5 Películas para la caída de un muro y el levantamiento de otro

Ya lo decía mi estimada Patricia Bañuelos: “La historia es cínica”. En la celebración de la caída de aquel muro de Berlín en 1989, hoy el mundo, especialmente América Latina y en específico México nos levantamos con la amenaza y la incertidumbre del levantamiento de otro. Mientras se da la inminente toma de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos a la expectativa de un poder congresista que podría aminorar sus ultimatos opresores, la palabra “muro” y “vergüenza” invaden con una gran mayoría de detractores la comunicación y las redes sociales del mundo del cine; personalidades como Robert DeNiro, Chris Evans, Guillermo del Toro y Taika Waititi entre muchos otros no se han hecho esperar lanzando fuertes opiniones contra la reciente elección de la ciudadanía estadounidense. Desgraciadamente los “likes”, “retweets”, “favoritos” y “compartidos” no ganan elecciones, quedando demostrado ayer que algo extraño sigu pasando con el voto y las decisiones.

Nosotros en Cinescopia predecimos un fuerte movimiento cinematográfico no solo en la pantalla sino fuera de este, en un suceso histórico que cimbrara entre muchas otras la industria fílmica a nivel mundial. Por tal razón nos damos a la tarea de recordar 5 películas sobre “Muros” y opresiones sociales – bélicas que nos han enseñado que el racismo, el machismo, la intolerancia y en cierta parte hasta los medios de comunicación actuales siguen siendo las verdaderas armas que podrían destruir a la humanidad.

Afortunadamente tenemos en común nuestro amor por el cine, un medio que podría jugar un papel relevante en la estabilidad o en el cambio de promesa e ideología de un indudable peligroso ente en el poder.

 

Das Leben der Anderen (La vida de los otros, Florian Henckel von Donnersmarck, Alemania, 2006

Mrs. Punisher

 14947450_10154574134149713_8181568102316502732_n

En días como este en que ya no sorprende que un “personaje” como Donald Trump se postule para la presidencia de la nación más poderosa del mundo, sino que lo que resulte por demás sorprendente es que gane la elección. Esto  me lleva a pensar que la democracia está sobrevaluada y que puede ser muy peligrosa. Pero bueno, la tarea es recomendaciones de películas sobre muros y opresiones, y pensé que una película alemana podría ser buena opción.

Das Leben der Anderen” (La vida de los otros) una película de Florian Henckel von Donnersmarck que tuvo su estreno y muy buena recepción en el año 2006, y aunque no habla precisamente del muro, habla de la represión hacia el interior de él. De la persecución y cacería de brujas entre ellos mismos y del panorama que se abre ante la caída de esa fortaleza de la represión.

De qué va:

Al interior de la República Democrática Alemana, año 1984. El capitán Gerd Wiesler (Ulrich Mühe), un hombre solitario, es un competente oficial del servicio de inteligencia y espionaje de la Stasi, la todopoderosa policía secreta del régimen comunista de la RDA. Sin embargo, cuando le encomiendan que espíe a la pareja formada por un prestigioso escritor (Sebastian Koch) y una popular actriz (Martina Gedenk), no puede ni siquiera imaginar hasta qué punto esa misión va a influir en su concepción de la vida y del mundo.

El papel de Ulrich Mühe es por demás interesante y si lo pienso un poco en estos momentos encaja muy bien con la ideología que se ha formado al interior de EEUU, y cómo muchos, muchísimos de sus ciudadanos caen atrapados de esa ideología que les venden como llena de justicia, soberanía y libertad. Cuando los muros caen y la luz entra, algunos se darán cuenta de lo equivocados que estaban.

Una excelente película que en este momento nos viene bien ver para darnos una idea de lo que un muro puede hacer no sólo por una nación, sino de lo significa para toda la humanidad. Al final los demonios quedaran atrapados hacia el interior.

 

Attack On Titan (Shingeky no Kyojin, 2015)

Chikilla

6af99d68df8de501ce7a059d3d0ac965

Los Simpsons lo hacen una vez más y ahora estamos viviendo aquello que alguna vez profetizarían. Donald Trump ES Presidente de USA. Dado que el señor racista nos odia y tilda de violadores, rateros y asesinos pretende construir el famoso MURO que se separe a su fantabuloso  país del miserable y proletario tercer mundo en que vive México. Y  como en Cinescopia siempre estamos del lado del mame pues hoy le seguimos y hoy tocan películas de muros y opresiones. Mi elección es la japonesa Attack On Titan.

El mundo ya no es el mismo, La humanidad casi fue destruida debido a la aparición de gigantes casi indestructibles que se dedican a devorar gente por deporte (no se comen los animales, solo a las personas). Estos gigantes van de los 3 a los 15 metros de altura y lo último de la humanidad se ha amurallado y hecho su vida tras paredes de 50 metros de alto y otros tantos de grosor que rodean  y separan a la humanidad del peligro que acecha en las afueras con estos gigantes carnívoros.

La historia gira en torno a Eren Jäger, Mikasa Ackerman y Armin Arlert, amigos desde infantes que por azares del destino se unen a las tropas de exploración y trabajan protegiendo y ayudando a eliminar la amenaza cada vez más feroz de estos entes malignos.

¡Señor Trump no somos ni carnívoros, ni gigantes y no hacemos daño a nadie más que a nosotros mismos!

Al parecer ahora con Trump en la oficina oval no pasará mucho tiempo para que los mexicanos comencemos a construir el muro que tanto les prometió a sus votantes pues somos tan dañinos como un Titan y nada mejor que en este mundo de globalización, vivir encerrados y alejados de la realidad y el mundo. Solo que le recuerdo, los titanes penetraron las murallas, el Muro de Berlín cayó y los países más civilizados en el planeta resguardan sus fronteras sin construir muros.

Pero ya qué. Los dejo porque esos ladrillos no se ponen solos. Vámonos a la talacha ¡Ya qué!

 

Pink Floyd: The Wall (Alan Parker, 1982)

Cat Movie Lee

pink_floyd_the_wall_xlg

Hace apenas un par de meses que Roger Waters vino a México. Su estancia fue un éxito por demás contundente; no sólo por las 3 presentaciones que hizo (2 en el Foro Sol y una más en el Zócalo de la Ciudad de México), sino por la sacudida política que vino a darnos. (Completamente válida desde el punto de vista d cualquier figura pública que se preste de tener cierta consciencia.)

Entre pantallas que acusaban a Enrique Peña Nieto, también hubo un espacio reservado para el hoy presidente electo, Donald Trump en el que se leía: ¡ERES UN PENDEJO!

Pues imagínese, hace más de 30 años, por allá de 1982 y tras el fantástico disco The Wall de Pink Floyd, el director Alan Parker decidió llevar a la pantalla todo aquello que el LP de la banda transmitía y daba para pensar.

Dicen por ahí, que un día, en pleno concierto, Waters estaba recibiendo improperios de una persona que se encontraba en las primeras filas. Sintió unas enormes ganas de golpearlo y crear una especie de muro que le permitiera librarse de él… y de ahí nació la idea que inspiró a The Wall.

No, no es una película para todos, pero tampoco se trata de algo exclusivo para los seguidores del grupo.

Hay una historia, la del pequeño Pink, comienza la construcción de su propio muro al sentirse extraño en una sociedad que lo reprime, lo asfixia y a la cual, no encuentra sentido. El niño crece, tiene su banda de rock y no le importa absolutamente, se convierte en un tirano y… ya sabe, y si no sabe, pues éste es un perfecto momento para verla.

Lo emblemático fue que, The Wall, de alguna forma y dado su contexto histórico, anticipó la caída del Muro de Berlín (un día como hoy, pero de 1989). Comprobando que la tiranía, el poder desmedido y la irracionalidad de control, no dejaban nada bueno al mundo.

El ciclo parece repetirse, El Muro, vuelve.

 

Germania anno zero (Alemania, año cero, Roberto Rossellini, 1948)

El Fett

tumblr_nkerfmcvkz1t5e3l3o1_500

¿Listos para el neorrealismo americano? ¿Para encarar el año cero de una nueva era? La hipocresía social de una vez dicta el destino del mundo así como lo hacía en la humanidad cruenta de Roberto Rossellini, el cual al sobrevivir a la Italia fascista y la Alemania nazi tras el final de la Segunda Guerra Mundial, dictaminaba las bases de la corriente fílmica neorrealista con Roma cittá aperta (1945), Paisá (1946) y la película en cuestión, un testigo supuestamente ficticio de la devastada Germania y su comenzó como una nación dividida por un muro.

El cineasta italiano de la post-guerra dejaría claro en Alemania Año Cero que la realidad puede ser más monstruosa que la ficción, que el hambre, la guerra, la muerte y la falta de recursos pudieran volver a una nación y a sus habitantes locos hasta el punto de destrozar a la víctima mas inimaginable: la inocencia de un niño. Con actores no profesionales y el uso de la improvisación como base fundamental de su argumento, el lenguaje del director solo tenía como objetivo desnudar la emoción y desesperanza humana.

Cinta difícil de ver con un final triste más allá de la aceptación, pero muy cercana a la comprensión, esperemos que el neorrealismo anti fascista de Rossellini no se vuelva de nuevo una realidad con el levantamiento de otro muro, esta vez demasiado cercano a nosotros

 

The Truman Show (Peter Weir, 1998)

El Fett

the_truman_show_poster_by_sahinduezguen-d4s7k5s

Si algo me ha quedado claro con estas recientes elecciones presidenciales en Estados Unidos es que todo fue, es y será un show, uno de Saturday Night Live, una noticia roja de CNN, una publicación en Facebook, Twitter o cualquier otra red social de Juan Pérez indocumentado próximo a retornar a su país de origen. La media y la comunicación global han lastimado el ejercicio democrático al crear tendencias fundamentadas en el consumismo que solo son una realidad en el mundo virtual y de las compras y una falacia en la toma de decisiones que rigen los rumbos de las naciones.

Ayer mencionaban supuestos “expertos” en periodismo, mercadotecnia y comunicaciones que los millennians no habían sido tan relevantes después de todo y que el giro sorpresivo de la elección de Trump iba en contra a las encuestas y estudios  ¡Idiotas! La comunicación, la mercadotecnia y el periodismo no tienen la culpa de la falta de integridad y profesionalidad de un mundo regido por las tendencias de la misma media ¿Qué puto círculo vicioso de mierda verdad? Los millennians “pudieron habernos salvado”, pero estos expertos de pacotilla regidos por Facebook y Twitter olvidaron que el Baby Boomer aún sigue vivo, todo racista, macho y amante de las armas en su pórtico de su hogar en la nación que adivinen que… alberga la mayor población de dicha generación en el mundo ¡Pum cabrones!

Una falacia e hipocresía mediática, tal y como se dicta en esta fabulosa sátira a los medios de comunicación y al terrible poder que estos ciernen sobre la sociedad ¡En todo el mundo! Contenidos de mierda, opiniones semi profesionales, like para salvar y votar ¡No sirven! Solo sirve la realidad, esa que tan incasablemente busca Truman (Un brillante Jim Carrey) y que con amor propio escoge vivir tras romper y traspasar su muro, dejando atrás toda esa mentira condescendiente que lo mantiene en su burbuja.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*