Watchmen 1×4: If You Don’t Like My Story, Write Your Own

Toda serie tiene “uno de esos capítulos”, referido vulgarmente como “el de relleno” o si nos vemos un poco más benevolentes, “el de transición” ¡En fin! Ni la hasta ahora genial y misteriosa Watchmen de Damon Lindelof se salva, siendo su cuarto episodio en definitiva y hasta ahora el peor.

Al igual es un poco decepcionante por varias razones. La primera de ellas es que en realidad de sus 53 minutos solo 10 aportan un desarrollo o progresión a la trama, desperdiciando la mayoría de su metraje en una redundancia narrativa alrededor de ciertos aspectos que el espectador incluso pudo haber sentido como “originales” en los previos, al situar elementos si bien no definidos en su totalidad, al menos obvios pero atractivos gracias a una bien encausada insinuación; es por ellos que los secretos revelados por Sister Night (la genial Regina King) son además de aburridos de total relleno y sobrexpuestos, dejando que la otra reciente adquisición “protagónica” de Jean Smart tenga los minutos contados en este capítulo sin ningún aporte sustancial a la historia.

Así mismo el ya tradicional segmento de Jeremy Irons si bien impacta visualmente dando el punto definitorio y estructural sobre la demencia y cruenta villanía de su personaje, al mismo tiempo se torna un poco bobo (e igual de redundante) al revelar lo que bien podría ser un grandísimo “mcguffin” alrededor de Ozymandias. Si bien esto podría ser un truco narrativo del propio Lindelof (y esperemos que así lo sea porque de otra forma sería poco más que decepcionante), los minutos en esta ocasión se sienten sobrados y sobre todo fuera de sintonía con el plan que se comienza a fraguar en la otra y principal línea argumental.

Pero entonces ¿Qué es lo que provee este frágil y lento capítulo a la trama? El personaje de Lady Trieu, interpretada por Hong Chau y en donde reposa lo que al parecer es tanto el artefacto a vencer como los vestigios de su amenaza principal, forjando un nexo directo con el “otro personaje misterioso” y denotando lo que es por obvias razones y diálogos el plan malévolo.

Casi en el meridiano de la serie, no es conveniente que Lindelof repita otro narrativa transitoria y reciclada, y es que para lo que sería su capítulo 5 (de 9 para su primera temporada), lo ideal sería comenzar a ejercer presión en sus puntos de conflicto para así evolucionar psicológica y emocionalmente a sus fichas con mayor dramatismo, acción y/o suspenso. Si bien los 3 primeros capítulos han funcionado manteniendo el mismo estilo y ritmo, cabe destacar que la primera dirección del ucraniano Andrij Parekh muestra también un cambio de tono más cercano al humor negro, lo cual resta un poco de credibilidad al modus thriller que venía persiguiendo la serie, factor que se refleja también en la baja de calidad de los diálogos en esta ocasión.

El título “If You Don’t Like My Story, Write Your Own” quizá hasta sea de un doble sentido, un sarcasmo del Lindelof y compañía en donde varias de los elementos principales hasta ahora mostrados (la caballería, Ozymandias, Manhattan, el entorno político) se diluyen y pierden interés, equilibrando este episodio más hacía la fantasía, comedia involuntaria y/o ciencia ficción.

¡Pero que no cunda el pánico! Ya que la historia tiene todo para retomar la calidad dramática y/o de suspenso para su(s) próximo(s) capítulo(s).

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*