Y el Oscar 2013 a Mejor Actor de reparto es para

Es raro que en esta categoría se encuentren puro veterano de guerra compitiendo por la estatuilla, y más cuando según las estadísticas este premio siempre va a parar a algún talento joven y/o menospreciado anteriormente por Oscar. Se dan tres casos curiosos, el primero es que todos los inmiscuidos ya guardan al menos 1 pelón dorado en sus vitrinas; el segundo, que de seguir esa moderna costumbre de premiar a los antagónicos (que ya lleva 5 premiaciones seguidas salvo el año anterior), Seymour Hoffman sería lo más parecido a uno (Pues los verdaderos cabrones villanos que se quedaron a un pelo de la nominación fueron Leonardo DiCaprio y Javier Bardem) ; el tercero, que los dos claros favoritos interpretan personajes que fraternizan con la raza afroamericana y no les gusta para nada ese rollo de la esclavitud, factor que influencia fuertemente a la buena conciencia de los votantes (Dicen).

Lo que sí es un hecho es que el año estuvo repleto de buenas actuaciones de reparto ¡Con decirles que muchos críticos pronostican un empate! Cosa que si se ha dado en 1932 (Fredric March y Wallace Berry) y en 1968 (Barbra Streisand y Katharine Hepburn), pero que en lo personal no creo que suceda a pesar de los cerrados pronósticos, profetizando solo un ganador ¿Será un aferrado defensor de la enmienda en contra de la esclavitud? ¿Un doctor cazarrecompensas en el viejo oeste con un corazonzote más grande que el de Luther King? ¿Un productor hollywoodense mal hablado que emprende la difícil tarea de hacer una película falsa? ¿Un padre de familia disfuncional y supersticioso? ¿O acaso las buenas costumbres académicas se irán al carajo con el polémico retrato del líder de un culto religioso? (Al cual por cierto pertenecen la mayoría de los votantes).

 

El Favorito: Tommy Lee Jones (Lincoln)

Premios Acumulados: El premio SAG de gran empuje y el embolse de las asociaciones de críticos de Dallas, Las Vegas y San Francisco.

Experiencia Oscaril: Tres nominaciones previas, una como mejor actor en In the Valley of Elah (2007) y dos en este mismo rubro por JFK (1991) y The Fugitive (1993), por la cual ya se hizo de la estatuilla.

Probabilidades: 33%

No se dejen guiar por lo caradura de este experimentado actor, que cuando se le usa como se debe (como un caradura carismático), puede alcanzar desempeños memorables. Eso fue lo que hizo Spielberg al situarlo como el congresista Thaddeus Stevens, político a favor de la enmienda propuesta por Lincoln para terminar con la esclavitud. Si bien la actuación no se vuelve algo memorable en comparación a la de muchos de sus contrincantes, la sobriedad actoral de Tommy es la que le da un impecable desempeño en este papel que incluso ya se sentía seguro ganador desde las predicciones para las nominaciones, esto gracias a que el personaje encaja perfectamente con el american way of life y los estatutos concienzudos de la Academia. El SAG por si solo le hace subir puntos para lograr su segundo Oscar, pero desgraciadamente y a diferencia de Day-Lewis, su destino también está ligado a la debacle en cuanto al gusto generalizado que ha sufrido la cinta en todos los certámenes frente a sus competidoras. Aún con esta penitencia, sigue liderando las apuestas.

Que se lo lleve para: Regalarle su Oscar a Josh Brolin, el cual hizo una personificación perfecta de él en Men In Black 3 ¿A poco no? ¡Que se lo regale!

Predicción: Difícil, muy difícil, pero creo que al final sus arrugas pesarán un poco más que las de sus contrincantes.

 

El que le pisa los talones: Christoph Waltz (Django Unchained)

Premios acumulados: Ya arrebató el Globo de Oro; además los críticos de San Diego, Austin y Ohio ya lo prefirieron sobre Tommy.

Experiencia Oscaril: Una nominación previa apenas en 2010 por la cual sin ninguna discusión y por knock out se terminó por llevar el Oscar gracias a Inglorious Basterds

Probabilidades: 30%

Hasta antes de ganar el Globo de Oro nadie lo ponía como un favorito en la contienda (Incluso antes de las nominaciones, todo apuntaba a que su compañero de reparto Leonardo DiCaprio iba a ocupar esta plaza), pero nadie contaba con la astucia y carisma del Dr. King Schultz, un dentista alemán retirado que ahora se encarga de capturar fugitivos para la ley durante la época del salvaje oeste, y que en su travesía, ayudará a su socio Django a recuperar a su esposa, cautiva por un malvado terrateniente. Si algo funciona en la cinta de Tarantino son las actuaciones de reparto, las cuales opacan al mismo esclavo desencadenado y que en figura de Waltz nuevamente alcanzan su clímax, entregando a uno de los personajes más memorables y queridos del 2012 gracias a su peculiar estilo desenfrenado y sinvergüenza de actuación. La secuencia entrañable del apretón de manos vale por si sola la nominación ¿Y el premio? Quizá, pues no olvidemos que estamos ante un personaje que también aborrece la esclavitud y alude a los buenos preceptos americanos, todo aderezado con una pizca de brillantez y desfachatez histriónica marca Tarantino-Waltz.

Que se lo lleve para: Ver que hace teniendo a Robert De Niro enfrente, el cual según sus palabras, fue la inspiración para volverse actor, es más  ¡Que se lo regale!

Predicción: Podría ser, podría ser, pero ese Oscar tan reciente no le ayuda nada en estos momentos, pues quizá a la Academia le dé también por reconocer la carrera de Tommy Lee Jones, digo, pues ya estando ahí, para que invitarlo otra vez y mandar a hacer otro Oscar ¿No?

 

El que no debe ser descartado: Phillip Seymour Hoffman (The Master)

Premios acumulados: Chicago, Florida y Kansas ya se rindieron ante su actuación. A esto súmenle la Volpi Cup en Venecia y los palmares en el Festival de Toronto.

Experiencia Oscaril: Tres nominaciones previas y una estatuilla dorada por su majestuosa interpretación en Capote (2006). En este rubro ya repitió en 2008 y 2009 con Charlie Wilson’s War y The Debt respectivamente

Probabilidades: 27%

Si The Master comercial y socialmente hablando no hubiera tratado sobre la cienciología (aunque no trata sobre eso) y/o P.T.A. no hubiese declarado que sí se basó en el líder de dicho sector, siendo igual de prudente o lame pelotas que Seymour Hoffman (El cual aseguró que su papel no se basa en Hubbard ¡Si, como no!), estaríamos muy probablemente ante el seguro ganador de la quinteta, y es que el desempeño del histrión es sencillamente magnífico y perturbador en una cinta que debe muchas de sus buenas críticas tanto a Phoenix como a Hoffman por igual. Sin embargo, quizá esa prudencia y el buen trato que mantiene con Hollywood lo acerquen merecidamente al podio para ganar su segundo Oscar, siendo también la perfecta excusa para premiar a una cinta injustamente ignorada y de paso expiar el pecado y negar que la obra de P.T.A. tiene algo que ver con el supremo líder de la mayoría de los invitados a la ceremonia (Uno de ellos al parecer el mismo Seymour Hoffman), algo así como: “Tu película es tan ficticia que si le vamos a dar un premio”.

Que se lo lleve para: Que lo comparta con Joaquin Phoenix, pues como Quiko y el Chavo del 8, uno no es nada sin el otro, es más ¡Que se lo regale!

Predicción: No hay que descartarlo, pues su premio puede ser la bofetada con guante blanco a la polémica e infravalorada obra de un genio.

 

El homenajeado: Robert De Niro (Silver Linings Playbook)

Premios acumulados: Solo la victoria en el Festival de Hollywood, nada que presumir.

Experiencia Oscaril: Mucho que presumir; seis nominaciones previas y dos victorias, una en este mismo rubro por The Godfather Part II (1975) y otra en protagónico por Raging Bull (1981). Las demás fueron también en la categoría de protagonista por Taxi Driver (1977), The Deer Hunter (1978), Awakenings (1990) y Cape Fear (1991).

Probabilidades: 5% (Por no decir nulas)

Leyenda viviente que regresa al barullo del Oscar después de 21 años de ausencia, pero eso no es lo importante, sino solamente tenerlo de vuelta en una calidad interpretativa digna de su figura y carrera, pues ya empezábamos a preguntarnos si ya había olvidado el cómo actuar con tanto bodrio y auto parodia encima. Eso es su premio, figurar nuevamente entre los mejores con un papel de mucha fuerza emocional y de gran relevancia para el conflicto y resolución de la cinta que no busca resaltar, pero si compaginar con todo su reparto en una magistral química. Por lo tanto, no resulta raro que su salida de papeles vergonzosos este bajo la batuta de David O. Russell, un director ya consagrado en la dirección de actores a los cuales ya ha regalado 7 nominaciones en solo dos películas, uno de ellos un exquisito padre supersticioso y compulsivo que intenta ser de ayuda para sobrellevar el trastorno bipolar de su hijo en un panorama familiar lo bastante jodido, cómico y disfuncional, cortesía de un De Niro en su mejor forma.

Que se lo lleve para: Constatar y agradecerle la excelsa labor a O. Russell, es más ¡Que se lo regale!

Predicción: Ni poniéndose toro salvaje aspira a tener alguna real oportunidad para subir al podio, pero el volver a ver su rostro entre tanto banal glamour será un respiro para algunos televidentes.

 

El colado: Alan Arkin (Argo)

Premios acumulados: Solamente los críticos de Vancouver se han atrevido a premiarlo.

Experiencia Oscaril: Tres nominaciones previas y una victoria en esta misma categoría por la entrañable Little Miss Sunshine en 2007. Las otras se dieron como portagónico por The Russians Are Coming the Russians Are Coming (1966) y por The Heart is a Lonely Hunter (1968)

Probabilidades: 5% (Por no decir nulas)

Si hace 5 años era la apuesta segura para llevarse el galardón, esta vez Arkin incluso corrió con la suerte de ser tomado en cuenta sacando de la jugada a dos villanos que clamaban por una nominación (DiCaprio y Bardem). Era un volado, pues no se puede negar que la figura de Arkin es la relevancia actoral en una cinta que poco a poco va tomando más fuerza conforme la ceremonia se acerca; un buen desempeño, carismático y de equilibrio para el desarrollo del film, el cual hizo ruido entre los votantes debido a que su personaje está basado en un miembro de la academia: un productor cinematográfico. Esto no es para desestimar la actuación de un actor ya consagrado, al contrario, con poco tiempo en la pantalla Arkin brilla de sobremanera en un papel que al parecer fue escrito especialmente para él y de paso, también inmortalizar una frase que bien podría ser el slogan de la próxima ceremonia

Que se lo lleve para: Honrar la ausencia de Ben Affleck en el apartado de dirección, es más ¡Que se lo regale!

Predicción: Con la nominación esta más que bien servido y preparado para cambiar la mítica frase a ¡Oscar, fuck yourself!

 

El que faltó: Dwight Henry (Beasts of the Southern Wild)

Premios acumulados: Solo cautivó al círculo de críticos de Los Ángeles

Experiencia Oscaril: Absolutamente ninguna

Definitivamente este no era un año para villanos, si bien DiCaprio y Bardem presentaron un exquisito desempeño, no hay que negar que sus interpretaciones si cayeron en un tono caricaturesco que no encajaba con la calidad interpretativa de los 5 seleccionados finales, sin embargo, el verdadero olvidado y excluido fue este actor afroamericano que en el cuento de cenicienta de esta edición del Oscar “Beasts of the Southern Wild”, entrega una formidable actuación que de hecho fue el soporte para que la pequeña Wallis explotara sus aún crecientes y magistrales cualidades histriónicas. Un personaje que odias y amas de forma simultánea, su personificación me recuerda a una frase que alguna vez Ethan Hawke dijo cuándo su compañero de reparto Denzel ganó el Oscar por Training Day: “Si yo hacía bien mi papel, Denzel ganaba el Oscar”; en esta ocasión no será así, pero al menos el espectador debe reconocer la labor de Henry en este extraordinario y pequeño film.

 

Análisis Previos

Mejor Actriz

Mejor Director

Mejor Actor

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


6 comentarios

  • Espero que Phillip se lo lleve. Aunque es más factible ver a Tommy ganando, pues veo realmente difícil que vuelva a ser nominado en el tiempo que le queda de carrera, por el tipo de papeles que suele elegir. Don Seymour tiene mejor elección en cuanto a sus papeles y tiene muchas más oportunidades de verse nominado en un futuro no lejano.

    Responder
  • Hijole, esta terna si esta interesante… a mi punto de vista, ninguno de estos actores “necesita” un Oscar… pero a falta de ver “The Master”(¿hasta cuando?), asi como “Silver Linings Playbook”… Me voy por el adorable HDP de Christoph Waltz… y Tommy Lee Jones, mi segundo favorito por ser el emphatic relief de “Lincoln”.
    Arkin pues su papel esta cumplidor en esa maravilla que se dirigió sola llamada “Argo”, pero no tiene el peso drámatico de otras actuaciones como la de DiCarpio en “Django”: “…But, now you have my attention”.

    Responder
    • Adorable es la palabra exacta para el Dr. Schultz ¡Totalmente de acuerdo! Y ese quiza sea el empuje necesario para el Oscar aunque la academia se podría ir con el veterano, definitivamente esta entre esos dos, pero cuando vea The Master estimado, aunque no lo gane, nosotros aqui sabremos quien era el verdadero favorito

      Saludos!

      Responder
      • Rodrigo (Antes Roberto) febrero 9, 2013 @ 5:13 pm

        Phillip Seymour Hoffman se lo merece no hay duda, pero estaría contento que De Niro se lo lleve, ya que nos regresa a la leyenda que nos tenía acostumbrado. Veremos.

        Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*