Unidos… por la comodidad de la audiencia

¡Y comienza el nuevo ciclo Disney-Pixar! La primera película animada del año es Onward (retitulada, inexplicablemente, Unidos), una comedia enfocada en el autodescubrimiento y valorar las relaciones fraternales.

En un mundo suburbano fantástico, donde pareciera que la magia es un mito (pero el capitalismo tardío contemporáneo no), Ian y Barley, dos hermanos elfos (con las voces de Chris Pratt y Tom Holland en inglés, Carlo Vazquez Díaz y Emilio Treviño en español), descubren que la magia es real y podría darle la oportunidad de conocer a su papá. El guion, de Dan Scanlon y Jason Headley, se enfoca en la relación entre estos dos hermanos, delimitándolos perfectamente -Ian, el chico tímido y brillante, Barley, el hermano impulsivo pero con un amplio conocimiento histórico de su pueblo-, y explora las alternativas de unión familiar cuando el padre está ausente.

Otro tema presentado es el de auto-descubrimiento (o re-descubrimiento) de uno mismo, explorado a través de The Manticore (Octavia Spencer), Colt Bronco (Mel Rodríguez) y, hasta cierto punto, Lauren (Julia Louis-Dreyfus). Sin mayores sorpresas, la historia se va por territorios conocidos, ofreciendo una opción narrativa segura para encantar a toda la familia.

Lo interesante de esta película es justo lo blanda que es: después de tres años enfocados en secuelas, esta es la primera historia original de Disney-Pixar desde Coco (2017), pero no profundiza en el desarrollo de los personajes para tener el centro emocional impactante que caracteriza a los filmes animados de esta dupla. Al quedarse en lo seguro, sin grandes riesgos, ofrece un entretenimiento cómodo, equiparable a un suéter viejo y calientito.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Oraleia    

Snob pretenciosa en recuperación, punk de gustos refinados y valemadrista con corazón. Crítica de cine.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*