Thor: Ragnarok – Valhalla we are coming!

En esta época en que los estrenos de películas de superhéroes está en su apogeo, siento que es un arma de doble filo escribir una crítica de cualquiera de ellas debido a la rivalidad entre los fans de Marvel y DC, una constante pelea que francamente no entiendo. La atmósfera narrativa de ambas casas productora es distinta, pero eso no quiere decir que una sea mejor que la otra, simplemente son dos maneras de contar una historia. Para mi la gran diferencia radica en que Marvel nos lleva a un mundo muy similar al nuestro en el que hallaremos seres fantásticos, mientras que DC trae esos seres fantásticos a nuestro mundo y contexto para hacerlo extraordinario (quedando en medio de estos dos planos las producciones de Fox). Con esta perspectiva en mente, me senté en la sala de cine para ver qué tenía preparado Taika Waititi (Hunt for the Wilderpeople) en esta tercera entrega del dios del trueno. Y no salí decepcionado.

En “Thor: Ragnarok”, el hijo de Odín (Chris Hemsworth) enfrenta a la diosa de la muerte, Hela (Cate Blanchett) quien, después de destruir su poderoso martillo, envía a Thor y a Loki (Tom Hiddleston) al otro lado del universo mientras ella se encamina a Asgard para reclamar el trono y someter a su pueblo. Hecho prisionero en otro planeta, Thor se topa con su “amigo del trabajo” Hulk (Mark Ruffalo) y con la guerrera Valkyrie (una genial Tessa Thompson). Unidos de mala gana a Loki, los 4 comienzan una carrera contra el tiempo para regresar a Asgard y evitar su destrucción a manos de Hela y su mascotita.

Voy a sonar poco neutral, pero Thor es mi personaje de Marvel favorito y siempre esperaba con ansias sus películas… excepto esta. Los trailers y clips que lanzaron para esta secuela vendieron una comedia con un Thor despojado de toda la dignidad que presentó en sus entregas anteriores y en su lugar nos dieron a un chico de fraternidad que sólo busca divertirse. Bastaron los primeros minutos del filme para darme cuenta de que no era así. La historia toma los elementos principales de los famosos arcos “Thor Disassembled” y “Planet Hulk” y los integra exitosamente a partes iguales dándole a cada personaje su momento de robarse la escena. Toda película de Marvel tiene sus chistes y bromas, sólo que en este caso no se sienten tan pesadas ni forzadas como en otras, en parte gracias al particular sentido del humor de Taika Waititi, quien personifica de paso a un pequeño gran revolucionario que es imposible no querer.

Hablando de los cómics en que está basada, algo que en particular los fans agradecerán a “Thor: Ragnarok” es que integró elementos y guiños a los creadores originales, a personajes y a momentos clásicos de las historietas. Por alguna razón los atractivos patrones y diseños creados por Jack Kirby (quién pondría los cimientos para la existencia misma del cómic) hicieron apenas su aparición, pero lo hicieron a lo grande abarcando todo un planeta, a sus habitantes y hasta el logotipo en la secuencia de inicio. Veremos por ahí al dios del trueno transformarse a la usanza de los 60’s y a Loki recordar viejas bromas que hizo a su hermano en aquellos años. Los easter eggs están como es usual por doquier, así que mantengan los ojos bien abiertos ya que pueden ver caras de personajes familiares.

Comparativo del trabajo de Jack Kirby y su aplicación en el filme

En el elenco repiten Anthony Hopkins (que no importa qué diga, siempre lo hará sonar como si Shakespeare lo hubiera escrito) e Idris Elba en un papel con más peso. Se suman un desperdiciado Karl Urban y el siempre querido Jeff Goldblum, que sólo actuó en una incómoda versión de si mismo como el Grandmaster, a cuyo hermano vimos en “Guardianes de la Galaxia” luciendo un look igual de estrambótico. El Dr. Strange de Benedict Cumberbatch hace una breve aparición (como pudimos ver al final de su película) en la cual podemos ver que su personaje ha crecido y tiene más dominio de si. Además del cameo por default de Stan Lee, hay otros 2 muy interesantes que sorprenden bastante por lo inesperado que resultan. ¿Fui el único que extrañó a Natalie Portman? Que todo su arco fuera desestimado con dos líneas me molestó un poco, pero ¿qué se le va a hacer?.

El soundtrack con sonidos ochenteros es posiblemente el más memorable e interesante de todas estas películas. Led Zeppelin suena a todo lo que da durante las trepidantes escenas de acción, lo cual elevaría mucho más las secuencias si “Immigrant Song” no estuviese tan choteada ya (cuánto te odio Shrek), pero al fin es una canción llena de referencias a la mitología nórdica que habla de destruir hordas con un martillo mágico, así que se perdona.

Me atrevo a decir que “Thor: Ragnarok” es de mis películas favoritas del universo Marvel, tiene sus detalles y plotholes como todas pero no impide que la disfrutes ni que te emociones como vikingo por ver qué seguirá después.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Markovich   @ChocolateBono  

Observador de la escena humana dentro y fuera de la pantalla. El cine y el chisme son de mis cosas favoritas, así que heme aquí. Yo sólo doy mi opinión, al final tú decides.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*