10 Curiosidades sobre el gran Max Von Sydow

Sujeto a la vida actoral más envidiable en manos de grandes directores y a pesar de tener la dicha de interpretar las obsesiones, cuestionamientos y demonios de su también legendario mentor, el gran Max Von Sydow, tras una primera etapa de resistencia hacía Hollywood, sucumbió ante las mieles de la americanización para la fortuna de todos, siendo su mera presencia la suficiente justificación para que todo(a) cinéfilo(a) se mantuviera al pendiente de un camaleón que parecía no envejecer.

Nacido de una familia sueca aristócrata y de una educación teatral que lo llevó a la cita con su destino en el Teatro de Malmo, recordemos al gran histrión con 10 datos curiosos sobre su obra y carrera (también puedes checar aquí el homenaje que lleve a cabo con sus 10 mejores películas)

Que descanse paz.

El destino como villano del 007

Una de las primeras tentaciones del cine americano fue la invitación de Terence Young para que von Sydow interpretara a Dr. No en la homónima película y primera de la saga del 007. Las vueltas que da la vida, Max ya trabajando en suelo americano retomaría dicha invitación pero ahora para interpretar al archienemigo de James Bond, Ernst Stavro Blofeld, en Never Say Never Again de 1983.

Dios y el Demonio

Max se enfrenaría al demonio y a la muerte en variadas ocasiones, pero también interpretaría a las divinidades dogmáticas del catolicismo, cuando fuera uno de los “Jesucristos” fílmicos más reconocibles en The Greatest Story Ever Told, e irónicamente uno de los “Chamucos” menos famosos en la adaptación del libro de Stephen King, Needful Things

13 películas (más bonus) con su mentor

Siendo su debut bajo la dirección de Ingmar la imprescindible “El Séptimo Sello” en 1957, Max filmaría otras 12 películas con su mentor y amigo al que sirvió también de alter ego: Fresas Salvajes (1957), el mediometraje para televisión Herr Sleeman kommer (1957), En el Umbral de la Vida (1958), El Rostro (1958), Rabies (1958), El Manantial de la Doncella (1960), A través del espejo (1961), Los Comulgantes (1963), La Hora del Lobo (1968), La Vergüenza (1968), Pasión (1969) y La Carcoma (1971). Después tendrían que pasar 20 años para reunirse de nuevo con su maestro, cuando interpretara al abuelo del director en el relato autobiográfico y televisivo (de 4 episodios), Las Mejores Intensiones. Aquel mini serial sería dirigido por Bille August, pero el guion corría a cargo de Bergman.

Otra injusticia del Oscar

Como muchos grandes, Max nunca ganó un Oscar, a pesar de ser el único actor sueco en ser considerado (las otras 4 fueron o han sido mujeres) y participar en 5 películas consideradas a mejor película. Se lo debieron dar por Pelle el coquistador, pero la ironía vino en su segunda nominación como actor de reparto en 2011 por Extremely Loud & Incredible Close, cuando al empatar el record del mayor veterano en ser nominado junto con Christopher Plummer con 82 años, este último compitiera el mismo año y en la misma categoría ganando el premio por Beginners, papel que en un principio había sido rechazado por Max.

Gusto por el churro

Poco a poco el buen Max le tomó gusto al churro americano participando en varias producciones en donde él muchas veces fungía como principal atractivo. Así pues participó en el remake de Robin Hood, la mencionada saga de Bond, Star Wars, Conan, Solomon Kane, Judge Dredd y como una curiosidad mayor, como la voz de “Vigo” en Los Cazafantasmas 2

Horrorizado y maquillado

A sus 44 años, un experimentado Max von Sydow en el plano actoral y la lucha contra el demonio, se quedó horrorizado y olvidó sus líneas ante la posesión histriónica de Linda Blair y su lenguaje en su primera escena. El actor declaró que nunca se había sentido tan intimidado ¿miedo? Así mismo para hacerlo parecer mucho más grande, el equipo de maquillaje aplicó látex a sus ojos y cuello, el cual se secaba constantemente. Este proceso duraba 3 horas.

Villanazo

Además de ser el archienemigo de Bond, von Sydow fue el culpable de hacer encabronar a Flash Gordon y también a todos sus fans con la insufrible adaptación de 1980 cuando interpretara al Emperador Ming. Así mismo para Steven Spielberg representó un gran villano en Minority Report

Fluido en lenguajes

Debido a su privilegiada posición pero también a su talento, Max era fluido en sueco, alemán, inglés, italiano y francés, teniendo algunas nociones también del español y del lenguaje noruego

Premios

De sus 27 premios destacan un galardón honorífico de Cannes en 2004 por su carrera, reconocimiento repetido en Sitges en 2016 y San Sebastián en 2006. Es increíble, pero el único premio de importancia que ganó por una actuación en su carrera fue el del Festival de Venecia en 1982 por El Vuelo del Águila DE Jan Troell.

Sus últimos papeles

Ya con muy pocas participaciones en la segunda mitad de la última década donde sus actuaciones referían más a cameos, personajes terciarios o hasta voces en seriales animados como Lego y Los Simpsons, sus últimos papeles de mayor relevancia fueron el del Cuervo de Tres Ojos en Game of Thrones, donde interpretó al ser mágico en 3 capítulos durante el 2016. Lo vimos también como un almirante ruso en la desafortunada Kursk de Thomas Vinterbeg en 2018, sin embargo su despedida oficial será la del protagónico en el drama bélico Echoes of the Past, a´sun sin fecha de estreno y dirigida por Nicholas Dimitropoulos

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*