Y el Oscar 2013 a Mejor Actor es para

Tres experimentados y dos novatos compiten en una categoría no muy alentadora para la sorpresa; podríamos decir entonces que prácticamente estamos ante una de las pocas premiaciones cantadas de la ceremonia (No te emociones Hugh Jackman). Sin embargo, por ahí hay un mutante que bien podría sacarle un susto al que quizá sea el ícono interpretativo más grande de nuestra época y uno de los máximos histriones de la historia, que de darse lo pronosticado, sería el único ser con 3 premios Oscar en el rol protagónico.

Esto es una pena y regocijo compartido, pues en un año plagado de grandes actuaciones la derrota inminente se pinta para un ladrón redimido con muy buena cuerda vocal, para un militar traumatizado que busca protección dentro de un naciente culto religioso, para un profesor bipolar obsesionado con recuperar su pasado y para un piloto drogadicto y alcohólico que enfrenta las consecuencias de sus actos. Todos estos no tendrán más que aplaudirle al presidente más querido de los americanos mientras este hace nuevamente historia.

Analicemos a los nominados.

 

El favorito: Daniel Day-Lewis (Lincoln)

Premios Acumulados: Las asociaciones de críticos de Boston, Ohio, Chicago, Dallas, Florida, Kansas, Las Vegas, New York, San Diego y Washington se han rendido a sus pies. A eso hay que agregarle el reconocimiento de la NSFC, el Globo de Oro  y el SAG ¿Algo más?

Experiencia Oscaril: 5 nominaciones previas en esta misma categoría y 2 Oscar, uno por My Left Foot en 1989 y el otro por There Will Be Blood en 2008

Probabilidades: 90%

No hay de otra, Daniel Day-Lewis es “El Cabrón Actor”, un artista que selecciona sus papeles meticulosamente y que bajo la técnica Stanislavski literalmente se convierte en su personaje (En Lincoln hizo que todos, incluso Steven Spielberg, le llamarán “Sr. Presidente”, mientras también durante la filmación redactaba cartas firmadas como “Abraham Lincoln” y en el lenguaje de la época). Este premio está cantado desde que todo el mundo supo la noticia que interpretaría a Lincoln ¡Y con justa razón! Su desempeño siempre es sobrio, digno en cada encarnación de ser preservado en los anales del séptimo arte y que ahora bajo la dirección de Spielberg quizá haya alcanzado no su personaje más emocionante, pero si el pináculo y confirmación de sus dotes artísticos y status de leyenda dentro de la industria, pues sencillamente todo el mundo por fin pudo conocer gracias a sus manos, rostro, andar y voz, quién y cómo era el  personaje político más famoso de la historia estadounidense

Que se lo lleve por: ¡Porque sí y punto! ¡Es un cabrón! ¿O acaso hay alguna discusión?

Predicción: Como todo caballero, volverá a subir al podio agradeciendo a todo el mundo y en especial a sus competidores ¡Modesto el muchacho!

 

El que no debe ser descartado: Hugh Jackman (Les Miserables)

Premios Acumulados: Globo de Oro a la mejor actuación en comedia o en musical (Gracias a los dioses Lewis no canta o también se lo hubiera arrebatado)

Experiencia Oscaril: Primera nominación, pero recuerden que Wolverine fue ya anfitrión de la entrega hace algunos años y no lo hizo nada mal

Probabilidades: 7% (Por aquello de las malditas sorpresas)

Hugh Jackman debería estar muy molesto e indignado con Liam Neeson, pues si este hubiera aceptado el papel de Lincoln muy probablemente el Oscar iría a parar a sus garras y a su trabajada voz. No es por desprestigiar el gran talento de Neeson (al contrario, es un gran actor), sino que simplemente la excelsa y brillante actuación de Jackman no podrá hacer nada contra el camaleón en persona Day-Lewis (Nadie puede). La buena noticia aquí es que el australiano por fin ha destapado sus dotes interpretativos y que su Jean Valjian perdurará seguramente como la mejor interpretación de este ladrón dentro del celuloide, cosa que nadie hubiera profetizado algunos pocos ayeres cuando Hugh estaba sumido como la exacta personificación de Wolverine y su mundo externo al mutante se basaba en dramas infumables y una que otra aceptable aparición al servicio de directores como Christopher Nolan. En conclusión, un nuevo actor ha nacido y dará gusto ver como su filmografía se expande de buena manera después de su grande, repito, grande actuación.

Que se lo llevara por: Simpaticón, pero la sonrisa no te da Oscar (Bueno, sí, pero con piernas incluidas como le pasó a Sandra Bullock)

Predicción: A poner cara bonita para aplaudirle a Day-Lewis, que seguramente también es más bonito y canta mejor que él

 

El grato colado: Bradley Cooper (Silver Linings Playbook)

Premios Acumulados: El galardón del Hollywood Film Festival y el reconocimiento de la National Board of Review

Experiencia Oscaril: Primera nominación.

Probabilidades: 1% (Por no decir nulas)

Quien hubiera dicho que detrás del pasado de copas este había un potencial actoral del más fino y divertido. Sencillamente Bradley es el alma de esta extraordinaria cinta, brindando una actuación llena de naturalidad que en su desarrollo transmite veraz desesperación, risa y ternura, haciendo que el espectador comparta su sufrimiento y proceso hasta la redención. Mucho ayudó la dirección del experto en el tema David O. Russell, pero lo que en realidad catapulta esta interpretación es la química que Bradley crea con su co-protagonista Jennifer Lawrence (Que de conseguir un premio para el film en el rubro actoral será por su parte), convirtiéndolos en una de las mejores y más románticas parejas del cine, dos chiflados cautivadores que entregan momentos memorables para todo el género. Otra vez, una lástima que el monstruo Lewis se encuentre en escena (para él), sin embargo este entrañable papel le dará un gran empujón a su carrera en espera de que abandone su preferencia por personajes zonzos al servicio de comedias repetitivas.

Que se lo llevara por: Esa secuencia del ataque bipolar, disculpen mi insistencia, pero el ser que ya haya visto el film me entenderá perfectamente.

Predicción: Ni haciendo un teatrito queriendo golpear a Daniel Day-Lewis, pues seguramente este último hace berrinches y golpea mejor que él.

 

El homenajeado: Denzel Washington (Flight)

Premios Acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: Esta es su sexta nominación al Oscar, de las cuales se ha embolsado dos; el primero en el rubro de reparto por su papel en Glory de 1989 y el segundo en esta misma categoría por Training Day de 2001.

Probabilidades: 1% (Por no decir nulas)

El actor afroamericano más condecorado de todos los tiempos regresa a la quinteta para defender su honor en uno de los mejores papeles de su carrera interpretando a un hábil piloto adicto a las drogas y al alcohol. Un titán de la actuación, pues sin duda todo aquel que haya visto un borrachito como estos podrá constatar que Denzel no guarda concesiones con su soberbio desempeño en una película que si bien decae durante todo su segundo acto y desarrollo del conflicto (a pesar de significar para Robert Zemeckis el argumento más oscuro de su carrera con un buen guion), es el histrión el único pilar para sostenerlo entregando en su introducción y resolución momentos de verdadera catarsis emocional que por sí solos le valieron esta merecida nominación. Se irá con las manos vacías, pero es bueno tenerlo nuevamente compitiendo después de más de 10 años de no figurar en la ceremonia.

Que se lo llevara para: Brindar con whisky  unas cervezas, cocaína y hartos estupefacientes de por medio ¡Digno de Hollywood!

Predicción: Ni estrellando un avión en plena ceremonia, pues Daniel-Day Lewis de seguro sobreviviría

 

El “sorpresa”: Joaquin Phoenix (The Master)

Premios Acumulados: Los críticos de Austin, Vancouver, Los Ángeles y San Francisco lo han preferido incluso sobre Day-Lewis, sin olvidar tampoco la Volpi Cup en el Festival de Venecia

Experiencia Oscaril: Esta es su tercera nominación al Oscar y su segunda en esta categoría. Gladiator (actor de reparto) y Walk the Line lo han colocado en la mira del pelón.

Probabilidades: 1% (Por no decir súper ultra mega nulas)

Nótese que si a número de galardones e importancia nos remitimos, tendría que ser Joaquin el serio contrincante de Lewis, sin embargo esta nominación solo quedará como tal debido a dos simples cuestiones; la primera, porque ni la Academia podía negar un trabajo del que se dicen puras y santas maravillas a pesar de que la temática del film atenta sobre los valores religiosos e ideológicos de muchos de sus miembros; la segunda, para darle al rebelde actor una bofetada con guante blanco, pues Phoenix hace apenas un par de años había decidido exiliarse violenta y polémicamente de la industria no solo diciendo que “el premio Oscar era la cosa más estúpida y falsa del mundo” (Aceptemos que no está nada alejado de la realidad), sino también llevando a cabo un falso y exquisito documental donde él mismo se exponía ante las cámaras y medios hacinedo una cruel metáfora de los excesos del artista americano. Viendo el lado bueno de las cosas, es una verdadera satisfacción que P.T. Anderson haya rescatado (literalmente) a un histrión de esta talla del exilio.

Que se lo llevara para: Según sus creencias, tener que rechazar el estúpido y falso Oscar tal y como lo hicieran George C. Scott y Marlon Brando ¡Sería épico!

Predicción: Ni se presentará en la estúpida y falsa ceremonia, por lo cual seguramente Daniel Day-Lewis le hará mención honorífica porque él si es un cabrón buena onda, modesto, buena persona, buen ganador y al fin y al cabo mejor que Joaquin.

 

El que faltó: Matthew McCounaghey (Killer Joe)

Premios Acumulados: Los críticos de Austin y Ohio remuneraron esta actuación rindiéndole premios especiales (Lo que pasa es que estaba Daniel Day-Lewis de por medio)

Experiencia Oscaril: Absolutamente ninguna

Tengo que descartar a una excelsa interpretación como la de John Hawkes en The Sessions de esta mención del gran ausente debido a que me siento obligado en comunicar que la actuación más infravalorada e ignorada de este año fue la de este actor por el que hace apenas dos años nadie daba un dólar, pero que gracias al empuje de cintas como The Paperboy (Periodista gay), Magic Mike (desnudista nada ético), The Lincoln Lawyer (Abogado nada ético) y Killer Joe, el buen Matthew ha demostrado que tras esa faceta de galán en bodrios insoportables estaba escondido un actor de gran potencial. Es en esta última donde el histrión interpreta a Joe, un asesino texano sangriento, monstruoso y a la vez maestro y tutor de la sociedad ignorante y malvada con la que se inmiscuye y a la cual como buen y misericordioso señor dará una lección. Un villano instantáneamente de culto. De seguir en estos mismos pasos no les sorprenda verlo en próximas ceremonias.

 

Análisis Previos

Mejor Actriz

Mejor Director

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*