, lleva una década haciendo el mismo personaje.

    Responder
  • A ver, tienes un actorazo como Johnny Depp (sí, digan lo que digan), a uno novato que ha demostrado ser muy bueno en otros casos (Red Social), en una película de Disney producida por Jerry Burckheimer al mando del mismo cuate que hizo Piratas del Caribe, quién además ya demostró saber hacer western con Rango.

    ¡¿ENTONCES QUE FUE LO QUE SALIÓ MAL?!

    Se los diré en 10 puntos:

    1. Johnny, el caballo sabe actuar mejor que tú.

    2. Hace 10 años fue novedoso ver a Johnny Depp hacer a Jack Sparrow. Actualmente ya no.

    3. El Llanero Solitario es una franquicia famosa… pero de la década de los 80.

    4. El western no es un género atractivo para la taquilla.

    5. Johnny, el caballo sabe actuar mejor que tú.

    6. El patiño opaca al protagonista en el 80% del tiempo. Es como si hiciéramos una película en la que Tigger sale más tiempo que Winnie Pooh. Oh espera ¡ya lo hicieron!

    7. Hablando del tiempo es aburrida. Las escenas de acción y el desempeño de Armmie Hammer la salvan por momentos pero estos momentos no son constantes.

    8. Es una película feísima de ver. Para ser una película de western los colores son opacos y apagados, los ambientes son demasiado oscuros y el vestuario no resalta. Puedo aceptar que Superman se ve opaco pero esto…

    9. Me moría de ganas de ver lo que podía hacer Helena Bonham Carter sin su esposo… lástima.

    10. Tratar de hacer esto algo para niños. Porque claro a los niños les encanta sangre y violencia “a la Tarantino”, caballos siendo matados de forma realista y desmembramientos por todos lados. Por cierto cuando fui había muchos niños.

    De pilón: Johnny, el caballo sabe actuar mejor que tú.

    Y para hacerlo peor, la película la tuve que ver ¡2 veces! porque tenía sentimientos encontrados pues no me parecía tan mala como dicen las críticas. Me van a matar por esto pero siento que Juan el Cartero hizo un mejor trabajo como película.

    2/5.

    Responder
    • 2 veces!???? Por los dioses porque hizo eso! A mi con una me dio diarrea
      Lamentable esta adaptación mi estimado, en eso estamos totalmente de acuerdo
      Le mando un cordial saludo y le agradezco como siempre su opinion ¡A donde se habia ido?

      Responder
  • Lo único que puedo decir a favor de la película es que, al menos en mi país, es para mayores de 14. Así que no es para niños y la sangre y violencia no son “tan” inapropiadas.

    Responder
    • Algunas escenas pueden ser implícitamente fuertes, el problema radic que el tratamiento es infantil aun cuando la pelicula no esta dirigida para los niños
      Saludos estimada. Siga en Cinescopia

      Responder
  • Rodrigo (Antes de Roberto) agosto 21, 2013 @ 12:09 am

    La he visto estimado y concuerdo en todo contigo aburrida y es el claro ejemplo de como someter a un director con talento; es lamentable.
    Aun así como dice hay destellos buenos y hay homenajes interesantes; especialmente al The Bridge of The River Kwai, cuando destruyen el puente hacía el final, desgraciadamente nada mas se queda en un curioso homenaje, una lastima :s Saludos.

    Responder
    • Pero esto ya ni decepción es mi estimado, todos sabiamos a que nos ateniamos con esto no cree?
      Los homenajes terminaron siendo esos destellos destacables y la linea final es tremendamente divertida, lastima de todo lo demas jajaja

      Saludos estimado

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*