Y el Oscar 2014 para Mejor Guion Adaptado es para…

Dos británicos y una francesa se miden a una manada de 5 americanos, casi todos ellos novatos urgidos de Oscar y apenas 3 de que cuentan con previas experiencias. Así pues, el premio a la mejor adaptación irá a estrenar a un nuevo talento en una batalla que, al igual que su contraparte original, luce cerrada y la expectativa de que cualquiera de estos guionistas o asociaciones de los mismos pueda reclamar a la estatuilla dorada. Destaca en esta categoría el hecho de que 4 de los 5 guiones son basados en un personaje de la vida real a pesar de que sus historias de desenvuelvan en diferentes y variados géneros, siendo la única excluida de esta estadística una especie de cuento corto previamente diseñado para alcanzar una nominación en este rubro. Otro dato curioso es que las 3 favoritas son de manufactura inglesa, pero solo una tiene guionistas británicos.

guion

Así pues y bajo una amalgama de historias que van desde el drama de la esclavitud, el rapto de un infante y el secuestro de un capitán, hasta el romance más verazmente evidenciado del cine y los excesos que delimitan la figura de pintoresco corredor de bolsa, el Oscar a mejor guion adaptado se caracteriza por ser una de las categorías más reñidas y equilibradas de la noche ¿A quién carajos dárselo? Descubrámoslo bajo nuestro certero y sencillo análisis

 

El ligeramente favorito: John Ridley (12 Years a Slave)

Basado en: Twelve Years a Slave de Solomon Northup

Premios acumulados: Casi todos los gremios de crítica estadounidenses le dieron su visto bueno (Austin, Chicago, Dallas, Florida, Kansas, Las Vegas, Phoenix, San Francisco, Washington).

Experiencia Oscaril: Debuta en la ceremonia

Si el cimiento narrativo o la base para desarrollar una buena cinta está en el guion, entonces todos los que hemos tenido la oportunidad de apreciar y sentir la gracia y sufrimiento con esta obra deberíamos dar gracias en un principio a John Ridley, guionista de bajo perfil que con esta adaptación acuña junto a McQueen un tratamiento totalmente distinto y fuera de la estructura cliché y/o melodramática sobre el tema de la esclavitud en el cine. Sin abuso y con una inclusión precisa de diálogos, el libreto centra su genialidad en la notoria delimitación de sus personajes y en la descripción del hostil ambiente donde se desarrollan, elementos más que suficientes para que el director despliegue su estilo con preciosistas recuadros y largos segmentos sin interacción oral donde se evidencia no solo el excelso timing de este, sino el fastuoso trabajo de Ridley al lograr que el relato se muestre sin concesión alguna y sin ninguna tangente que lastime su desarrollo.

¿Y si gana? Quizá Ridley pueda buscar mejores oportunidades en la industria cinematográfica fuera de sus trabajos previos y mediocres en la televisión.

Predicción: Como en muchas premiaciones anteriores, aquí pinta también para que 12 Years a Slave se proclame ganadora en película sin recibir muchos premios en otras categorías. Si bien la cinta es excelente y arranca en la competencia como la más equilibrada en todos sus rubros, el de guion le podría dar la credibilidad necesaria para hacerla justa merecedor del mote “Ganadora del Oscar”.  Muy probable aunque la competencia es también de alta calidad

 

Los que le pisan los talones: Steve Coogan y Jeff Pope (Philomena)

Basado en: The Lost Children of Philomena Lee de Martin Sixsmith

Premios acumulados: El galardón del Festival de Venecia y el BAFTA

Experiencia Oscaril: Primeras nominaciones para Pope y  Coogan

Cuando tenemos una cinta como Philomena uno puede darse fácilmente cuenta del valor de un buen guion, y es que en manos de otros la historia de una mujer a la cual le fue arrebatado su hijo hubiera ido a parar directito a la televisión, pero no con el tratamiento y adaptación de Coogan y Pope, los cuales se concentran en la relación – asociación de los dos protagonistas que emprenden la búsqueda por un hijo perdido, figura que siempre se encuentra latente y que provee  la historia de ese factor conmovedor que bien le podría dar el final empujón para que Inglaterra en su totalidad se apropie del galardón (Y del cual carece 12 Years a Slave). Pocas ocasiones mencionamos la consistencia de un libreto, la cual en el caso de la adaptación debe darse sin caer en esos aspectos de la fuente original que para el lenguaje cinematográfico se puedan tornar redundantes (Y que muchas veces una mala adaptación se refleja en recursos como el abuso de flashbacks, voz off que narra lo de la imagen o diálogos repetitivos). Philomena sortea estas barreras para regalar un cuento entrañable y muy conciso.

¿Y si gana? Seguramente los ingleses lo tomaran con la seriedad que los distingue.

Predicción: En realidad 12 Years a Slave y Philomena se encuentran empatadas en esta competencia, sin embargo el empujón del BAFTA y el reconocimiento de una festividad cinematográfica de autoría como lo es Venecia, bien podrían dejar sin otro premio complementario a la favorita. Se necesitará apoyo fotográfico para ver quien llega primero a la meta

 

El que no debe ser descartado: Billi Ray (Captain Phillips)

Basado en: A Captain’s Duty: Somali Pirates, Navy SEALS and Dangerous Days at the Sea de Richard Phillips y Stephan Talty

Premios acumulados: Los honores de sus colegas al llevarse  el reconocimiento del gremio de guionistas (WGA)

Experiencia Oscaril: Otro debutante.

La tercera adaptación en discordia bien podría dar el salto gracias a que sin duda alguna es la que refleja y mantiene en mayor grado una tensión y veracidad de los hechos. Sin embargo, esos diálogos sencillos pero majestuosos, la cruda situación, la estructuración de sus personajes y dicha exigencia de la realidad sucumben en cierto nivel del metraje donde en el acto final aparecen súper héroes americanos unidimensionales y cierto asomo de un tratamiento melodramático entre la relación víctima – captor, la cual pierde la complejidad tan bien construida desde un principio. En lo particular creo que el gremio de guionistas exageró al otorgarle su galardón muy a pesar de que los diálogos bien adecuados de Billy Ray, junto a la dirección de Greengrass y las actuaciones de Abdi y Hanks, regalan al 2013 al menos 3 momentos memorables, dos en boca del pirata y un suceso en una enfermería donde créanme, el guionista y adaptador Ray tuvo mucho que ver, pues la adecuación de los mismos responde a una progresión destacable en su libreto.

¿Y si gana? Only in America… only in America.

Predicción: No hay que darla por muerta, pues este premio podría ser una especie de compensación por el ultraje a Greengrass en el rubro de dirección.

 

Los que aún podrían ganar: Julie Delpy, Ethan Hawke y Richard Linklater (Before Midnight)

Basado en: En los personajes de un cuento corto creados por Linklater y Kim Krizan

Premios acumulados: Solo los de los círculos de críticos de Los Angeles y San Diego

Experiencia Oscaril: Los tres ya han sido nominados previamente en este rubro por Before Sunset de 2004. Hawke cuenta con otra nominación pero como mejor actor de reparto por Training Day de 2001.

Esta es una de esas cintas que hace que el público palomitero se interese en el cine de autor gracias a su crudeza y al factor empático resaltado dentro de un género muy gustado y preferido: el romance. Si bien es cierto que la cinta comienza demasiado floja y ajena a la esencia y calidad acostumbrada de sus predecesoras, es en el acto final donde esta nominación se hace justa y meritoria. Tres son los inmiscuidos: Linklater, director y guionista, y sus dos actores, también guionistas; juntos hacen una mancuerna y química imprescindible para lograr que un plano secuencia dentro de un cuarto de hotel sea ya legendario dentro del rubro cuando una pareja explote el conflicto de una vida romántica con la mayor dureza y frialdad posible. No hay tiempo para perder dentro de esta carga emocional, donde los sentimientos se explayan al máximo y el momento se asienta para la posterior búsqueda de redención.  Los mismos inmiscuidos en la secuencia lo saben y dan todo de sí para que 20 minutos sean suficientes para conseguir nominación ¿Y el premio?

¿Y si gana? Las lágrimas de Delpy seguro se desbordarán

Predicción: Las probabilidades lucen escasas pero aun así nadie debería darla por muerta por dos sencillos factores: el gusto del público y de la crítica y la medalla de honor a una trilogía inolvidable para el género.

 

El que no tiene posibilidades: Terrence Winter (The Wolf of Wall Street)

Basado en: El libro autobiográfico homónimo de Jordan Belfort

Premios acumulados: Solo el de los críticos de Ohio

Experiencia Oscaril: Ninguna, otro debutante más

Mucho se le ha criticado a Winter y a Scorsese que su guion y desarrollo son excesivos y ajenos al motif del film, incluso tildando que dichos elementos sexuales, adictivos y/o violentos no son más que distractores (mcguffin’s) que no aportan nada a la trama. Mencionadas declaraciones son una piltrafa, dado el hecho que la majestuosa adaptación de Winter (Ganador ya de varios premios en el ámbito televisivo) captura perfectamente la esencia del personaje y sus vivencias. Sin embargo esto es La Academia, y Oscar en la gran mayoría de las ocasiones no se atreve a premiar estas rebeldías narrativas tan estéticas y/o pintorescas, factores que se originan desde su mismo libreto responsable principal de dotar a esta biopic de ese equilibrio cómico – dramático tan exquisito. Además, todo el que se mete con Scorsese conoce que adoptará la relación amor – odio que el cineasta conlleva con el Oscar, así que no queda de otra más que aguantarse a pesar de contar con el gusto unánime del espectador

¿Y si gana? Todos los que ganen por esta cinta deberían realizar el la rutina de Matthew McCounaghey ¡Eso sí sería un momento irrepetible y único en el Oscar!

Predicción: Imposible, Oscar no premia estos argumentos que se salen de lo políticamente correcto y que están en contra de los “valores” cinematográficos instaurados por sus miembros.

 

El que faltó: Peter Berg (Lone Survivor)

Basado en: El libro homónimo de Marcus Lutrell y Patrick Robinson

Premios acumulados: Ninguno

Experiencia Oscaril: Ninguno

Es una lástima que nadie haya visto esta expiación del mismo idiota que dirigió Battleship. Por mi parte le perdono todas sus sandeces gracias a la adaptación y dirección de este brutal relato bélico que en un principio se torna meramente “Pro América”, pero que conforme el metraje va avanzando (Y con ello su complejidad y calidad) denota cualidades narrativas destacables y originadas en una coherencia de hechos brillantemente cimentadas en el libreto. Dentro de un género que salido de producción estadounidense en casi todos los casos se dedica a santificar a sus tropas, Berg sorprende equilibrando su relato desde varias perspectivas; primero, construyendo fugaz pero efectivamente a sus personajes que como bien llegan también se van; segundo, manteniendo el interés en una trama donde desde el título se sabe cómo va  acabar; y finalmente, equilibrando el clímax extirpando el nacionalismo burdo y necesario. Berg literalmente juega con la vida y obra de los marines y los posiciona a través de un ritmo directivo bárbaro en un ambiente tan hostil e íntimo que el espectador comparte a cada rasguño, disparo, caída y segundo el dolor de la perdida de la vida frente a un conflicto bélico absurdo ¡Bravo Berg! Quedas perdonado

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*