Top 30 de Terror Según Bedub (Parte 3 de 4)

Seguimos en este conteo regresivo para conocer la película más aterradora de la historia del cine, cada vez va subiendo el nivel de calidad cinematográfica y el cine de terror demuestra que no solamente está hecho para pasar el rato sino que es capaz de crear una profunda e indeleble huella artística, que será usada en muchos otros géneros cinematográficos.

Vamos con una muestra de música proveniente de la partitura de Bernard Herrmann :

Bonus 1: The Exorcist 3 (William Peter Blattys, 1990)

 

vlcsnap-2011-09-23-13h24m40s64

 

Cómo no! sí hay secuelas que valen la pena y esta es una de ellas que hace olvidar a la nefasta The Exorcist II: The heretic ¿Alguien la entendió? Desde la muerte del sacerdote Karras al final de la original. ¿Qué sucede? Un espíritu no puede morir de la misma manera que el cuerpo entonces el demonio continúa vivo y empieza a apoderarse de otros cuerpos (ancianos y personas dementes) para matar, imitando a un asesino en serie que la policía creía muerto y desconcertando a todos por su modus operandi; por favor señores vean la escena del hospital, una cátedra de tensión y horror. Un ambiente muy bien logrado, las escenas de las muertes espectacularmente diseñadas todo enmarcado dentro de una historia que incluso hubiese podido ser única y creo yo habría ganado más adeptos, ya que llevar la carga de The Exorcist original es muy pesado.

Bonus 2: Cannibal Holocaust (Ruggero Deodato, 1985)

 

960__cannibal_holocaust_blu-ray_6o

 

La primera película de found footage: Un grupo de amigos cineastas llegan a la zona amazónica de Brasil para conocer a varias tribus caníbales de la región y nunca más se volvería a saber de ellos. Un antropólogo inicia una investigación sobre las causas de la desaparición y encuentra las cámaras de cine con todo lo ocurrido. Sorprendente cinta que evité por mucho tiempo y vi con ciertas reservas pues esperaba la masacre caníbal sin justificación, gore insulso tipo Hostel, pero no… resulta una cinta con una gran dosis de crítica social al estúpido comportamiento del turista al encontrarse con otras culturas y su falta de respeto, lo que lleva a las acciones empleadas por la tribu. El horror viene en su mayoría con sangre pero hay que mirar un poquito más allá.

 

14. The Texas Chainsaw Massacre (Tobe Hooper, 1974)

 

vince-texas-chainsaw-massacre-625x450

 

Siendo una historia de muy poco contenido, aquí no hay perfil sicológico ni realmente nada profundo que haga de su visionado poco más que una exagerada slasher. Hay que darle crédito al momento de su salida, en 1974 no se había visto nunca algo tan grotesco (literalmente), sin miramientos mostrar torturas y sangre era algo poco común y para un público muy particular. Curiosamente fuera del impacto inicial, inicio una racha sin fin de películas muy similares y a la gente empezaba a gustar del Gore. Basada en parte de la vida de un asesino en serie real Ed Gein quien conservaba y hacia objetos de decoración con partes de sus víctimas y una parte ficción que es la familia caníbal nos presentaría a un personaje icónico en estos films: La scream queen, que en esta película se la pasa gritando tres cuartos de ella.

 

13. Halloween (John Carpenter, 1978)

 

halloween.lovethiscitytv

 

Un asesino en serie aterrorizará a un pequeño pueblo estadounidense en la noche de Halloween, ¿Qué tiene de especial una película con una premisa tan simple? La respuesta es la dirección y es que el maestro del horror John Carpenter se aleja de los estándares vistos hasta la fecha en el subgénero y crea algo absolutamente nuevo. La ubicación de la cámara desde los ojos del asesino, acechando y ocultándose, y al aplicar está técnica juega con el espectador en el sentido de la espera del ataque. Además del personaje del psiquiatra que nos recuerda todo el tiempo que se está lidiando con un maniaco sin escrúpulos, la esencia misma del mal. Más la sencilla pero efectiva música compuesta por el mismo Carpenter crea en su conjunto un exquisito film de terror y sin uso del gore como elemento de terror. Rob zombie haría un notable remake en el que en su primera hora establece la patología del personaje, algo que le falta a la versión original.

12. Dark Water (Hideo Nakata, 2002)

 

dark water

 

Director que se hizo conocido por la sobrevalorada The ring, introductor al horror japonés del nuevo milenio y a la aterradora niña de largo y oscuro cabello en su cara, digamos que le sirvió como ejercicio para realizar su obra más redonda unos años después. El cambio de residencia de una madre con su hija, una caótica y dolorosa separación de su esposo, una mancha gigantesca de agua en el techo de su nuevo apartamento, problemas y más problemas que no le permiten dedicarle mayor tiempo a su hija y un ente que persigue al infante. La soledad del edificio de apartamentos, un clima lúgubre y la depresión propia de la historia logran formar un devastador ambiente y un final solamente lógico por el amor de una madre.

 

11. Hellraiser (Clive Barker, 1987)

 

Hellraiser

 

Una misteriosa caja desatará un infierno sobre la tierra, contiene a los cenobitas quienes sienten un placer inusual por el dolor y la carne. Frank un miserable tipo será quien realice el ritual pero va a ser destruido en un macabro festival de sangre. La única forma de volver a la vida es con la ayuda de su amante quien seduce y luego asesina hombres para ofrecerle la sangre a Frank, el cual se va reconstituyendo poco a poco. Pero esto no va a agradar a los Cenobitas quienes intentarán hallarlo como sea. Aquí el gore resulta un recurso muy válido y valioso para contar la historia, ya que básicamente el terror está provisto por las torturas y como es disfrutado por los demonios para arrebatar el alma.

 

10. The Omen (Richard Donner, 1976)

 

Original_BaylockFacesKathy

 

La muerte de su hijo recién nacido obliga al embajador de Estados unidos en Inglaterra a tomar una opción radical, adoptar de inmediato a otro bebé ofrecido por el hospital. La esposa no sabe de la decisión tomada y cuidará al niño creyendo que es el suyo. Extraños y macabros sucesos empezarán a ocurrir alrededor de la criatura, siendo la madre la primera en darse cuenta de ello y la primera en sufrir las consecuencias. Su padre escéptico en un principio tomará las riendas de la investigación que lo llevará a las profundidades del mal. La verdad asusta y mucho, la posibilidad de que algo verdaderamente maligno sea tan cercano como un hijo o de quien sea ese hijo realmente da escalofríos. Para resaltar la increíble música de Jerry Goldsmith y las fantásticas escenas de las muertes.

9. The Innocents (Jack Clayton, 1961)

 

the-innocents-stephens-friend

 

Una institutriz es encargada del cuidado y la educación de un par de niños que viven en una alejada mansión. En un principio todo será perfecto pues ellos son muy amables y queridos con la recién llegada. Pero empieza un cambio de conducta en ellos, que va creciendo en hostilidad y violencia, la institutriz no acepta que haya razón para tal comportamiento y empieza a creer en la influencia de espíritus malignos. Una historia gótica planteada en la época victoriana, además de las clásicas casas embrujadas y la posibilidad de la posesión de cuerpos, algo completamente nuevo en su momento y marcó una influencia en el cine de terror de aquí en adelante. Como dato curioso: uno de los guionistas es el gran Truman Capote, en una de sus pocas colaboraciones en el celuloide.

 

8. Psycho (Alfred Hitchcock, 1960)

 

psycho-house

 

El maestro del suspenso incursionó en el terror puro al adaptar a la pantalla grande el libro de Robert Bloch, donde un asesino en serie sacrificaría a sus víctimas en un Motel de su propiedad. Uno de los pilares del subgénero slasher que después daría tantas buenas películas, así como muy pobres y tontas. Si bien es una gran historia con vueltas de tuercas descomunales y creíbles, fue el perfil sicológico del asesino la parte que la hace diferente de todas las demás. Más no podemos olvidarnos de la cinematografía usada por Hitch, el montaje de la escena del baño es uno de los grandes momentos de la historia del cine, las tomas en picado, contrapicado, el más célebre McGuffin de la historia todo esto hace parte de un relato que por su originalidad hizo temblar a la audiencia: Como dato curioso, Hitchcock no permitía el ingreso de personas a las salas de cine después que había comenzado la función y lógicamente solicitó a los espectadores no contar el final.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Bedub    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*