White God; porque hasta el mejor amigo tiene sus límites

images_24504

Estrenada en Cannes el año pasado y ganadora de Una Cierta Mirada, White God viene causando revuelo en donde se vea o se proyecte por la temática que maneja, la cual no somos ajenos a esta y lo peor es que aun existe un arraigado temor a que esto suceda.

La historia nos narra las desventuras de dos amigos, Hagen un perro mestizo muy coqueto y su compañera humana o dueña, Lilly (Zsófia Psotta). Ambos reflejan una química en pantalla al estilo Bolt de Disney pero más realista y los problemas llegan a ellos cuando en su país existe un impuesto que se debe aplicar a los perros que no son puros o de raza y en caso de no hacerlo, deberán ser llevados a un refugio donde muy probablemente terminarían sacrificados.

Basados en el cliché de mi esposa me dejó, el padre de la niña (Sándor Zsótér) se desquita con ella y su mascota (cosa que pasa muy seguido) y lo abandona a su suerte donde nuestro protagonista sirve de vehículo para mostrarnos la terrible pesadilla que vive un perro de la calle.

Fehér-isten

Ya que tocamos el tema de las estadísticas creo que es bueno tomar esto es cuenta:

Alrededor de 4 millones de perros son abandonados, cada año, solamente en los EE.UU. En el Reino Unido se estima que el número de perros abandonados llega ser tan alto como 130.000 al año. Aproximadamente, un perro adoptable sano cada hora es condenado a muerte (24 horas al día, 7 días a la semana) en el Reino Unido, debido a no encontrar un hogar. Haga entonces los cálculos a nivel mundial.

También existe un gran problema con el abandono de gatos, conejos y hurones. Otros pequeños animales también son víctimas, pero el abandono de estos animales es más fácil de ocultar.

Los diferentes países poseen distintas formas de poner fin a la vida de las  mascotas no adoptadas. Algunos de los métodos utilizados pueden causar terror y un dolor inimaginable. Estas prácticas incluyen causarle a las mascotas una muerte prolongada y dolorosa por envenenamiento, matarlos de hambre (por ejemplo, Rumania, Bulgaria), quemarlos vivos (Ucrania), electrocutándolos (México), gasificándolos (EE.UU.) y una inyección letal (Reino Unido).

Por lo que decir que la cinta se basa en la mercadotecnia para ganar la simpatía del público es algo fuera de lugar ya que el filme muestra las dos caras de estos animales y aparte existe un gran problema de abandono de mascotas y creo que seríamos muy necios al negarlo cuando en nuestro país mínimo hay uno o dos canes en situación de abandono a donde sea que vayamos. La cosa empeoró cuando se impusieron impuestos extras al alimento de mascotas.

Fuente

Hagen the dog cast member at the photo call for the film White God (Feher Isten) at the 67th Cannes Film Festival, 2014

Esta cinta muestra de manera muy clara una cosa que me repito todos los días aunque soy amante de los perros: ellos son lobos y en cualquier momento se pueden acordar de eso. En la historia vemos cómo funciona la jauría, como se mueven en grupo y se vuelven una terrorífica fuerza casi imparable. La verdadera pesadilla de todos los humanos, ese terror primitivo que viene impreso en nuestro ADN se puede revivir al ver esa inmensa jauría corriendo libre por la cuidad en busca de venganza.

También mi estimado Fett acusa de manera vehemente, que esto es un plagio del planeta de los simios (la del 2011 creo) pero seamos serios; si vas a tomar el argumento de una raza animal que se rebela ante el control de los humanos, siempre van a existir puntos en común que son base de esta narrativa (preparense para ver la rabieta del mandaloriano en los comentarios)

Si bueno, los perros sufren ¿Pero que hay del Cine?

Si bien puedo discrepar en esos dos puntos con mi estimado colega debo decir que respecto a la calidad de la cinta estamos en la misma sintonía. El director Kornél Mundruczó no es ningún novato en estos lances y sabe ajustar el relato para que tenga una identidad muy propia y mostrar ambas caras de nuestros peludos protagonistas: El amigo fiel que domesticamos hace miles de años y el lobo primitivo que duerme dentro de él.

La historia se mueve muy bien a través de la niña y su perro, pero luego da un giro hacia el terror fantástico algo excesivo donde el director empieza a hacer trampa y romper ciertas reglas de lógica que no pueden pasarse por alto y la película se aleja de lo que proponía en un principio, lo daña cuando todo iba tan bien.

white-god

¿La recomiendo?

Indudablemente, si bien puede tener una que otra escena de crueldad animal, el director fue muy hábil para montar ciertos “stunts” caninos para no ponerlos en riesgo y lograr sacar el máximo de sus compañeros cuadrúpedos. Si vieron Amores Perros, podrán ver esta cinta fácilmente en cuanto a lo gráfico.

Esto es todo de mi parte y si ando viendo cosas europeas y serias es por culpa de la cartelera tan seca que tenemos ¡Hasta la próxima!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Arquicruz   @DunedainX   dunadanx.deviantart.com/

Arquitecto, diseñador, artista digital, crítico de cine, instructor y lo que sea que ponga alimento en el plato de mis perros y gatos.


2 comentarios

  • Estimado Arqui creo que le voy a ganar al Fett en la rabieta de los comentarios jajajajaja, la verdad no, creo que mi percepción de la película está entre las dos opiniones de ustedes, yo no pude decidir se la película me gustó o no, porque mi balanza se quedó justo a la mitad, comenzó muy bien, luego retrocedió y tuvo un excelente cierre. Las comparaciones son inevitables y lo van a ser con toda película que hable sobre la rebelión de los animales ante el maltrato humano (que son muchos). Coincido con usted en el factor instinto latente y a ese punto en particular le tengo mucho respeto por las investigaciones y los hechos que lo avalan. Creo que es una película para verse y para reflexionar por muchos lados, porque su sentido cambiará con cada persona que la vea. Es fuerte, no apta para los de estómago frágil pero obligada para los amantes del cine….y de los perrros. Saludos!!

    Responder
    • Saludos ama y señora del Castigo

      Pues la verdad me gusta, tiene sus errores pero creo que el Director logra un sano equilibrio donde se muestra la suficiente crudeza pero sin llegar a ser morbosa o muy gráfica y es una buena muestra para todos del dolor que causamos con nuestra indiferencia.
      Es una gran cinta y merecemos verla en pantalla grande

      Saludos

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*