The Mandalorian Chapter 7: “¿On ta bebé?”

Muy largos se me hicieron los cinco días que hubo que esperar para este séptimo capítulo, pero por fin llegó. Ya instalados en pleno vuelo, Mando recibe un video mensaje de su antiguo empleador Karga donde le cuenta que desde que armó su relajito para rescatar al bebé, las cosas en su planeta ya no son las mismas. Así que necesitan deshacerse del “cliente imperial” y para eso tiene un plan. Este consiste en que Mando regrese al activo y cuando estén negociando lo mata y ¡ya! Mando se puede ir con el bebé para seguir criándolo ya sin preocupaciones porque además limpiarían su nombre frente al gremio. Mando toma una decisión pero bajo sus propios términos, así que regresa a buscar a su amiga Cara Dune y a Kuiil con todo y Blurrgs.

La historia, que ya se estaba tornando lenta, empieza a tener un movimiento cíclico que nos regresa a donde empezó todo y parece que por fin sabremos cuál es el misterioso interés del imperio por el niño. Este, ya empieza a dar grandes muestras de su manejo de la fuerza, mismo que nadie entiende pero notan que es muy poderoso, protector y sanador. Nos dan algunas pistas de su origen.

Además veremos una de las más espectaculares presentaciones de un villano dentro del universo de Star Wars, Moff Gideon (Giancarlo Esposito), en una gran escena al más puro estilo de los inicios de Star Wars, con un grupo de Stormtroopers de elite, un pequeño ejército y una de las más bellas y elegantes naves que se han visto en toda la historia de este universo. Un villano que promete ocupar el lugar de Darth Vader (no sé, tal vez estoy pidiendo demasiado, pero a mi me impactó la fuerza y el poder que desplegó en escasos cinco minutos).

Este es el capítulo que necesitábamos después de tanta aventura divertida, pero sin avance. La directora Deborah Chow logra un excelente ritmo de narración, nos presenta al niño ya con claroscuros, logra un suspenso que nos hacía falta y nos deja con el alma en un hilo esperando el capítulo final. Sí, es el mejor episodio hasta ahora.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


3 comentarios

  • De acuerdo con que estuvo muy bueno el capítulo, uno de los mejores… peeero, no dejó de tener algo que molestaba a cada rato, algo totalmente innecesario: el pseudo-feminismo pogre a través del personaje de esa stormtropper paracaidista marimacho. ¿Alguien más está de acuerdo en que estaba totalmente de relleno?

    Responder
    • Fíjese que yo no siento que sea un personaje de relleno, al contrario, es un buen personaje. En ningún momento la veo como una mujer empoderada, si no como un buen guerrero que resulta ser mujer. La manera en que interactúa con el Niño pudiera ser maternal o femenina, sin embargo no lo es, lo trata casi como un igual guardando las debidas proporciones. Yo la veo que es un personaje al parejo de Mando o cualquier otro. Es un personaje que me gusta mucho. Saludos.

      Responder
  • Estimada Vilma,
    Totalmente de acuerdo en todo, ademas un buen final dejandonos la duda de que es lo que sigue.
    (Como que la charola que traia esposito en el pecho se veia muy de plastico comprado ahi en el mercado Sonora de la ciudad de Mexico…)

    Saludotes Master

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*