Animal Vertical: Grotesca e incomprensible exposición de fluidos

Definitivamente hay cine para todos los gustos, y Animal Vertical del director francés Alain Guiraudie no es para cualquiera.

Esta película nos cuenta como Leo (Damien Bonnard), escritor de guiones para cine, va a buscar inspiración a la Francia rural; en el camino conoce a un joven que vive con un anciano, busca conquistar al joven pero este lo rechaza. Ya en la desierta meseta de Lozere, tratando de ver a los lobos conoce a una chica que se dedica a pastorear las ovejas de su padre llamada Marie (India Hair), y entablan una relación de la cual nace un niño. Marie sufre una fuerte depresión post parto y al ver que Leo no piensa quedarse con ella, abandona al bebé y a Leo en casa del padre de esta. A partir de ahí, Leo empieza una caída libre en su vida. Es muy feliz con su bebé pero le cuesta mucho trabajo criarlo solo e insiste en el joven que conoció al principio.

De una trama muy complicada y con muchos tropiezos, Guiraudie insiste durante todo el metraje con escenas que mas que ayudar parecen simplemente no encajar en un afán por escandalizar: sexo explicito, tomas de penes y vaginas siendo estimuladas, un primer plano de un parto con todos sus fluidos sólidos y líquidos con su respectivo bebé naciendo con placenta. Todo esto raya en lo grotesco y mantiene una línea muy tenue con el mal gusto.

Las actuaciones son muy creíbles, sin embargo conforme la historia avanza el director se complica con situaciones y escenarios repetitivos, como por ejemplo unas curvas en la carretera, que tardan “en decir algo”.

Tiene un ritmo raro porque en momentos se torna lenta y de repente nos impacta con una escena homosexual- necrofilia que hasta a un espectador de mente mas abierta hizo levantar las cejas de asombro. Estos cambios extremistas confirman los recursos de un cineasta que en lugar de preocuparse por el desarrollo de su argumento, prefiere solo impactar visualmente con situaciones demasiado cuestionables ¿En verdad todo aquello es necesario?

Como dije al principio, es una película complicada tanto de ver como de comprender, pero si usted es un cinéfilo arriesgado tal vez la encuentre interesante, si no, no se atormente y aproveche que en estos días la cartelera esta llena de mucha película palomera que le permite dejar el cerebro en Atención al cliente.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*