7 Razones por las que Kong: Skull Island es la peor película en lo que va del año

Hablar de King Kong nos remite, además de la película de 1933, al mítico cuento de La Bella y la Bestia donde el amor del enorme gorila lo lleva a dar la vida por su pequeña y hermosa amada. Eso es King Kong, esa es la historia, puede ser contada de distintas formas, pero básicamente esa es. Pero no en 2017.

Para empezar, nunca había batallado tanto al escribir una reseña y eso que mis palabras no son elegantes como las que salen de la pluma de mi muy querida Cat Movie Lee, no, de mi pluma sale lo que hay en mi corazón y en esta ocasión he batallado con la forma de presentarlo ¡Fue difícil! ¡Pero aquí vamos!

 

Lo políticamente correcto

Como le decía, King Kong es una historia de amor, de esas trágicas porque es un amor imposible: El Gorila, la chica sexy y el galán. Pero dado que Hollywood se ha vuelto políticamente correcto desde hace unos años, acá no tenemos más a una bella y sexy chica, sino a una mujer rebelde con nombre de varón (Mason Weaver) para confundir al enemigo y ser tomada en serio, enfundada en la piel de Brie Larson.

Ella se une a la expedición de la que el guía (al que jamás le piden opinión) es mi adorable Tom Hiddleston en su papel de James Conrad, un expiloto de la Real Fuerza Aérea de su majestad quien radica entre Tailandia y Vietnam y es contratado por el Fox Mulder de los 70’s, John Goodman en su papel de Bill Randa, quien es un agente de la empresa Monarch que se encarga de investigar formas de vida poco comunes, o sea, monstruos.

Todos ellos serán escoltados junto a otras personas más, por un pelotón de soldados que van actuando de niñeras y el jefe todos ellos es Samuel L. Jackson como el Coronel Packard. Un héroe de guerra adicto a la matanza que no está nada contento con salir de Vietnam con la cola entre las patas.

 

El Tamaño

La expedición se basa en unas fotografías tomadas con su supuesto primer satélite, donde se ve cómo una gran tormenta rodea la isla y por eso jamás ha sido ‘explorada’. De ese modo es que comienza la historia donde lo absurdo se hace presente de inmediato.

Si vio el tráiler se dio cuenta del enorme tamaño de Kong, entonces uno simplemente no entiende cómo es que los pilotos no lo hayan visto emerger de atrás de una montaña y simplemente ir y estrellarse casi casi con su espalda. Este ‘ataque’ le crispa el cuero al coronel Packard quien no toma muy bien las pérdidas de una batalla y decide que la misión científica se puede ir al carajo, él se va a vengar de Kong y punto.

En este temprano ataque los grupos quedan separados y la película transcurre en el período en que intentan reagruparse mientras se enfrentan a ‘lo desconocido’.

 

La música

Pero dígame usted, si está en un lugar que no conoce, donde le acaba de salir un changototote que le mató como a 20 fulanitos y a usted le sobrevive un radio de transistores ¿lo pondría usted a todo volumen? Pues obvio que no. Hay que tener sentido común, puedes estar atrayendo animales similares, o peor, personas.

El caso es que al director le pareció correcto que al ser sus protagonistas soldados en plena década de los 70’s, era necesario zambullirnos en la nostalgia musical de la época, por lo que nos receta grandes éxitos del rock psicodélico para ilustrar el paso de los 3 días en que transcurre toda la acción. Pero más que King Kong, tanta psicodelia nos remite a todas esas películas de guerra setenteras y se nos olvida que estamos en la isla calavera, donde el simio gigante es venerado como un dios por los habitantes del lugar… de repente hay momentos en que se nos olvida que la película es sobre Kong.

 

Los actores

Yo sinceramente no entiendo las buenas críticas que la película ha tenido pues las actuaciones son pésimas y el guion de Dan Gilroy, Max Borenstein y Dereck Connolly ni se diga. Brie solo porque sabemos que el año pasado ganó un Oscar, pero está más fría que cubo de hielo en un vaso helado en pleno invierno ártico. Su química con Tom Hiddleston es inexistente y ello hace que su personaje se vea de relleno porque ni se ve bonita, ni sexy, ni inteligente, ni nada. Vaya pues, que hasta Naomi Watts lo hizo mejor en el Kong de Peter Jackson. Brie ni siquiera tuvo que desgarrarse la garganta para gritar de terror.

Por su parte Tom Hiddleston se ve muy guapo, como el galanazo que es, pero párele de contar. Dado que no hay química con Brie, su papel se reduce a verse guapo, no despeinarse, ni sudar, es más, sale con un solo rasguñito en el rostro y es todo.

El resto de los personajes son tan clichés y de relleno que no vale la pena ni mencionarlos; con decirle que yo me pregunto qué hace Toby Kebbell en la película además de prestar su cuerpo para ser Kong, un gorila que dicho sea de paso se para más derecho que si trajera un palo amarrado a la espalda (diría mi madre), con unas nalgas que jamás le había visto a un gorila (tan así que creo que Kong tiene más y mejores nalgas que cualquier luchador de la WWE). De verdad, su personaje del mayor Chapman, Toby Kebbell sale sobrando para posicionarse como el mero pretexto del personaje de Samuel L. Jackson para buscar acabar con el gorila que los derribó.

Por cierto, alguien debería decirle a Samuel que pelar los ojos no lo hace buen villano, sino que lo acerca al nivel de Soraya de María la del Barrio (yo esperaba que en cualquier momento gritara ‘Maldita Lisiada’ mientras le metía la pata a Kong para que tropezara).

 

El humor

El humor está tan metido con calzador que no es gracioso ninguno de los momentos o diálogos. Los chistes no se sienten naturales, factor que empeora en el desarrollo gracias a la  falta de química en todo el casting y a un guion totalmente absurdo.

 

La inconsistencia

Algo que me molestó de sobremanera fue la falta de fantasía en la historia. Porque si el gorila mide como 300 metros de alto pues ¿qué jodidos come para llenar la panza? ¿Aire? Por ejemplo en la película de Jackson la isla estaba habitada por un sinfín de criaturas fantásticas que iban desde Rex hasta insectos y gusanos gigantes, pero gigantes me refiero a enormes, que se lo tragaban a uno de un solo bocado. Acá el director Jordan Vogt-Roberts no vio necesidad de incluir elementos fantásticos y tenemos solamente 4 monstruos, contando al principal como Packard, el soldado.

Ahora bien, esta falta de lógica en la historia y guion lo quisieron suplir con explosiones y una que otra escena de acción para hacer lucir a Hiddleston como el héroe y galán que es. Así vemos como inexplicablemente se nos vuelve samurái con puntería artera, aun llevando una máscara de gas en el rostro.

 

El futuro

Lo peor de todo es que si se fijó, la empresa que se supone patrocina esta expedición es Monarch, la misma que investigaba a Godzilla allá en la película de 2014. Entonces con eso en mente no se levante de su asiento cuando se termine la película, pues al final viene una escena post-créditos que a mí en lo personal me dio terror ¡ABSOLUTO TERROR!

Para ver una película mala que pretende tener secuelas épicas yo prefiero quedarme con la saga Sharknado que, sin pretensiones, tiene más historia y empatía entre los actores que Kong: Skull Island con su millonario cast.

En fin, de lo peorcito que va del año y espere novedades muy pronto porque lo de las secuelas y la escena post créditos parecen estarnos indicando que pronto tendremos una nueva franquicia llamada Monsterverse y ahí si… ¡Que Dios Nos Agarre Confesados!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Chikilla    

Nacida en el norte, con gusto por el cine y la música retro ochentera y noventera, amante de las nubes esponjaditas y los días lluviosos, las segundas meriendas y el vino tinto. El cine es el mejor vicio que uno puede tener.


5 comentarios

  • “James Conrad” me imagino que en honor a Joseph Conrad el autor de “El Corazón de las Tinieblas” el libro en el cual esta basado la pelicula “Apocalypse Now” y de la cual segun se ve tambien le copiaron el poster del sol rojo y los helicopteros volando hacia alla.

    Responder
  • Pues te puedo que tanto la taquilla como la critica están en tu contra, realmente creo que estás equivocado, no es una película perfecta, pero no es la peor en lo que va de año.

    Responder
  • Me espere a verla para leer tu critica jejeje
    Oye, se te perdio la escena en la que Kong mata y se come a un calamar o pulpo gigante?… si sí come el Kong! XD y jajajaja lo de las pompas tbn lo noté jajaja que risa!
    Yo no esperaba un cine de arte acá de Cannes, pero se me hizo si tiene acierto visualmente, la musica si me gusto aunque si es absurdo como lo manejaron, el humor del personaje del John C Reilly a mi si me divirtio jajaja se me hace que no andabas de humor para verla jijijijiji… lo que si esperaba verte comentar aqui es la pésima edicion… esta mega cortadisima y gacho!…. nos deben como media pelicula de puro desarrollo de personaje porque si se quedaron bien planos todos, cambios de escena bien mensos y de veras sin sentido de repe, luego eso de que se encuentren a nuestro bien amado Tomasito todo barbudo en una ciudad y ah, pero durante los 3 dias que pasan ahi de todo, ni un pelito de barba y ni se despeina jajajaja lo de la mascara con la espada si lo pense yo tambien jajajajajaja que risa!… en fin…

    Responder
  • A mí no me gustó, se me hizo muy ridícula y predecible incluso en el tráiler todo era cliché, punto.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*