Una porquería llamada 50 Shades of Grey

Buenas tardes a todos, en esta breve reseña trataré de incluir todos los apsectos que esta porquería que ni película merece ser llamada transgrede en su afán por saciar a esas multitudes de fans y lucrar con el morbo de una historia que no tiene pies ni cabeza.

50 Shades of Grey es la comprobación que la industria del cine cae irrevocablemente en una horrible decadencia cuyos primeros síntomas se habían visto anteriormente en historias adaptadas como el cierre de Harry Potter y la recientemente estrenada Sinsajo de The Hunger Games. El Cine se ha prostituido y entregado a manos llenas a este tipo de historia que no tienen un gramo de respeto por el lenguaje cinematográfico para poder lucrar de manera fácil sin tomar en cuenta siquiera la calidad de esta, donde justifican semejante atrocidad argumentando pobremente que va tal cual el libro, pero damas y caballeros ¡Esto es Cine no un Libro! Y en éste caso está lejos de ser mal cine porque ni siquiera es cine, es una historia mal calcada proyectada en pantalla grande para lucrar con el morbo de sus fans y nada más.

Fifty-Shades-Of-Grey-Gallery-03

Anteriormente había publicado un artículo donde Steven Spielberg y su cuate George Lucas se quejaban amargamente de la dirección que el cine tomaba donde todo tenía que ser una mega producción y buscaba atraer millones de espectadores a como diera lugar, lo cual en la visión de Spierlberg, condenaría a que ya no se viviría el Cine como estamos acostumbrados. En su momento parecía algo exagerado y fuera de lugar pero poco a poco comprendo mejor su punto de vista.

Sobre la película realmente hay muy poco que decir, las actuaciones son terribles donde se salva ligeramente Dakota Johnson, quien muestra un poco más de compromiso con su papel pero su pareja el Jamie Dornan no es más que un vil tabique marca Kellan Lutz; por lo que de antemano pueden suponer que no existe química alguna entre estos dos personajes y eso sin mencionar que tenemos un ritmo de lo más atropellado con una edición de porquería que sería una tortura completa sino fuera porque tiene una banda sonora disfrutable y ni hablemos del erotismo el cual es tan pobremente explotado que las escenas “candentes” son tan recurrentes y mal ensambladas que llegan a aburrir.

fifty-shades-grey

Si van al cine con esperanzas de ver algo como esto, olvidenlo.

 

Esta película no debería existir como tal, no hay una razón real para que esto sea considerado un filme y lejos de aportar algo al mundo cinematográfico, lo lástima profundamente y nos demuestra que el cine esta capturado en manos de fans hambrientos que dejan al resto de los espectadores asiduos al cine fuera de la ecuación.

No les sorprenda porque va menos gente al cine y prefiere ver series de tv o en Netflix.

¡Hasta la próxima!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Arquicruz   @DunedainX   dunadanx.deviantart.com/

Arquitecto, diseñador, artista digital, crítico de cine, instructor y lo que sea que ponga alimento en el plato de mis perros y gatos.


7 comentarios

  • Me llama la atención el que una página dedicada al Cine y se jacta de “ser una entrada al mundo cinematográfico” dedique lineas a despreciarlo, pero sobre todo a desalentar al espectador a presentarse en una sala de cine. Caer burdamente en en la bipolaridad de es buena o mala; como conosco de cine, no me gusta y si te gusta eres una adolescente calenturienta o una ama de casa frustrada. No existe ninguna APRECIACIÓN, no dan referencias para que el publico pueda tener un juicio de valor o alguna sugerencia de peliculas para que puedan comparar las formas de contar historias eroticas en el cine. Decir que el “cine se ha prostituido” no los hace unos eruditos, es mas, los deja ver como ignorantes en la materia. El cine se volvió sumamente lucrativo y una maquinaria mercadológica desde hace mas de 80 años con el cine sonoro y el star-system. David Fincher, Martin Scorsese, David Lynch, Guillermo del Toro y Alfred Hitchcock se dieron la oportunidad de trabajar en series de televisión, eso puede decir mucho a cerca de hacia donde puede ir dirigido el cine, el como los artistas quieren desarrollar sus tramas y sus personajes, donde el cine por sus brevedad no se los permite.

    Responder
    • Mariana dulce_tortura febrero 17, 2015 @ 3:13 am

      Bueno , sea o no sea una erudita del Séptimo Arte esta es mi opinion: A mi parecer siendo este un blog de cine , está en la libertad de comentar lo que quiera respecto a tal tema, que le parece bueno o malo y claro está el de sugerir al público que esta bien para ver o no;
      Y por favor esos comentarios acerca de que el cine es lucrativo hace xxxx años y demás, todos sabemos eso y no por eso soy una erudita tampoco, doy mi opinion en completa libertad que tengo, como Cinescopia, el comentario de arriba o cualquiera que sea.
      Ahora debo de confesar que si, si vi esta “movie”, no leí el libro y ni ganas y de acuerdo que es una basofia en todo sentido :S Si quisiera ver algo erótico , pues tal vez algo de Adrian Lyne como “9 semanas y media” donde me encanta la química de Kim Basinger y Mickey Rourke, Infidelidad sería otra y hasta la de “Atracción Fatal” y por qué no, algo de un actor q me encanta tmb y buenas actuaciones siempre como en ” Sexo, mentiras y videos”. ” Crash” de mi James Spader, en resumen esos son unos ejemplos de buen cine erotico o por lo menos a mi me atrae.. He dicho , Saludos Cinescopia, muy bueno todas las entradas, ArquiCruz , el Fett y dr Dark que publicó algo buenisimo tambien respecto a 50 shades/Grey hace unos días. Que estén excelente 😉

      Responder
      • Saludos mi estimada Dulce tortura casi Bondage! jajajaja no se crea!

        Creo que es la primera que tengo la dicha de leer sus comentarios en mi post y es cierto, esa de 9 semanas y media y al pervertidote de James Spader era verdaderamente cine erótico bien hecho.

        Gracias por los argumentos y las flores, nos estamos leyendo

        Responder
    • Saludos Edén! Supongo que es la primera vez que visitas este inmisericorde blog de cine por lo que explicaré con detalle el porqué de esta breve reseña:

      Tienes razón en los puntos que comentas sobre recomendar algo más, pero eso lo hicimos hace algunos días en las recomendaciones anti-románticas donde se habla de películas con temática similar a esta; aparte mi compañera Kim hizo un análisis previo al mío muy completo por lo que no quería ser redundante en el tema y repetir cosas que ya habíamos dicho en el blog.

      En cuanto a lo de eruditos, pues creo que usted es la que busca ese título ya que a mi muy particular persona lo último que me interesa es darme aires de filósofo (cuando vea más artículos míos lo comprenderá) y simplemente aproveché este espacio para denunciar como los fanzines estan secuestrando el cine, cosa que en los 80´s no existía.

      Agradezco muchos sus comentarios y el tiempo que nos dedicó, espero sinceramente que siga leyendo nuestro blog.

      Hasta la próxima

      Responder
  • “… Inevitable tema de hoy en el BDSM en todos los idiomas: el estreno de la película de Anastasia y Grey. En esta Europa invernal que pude recorrer una vez más en enero y febrero, no es más que una gran oportunidad para estimular las ventas de lencería sexy y accesorios fetish. No por casualidad el estreno del film coincidió con los días de San Valentín. La gráfica londinense de mi querida Ann Summers ilustraba, a modo de réplica, una imagen de una imponente belleza dominante, fusta en mano junto a la provocadora frase Facts, no words.

    Pero ya volviendo a la Argentina, descubro que el film desata otra vez en la mujer latina la agobiante necesidad de ser redimida por parte de un hombre. El BDSM y el Femdom que amo está en las antípodas de ese concepto. En un debate en Círculo BDSM, mi amiga sissy Niní, con su poder de observación cuasiclínico, lo justifica mediante un argumento de realismo devastador: si no es entremezclado con un novelón inverosímil, de qué otra forma una mujer promedio puede aceptar la existencia de un contrato BDSM y del placer masoquista? Mi sumiso cheshirecat le echa más leña al fuego reconociendo que la tarea más ardua que tiene que acometer un hombre en su vida es lograr encender la fantasía en la mujer que desea y entonces, si desde ese punto de vista tan pragmático, el libro y el film cumplen con su propósito, bienvenidos. Todo suma.

    Desde este lado de la mesa, no oculto (no puedo ocultarlo y tampoco quiero hacerlo) el desprecio que siento por la mujer que se identifica con la princesita desvalida y que la juega de infantiloide como si fuera una vulgar copia sin gracia ni picardía de la Marilyn de la sonrisa inocente. El encanto de la virgen que todo lo desconoce en cuestiones de sexo y es deslumbrada por el galán rico y apuesto que hace gala de su fortuna, de origen desconocido. Hay demasiadas sombras en esa historia de fantasía. Y demasiadas realidades sombrías en nuestras tierras, protagonizadas por chicas inexpertas que creen saber en donde y con quien se meten y que descubren su error demasiado tarde.

    Levanto la bandera del otro lado del límite. Las Femdoms somos luz erótica. Desde el inicio de los tiempos somos las mujeres que controlan el fuego en las cuevas, calentando e iluminando. Somos las hetairas griegas, Cleopatras y Godivas empoderadas, ninfas, putas, musas, cortesanas, divas de Hollywood, estrellas. Somos luminosas porque somos luz. Lo primero que ellos suelen hacer es iluminarnos para contemplarnos mejor. Malditos sean los sombríos ojos tristes de una mujer sin luces cuya sexualidad duerme a la espera del príncipe. Benditos sean los que calientan mis látigos con su piel genuina y no con su billetera sospechosamente cargada de falso poder. El poder de la billetera es efímero: siempre pierde porque siempre habrá una billetera mejor. El sólo puede ser él si no compite con nadie

    El señor gris es inseguro en su camino de sombras. Nadie lo pone a prueba pues ella es virgen. Nosotras somos las promiscuas, a nosotras no nos engaña. Somos deseadas y adoradas, elegimos entre muchos y buscamos lo mejor. En nuestras femeninas garras viven los colores de los esmaltes más laqueados, las sedas de las odaliscas, las alegrías de las que sentimos el sol entre las sábanas porque los dungeons – dormitorios resplandecen con nuestro arcoiris de feromonas. La sonrisa de Bettie es rayo de luz, fusta y espada, cuero y fetiches, semen y placeres. Cien rayos de luz de Roxanne.

    Responder
    • Saludos Lady!

      Pues tiene mucha razón en este tema que todos tocamos con pinzas que es la imagen y el rol de la mujer en este tipo de situaciones, donde se lucha por mostrar a una mujer más libre y dueña de si misma mientras que en esta cosa (que no puedo llamar filme) nos enseña todo lo contrario.

      Ese decidí no tocarlo para mantener la neutralidad del blog y enfocarme al lenguaje cinematográfico (el cual es inexistente) aparte de que podía hablar de algo sin conocer profundamente el tema.

      Muchas gracias por compartir su opinión, esperamos verla de vuelta!

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*