The Wandering Earth: El primer blockbuster chino de la mano con Netflix

Ha pasado tanto tiempo desde la última vez que escribí en Cinescopia que ya ni recuerdo que fue lo último que reseñé. Así que básicamente voy saliendo del sarcófago para escribirles estas líneas que espero le gusten.

El otro día estaba yo muy tranquila (valiendo ma#$%) en la oficina leyendo las noticias que salen en el servicio de google, cuando me topé con una nota que me llamó la atención de sobremanera: “China estrena su primer blockbuster y es todo un éxito”.

De entrada me ganaron desde “China”, así que seguí leyendo y la nota hablaba de una película que ha sido la más cara jamás filmada y que ya hasta había desbancado a Avatar entre las más taquillleras (en China, claro) en la historia. Así que imagínese ¡Una película que se estrenó en un solo país y se volvió en la más taquillera, solo debajo de End Game! Resulta que Netflix adquirió los derechos para su distribución global.

¡El morbo llama!

Pero de qué puede tratarse para que aunque sea en su país sea la más taquillera de la historia y que no sea una basura como las de Omar Chaparro o Eugenio Derbez, ese fue mi primer pensamiento. Yo estaba súper intrigada.

En un año más allá del 2044el sol está por estallar, su masa ha ido aumentando y en los próximos 100 años explotará convirtiéndose en un hoyo negro que engullirá el sistema solar. Los cambios climáticos han sido devastadores y lo que queda de la humanidad se ha visto obligado a vivir unos 500 metros o más bajo tierra en ciudades  construidas con el propósito de que la raza humana sobreviva lo suficiente para llegar a otro sistema planetario idóneo.

Para esto se ha creado el proyecto Wandering Earth (mismo que le da nombre a la película) que consiste en (¡agárrese que aquí va lo bueno!) la creación de reactores de fusión a lo ancho del ecuador, en un solo lado del planeta y otros miles más distribuidos de manera que SAQUEN AL PLANETA DE SU ORBITA.

En otras palabras, la película se trata de un proyecto tipo arca de Noé, en el que sacan de orbita al planeta y lo conducen como si fuera nave espacial, con todo y gente (o lo que quede de ellos) por el espacio, antes de que el sol haga explosión y esta termine por consumir el planeta.

PERO… PERO… PERO… No contaban con Júpiter. La gravedad del vecino Gigante y una falla en algunos reactores ponen en el jaque el proyecto y decisiones de vida y muerte deben ser tomadas.

¿A qué me recuerda esto?

Bueno, si vio el tráiler (y sino aquí al final se lo dejo) puede hallarle parecido a tantas películas de ciencia ficción hollywoodenses como 2012, Armagedón, El Día después de Mañana, etc., que bien podría decir ¿esto qué tiene de nuevo? Para empezar, que es China y lo cierto es que el cine oriental, llámese, chino, coreano, japonés, tailandés y similar, no es para todos. Es muy exagerado en ocasiones y muy dramático en otras y con protagonistas que uno desearía que los mataran en los primeros 15 minutos de película. No se andan como los Avengers, con chistecitos bobos en un momento muy dramático. No, los orientales se permiten mostrar debilidad, sentir el fracaso, perder la esperanza. Le digo que este no es cine para todos los gustos. Pero si usted le da la oportunidad seguro que lo entretiene.

Ahora bien, como la mayoría de las películas orientales, en la trama se establece ese respeto a veces oculto a las enseñanzas de los ancianos. Por eso cuando en Hollywood los ancianos suelen ser estorbosos y quedar relegados a películas en las que hacen reír al hacer ridículos, en China, Corea y Japón se vuelven héroes, algo muy bonito que a mí en lo personal me llama mucho la atención.

Hay que alabar la inclusión de los chinos, pues aunque en el mundo los tachen de cerrados y hasta retrógradas o abusivos (sacado más bien del contexto empresarial en el que EU quiere siempre tener la mayor rebanada), lo cierto es que en sus películas suelen tener algún personaje extranjero que o bien habla mandarín o habla su propio idioma y los chinos lo tratan como igual. Aquí no hay estereotipos. Qué bonita utopía, ¿no?

Tecnología… ¿Retro?

Bueno, si ya llegó a este punto y ya vio el tráiler, seguramente se preguntará ¿por qué se ve como si fuera ochentera? Bueno pues simplemente y como su mismo director lo dijo en entrevistas: Porque China no tiene mucha experiencia con la tecnología espacial en el cine y porque ESTA HECHA PARA CHINOS. Así que si no le gusta, no se preocupe, seguramente usted no es chino.

Y es que es verdad, los gustos son muy diferentes pues mientras en occidente estamos acostumbrados a la acción hollywoodense, los chinos están más acostumbrados al Wuxia o válgame la vulgaridad ‘a los chinos voladores’.

Por tanto es comprensible que no vea usted demasiada tecnología ni al chico este hacker salvando el día con el cronómetro en 1 segundo. Aquí no, aquí es distinto pero no por eso menos emocionante.

¿Vale la pena?

Sí, totalmente. Ahora que si usted no es de los que le gusta probar otro tipo de cine, más que el que ya conoce, a lo mejor y no le gusta. Sin embargo, fuera de todas las cosas increíbles que maneja y las más de unas teorías sobre el calentamiento global o incluso las leyes de la física pasadas por alto, le aseguro que la va a disfrutar. Es perfecta para verla en familia un domingo por la tarde después del futbol, más si su equipo perdió o para verla con sus amigos esos raritos que les gustan puras películas de chinos voladores. De verdad que es muy disfrutable.

El reparto lo conforman:

  • Qu Chuxiao como Liu Qi
  • Li Guangjie como Wang Lei
  • Wu Meng Da como Han Zi’ang
  • Zhao Jinmai como Han Duoduo
  • Wu Jing como Liu Peiqiang
  • Arkady Sharogradsky como Makarov
  • Mike Sui como Tim
  • Qu Jingjing como Zhou Qian
  • Zhang Yichi como Li Yiyi
  • Yang Haoyu como He Lianke
  • Li Hongchen como Zhang Xiaoqiang
  • Yang Yi como Yang Jie
  • Jiang Zhigang como Zhao Zhigang
  • Zhang Huan como Huang Min

Director / Guión: Frant Gwo

Basada en: The Wandering Earth de Liu Cixin (ganadora del premio Hugo)

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


2 comentarios

  • Magnífica película. Muy entretenida y recomendable. Es como mencionas, para verla en familia.
    Una estrellita para los Chinos con esta producción.

    Responder
  • Un español que vive en China explica en youtube algunos de los detalles de la pelicula. Un punto es que como dice en la reseña le ponen cohetes a la tierra a diferencia que en la mayoria de las peliculas la humanidad huye en naves espaciales. Esto reflejaria la vision que tienen los chinos de su cultura que eat muy ligada a un espacio especifico, no como los paises europeos que se lanzana la conquista de otros paises por mar y en los nuevos territorios establecen su cultura. Para los chinos la cultura china solo puede existir en China, se les hace dificil despegarse de su tierra. Otro punto es que es un proyecto a largo plazo y que los frutos los van a recoger generaciones futuras pues la cultura china es milenaria y saben que las cosas llevan su tiempo no como en occidente que queremos que las cosas se arrgelen rapido y tener algun beneficio personal de lo que hacemos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*