Top 30 De Terror Según Bedub (Parte 4 de 4)

Finalmente llegamos a las últimas películas del top donde encontramos que cada una de ellas es una oda a la cinematografía, cada aspecto de la producción está meticulosamente diseñado para lograr miedo en el público; Empezando por la gran imaginación de sus historias, su adecuada fotografía y su sobrecogedora atmosfera que nos llevaran por caminos ineludibles hacia el horror.

Y la mejor música de terror fue compuesta por Jerry Goldsmith, el Ave Satani es una pieza magnífica:

Bonus 1: It (Tommy Lee Wallace, 1990 para T.V)

 

it-1990-movie-review-stephen-king-pennywise-the-clown-catches-stan

Al menos las anteriores eran para mayores de 18 años, ésta la botaron a la televisión sin miramientos y nos presentó a uno de los seres icónicos en el terror: El payaso Pennywise. En Derry, un pueblo pequeño estadounidense empieza a ocurrir desapariciones y muertes de niños, una de esas muertes fue del hermano de Bill quien con sus amigos empiezan a vivir aterrorizados por un ente desconocido. La única forma de acabar con este ser es enfrentarlo en su propio territorio y… casi lo logran. Treinta años después volvería a aparecer, no hay tregua con el ente malévolo, It está esperando por ellos. Gracias a esta película la coulrofobia se esparció sin límites entre los jóvenes de la época y es que es realmente macabro el maldito payaso, muy bien interpretado por Tim Curry (Usualmente no le doy crédito a los actores pero este se lo merece), sólo un detalle que opaca un poco el producto final ¿Quién le dijo a Stephen King que una araña da más miedo que ese payaso?

Bonus 2: The Conjuring (James Wan, 2011)

 

"INT PERRON HOUSE - CELLAR Carolyn flips upside down and shoots up to the ceiling John Brotherton (Brad), Vera Farmiga (Lorraine), Patrick Wilson (Ed), Ron Livingston (Roger)"

Después de The Exorcist (1973) prácticamente se creó un subgénero de exorcismos en películas que no aportaban nada y que copiaban con vileza la gran producción setentera. Y the Conjuring no ofrece realmente una formula novedosa pero si un respeto inusual al terror como género, las puertas chirreantes, las sombras, los pasillos vacios vuelven a ser parte esencial, gracias a la acertada dirección de James Wan. Con cierto morbo por ser una historia de la vida real (La pareja Warren si existió) pero que cumple con cada aspecto que los fanáticos del terror queríamos ver, retornar a lo básico. Además de unos personajes muy bien construidos que nos regalan empatía inmediata (Aquí hay que resaltar a las niñas, que están geniales) y logran preocupar al espectador por lo que están pasando, esto es esencial para crear miedo (Algo que no tienen las estúpidas películas de y para adolescentes)

7. In The Mouth Of Madness (John Carpenter, 1994)

 

in-the-mouth-of-madness-w1280

 

El muy afamado escritor Sutter Cane está en mora de entregar su último libro de terror a la editorial que le pública, el afán es que sus libros han sido un gran éxito, por otro lado se insinúa que la gente que los lee empieza a sufrir trastornos de comportamiento violentos. Por más que los directivos le intenten encontrar pareciera que se lo hubiera tragado la tierra. Un investigador será contratado para traer consigo el libro final, la última información es que Sutter se esconde en un pueblo llamado Hobbe’s End. El máximo homenaje a Lovecraft llegó por parte del gran John Carpenter donde el miedo a lo desconocido es la parte esencial del horror, involucra a esa fina y delgada línea entre la realidad y lo ficticio, el problema y el miedo radica cuando se pierde su trazo y no se identifica en que parte estamos.

 

6. Suspiria (Dario Argento, 1977)

 

Suspiria-horror-movies-13074554-800-527

La mater suspiriorum fue la primera de la trilogía del director italiano donde explora el control del mundo por parte de tres brujas, ubicadas en diferentes ciudades. Suspiria nos traslada a Alemania, a una muy reputada academia de ballet alejada de la civilización y de la cual quiere ser parte cualquiera que esté en el mundo de la danza. La llegada de la protagonista anticipa el horror que está por vivir al ver una muy joven mujer salir corriendo de aquel lugar, a través de una ventisca fantasmal. Las constantes muertes de las estudiantes la obliga a intentar esclarecer el asunto ¿Qué es lo que ocurre detrás de todo esto? lo que va a encontrar la llevará a los límites de su propia existencia y racionalidad. El juego de colores más una gran puesta en escena y la música de Goblin logran en su conjunto la fórmula perfecta del terror.

5. Picnic At Hanging Rock (Peter Weir, 1975)

 

picnic

Una regular salida de excursión de un grupo de jovencitas de un Instituto en Australia desencadenó un sinfín de historias alrededor de la desaparición de tres de ellas y una maestra de la escuela. Jamás se encontraron sus cuerpos, esta es la historia de lo que ocurrió ese día. El director australiano crea un halo poderoso a través de una historia que a estas alturas no se sabe si fue real, todas las posibilidades y las probabilidades de lo sucedido contempladas ninguna factible. La música clásica como vehículo a lo desconocido, increíble el tono macabro que pueden transmitir obras tan dispares como: Preludio y Fuga No 1 de johann Sebastian Bach o el Piano concerto No 5 in E Flat de Ludwig Van Beethoven. Además del tema central de George Zamfhir, si ven ya me dio miedo otra vez.

4. Rosemary’s Baby (Roman Polanski, 1968)

 

rosema

Una pareja joven decide instalarse en un apartamento en Manhattan, ella es un ama de casa muy cordial y alegre, su esposo es un actor ensimismado en su carrera, sucesos extraños empiezan a ocurrir en el edificio, como el suicidio de uno de los residentes. Ella asustada encuentra consuelo y amistad en una pareja de ancianos residentes, quienes la tratan como una hija. Una noche un terrible sueño la absorbe, un acto sexual muy real y sólo unos demoniacos ojos mirándola. La clave del film está en el ritmo pausado que le imprime Polanski, muestra a la pareja en sus monótonas vidas que podía ser la vida de cualquiera y como se van acercando a ellos los extraños sucesos, la pregunta que queda es: ¿Conoces realmente a tus vecinos, amigos, pareja?

 

3. The Wicker Man (Robin Hardy, 1973)

 

wickerman

Un policía es enviado a una remota isla donde se reportó la desaparición de una niña, es tan difícil el acceso que únicamente se puede alcanzar por avioneta. Al llegar encuentra la horrible despreocupación por el paradero de la menor por parte de los habitantes, su única inquietud es la cosecha. Dentro de su investigación empieza a ver rituales paganos que lo afectan directamente, siendo él de una clara y fuerte convicción católica. Algo no está bien y será el líder espiritual y religioso Lord Summerisle quien pondrá un manto mayor de duda con respecto a la desaparición. La virtud sin duda de la película es lograr un ambiente amenazador desde el mismo momento en el que el protagonista pisa suelo extraño, sin la necesidad de la noche como elemento ni recursos facilistas. Una película de culto para cultos, basada en un culto.

2. The Exorcist (William Friedkin, 1973)

 

la-et-cm-the-exorcist-geffen-20120517-001

 

Tal y como lo dice la publicidad: Una película abrió la puerta a nuestros miedos más profundos, los cuales fueron expuestos sin ningún tipo de tapujo, el verdadero horror mostrado sin tregua. La historia de una posible posesión de una niña por parte de un demonio desenmascaró un plano que en serio preferiríamos evitar. La estructura de la historia desde la desesperación de la madre para encontrar una respuesta lógica a lo que le ocurre a la nena, la explicación de la ciencia o mejor, la no explicación de la ciencia y solamente una salida: creer. Cada personaje forma parte importante para la historia pues cada uno será vital en el desarrollo de la misma, cada uno con sus problemas pero enfrentándose a uno mayor. Incluida la macabra madre del padre Karras. Aunque con un final un tanto increíble dada la naturaleza del miedo en sí, algo que intentaría arreglar el propio escritor en la interesante tercera parte. Difícil extraer una escena en particular sin ser redundante o hacer spoilers, la revisitaríamos en el 2000 con la falsa publicidad de The Version You’ve Never Seen: A pesar de la escena de la bajada de la escalera que se puede ver hasta en el tráiler.

 

1.The Shining (Stanley Kubrick, 1980)

 

maxresdefault

Sí, incluso el mejor director de la historia se atrevió a incursionar en el terror y logró el techo más alto en el género. Cuenta la leyenda que el maestro se atrevió a hacer una película de estas características gracias al reto que vio en The Exorcist y Rosemary’s baby, y que él podría igualar la calidad y transmitir el miedo como esas dos producciones lo hicieron. Basada en un libro de Stephen King, quien evitó hacer el guión junto a Kubrick por las bien conocidas obsesiones del director. La historia nos habla de Jack Torrance un escritor en una etapa de bloqueo artístico y que debe encontrar un espacio real de tranquilidad y calma para superar el problema, que mejor opción que ser guardia de un hotel en las montañas donde solamente estará con su familia. Los días pasaran y no logrará escapar de ese obstáculo por el contrario, su ansiedad al no poder superarlo va degenerándose en violencia y locura. Kubrick logra conjugar y optimizar los aspectos esenciales del género en una historia creíble, una cámara fantástica y algo muy importante, una explicación lógica entre el universo real y el espiritual, algo clave para que el espectador acepte lo que vio.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Bedub    


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*