Azul es el Color Más Cálido dice Cannes

 

Cannes ha elegido este fin de semana a La vie d’Adèle del director de origen tunesino Abdellatif Kechiche  [Vénus Noire (2010) L’esquive (2003)]. La película ya había llamado la atención por las largas y descriptivas escenas de amor lésbico entre Adèle Exarchopoulos y Léa Seydoux. Aparentemente la premiación de esta cinta de 3 horas de duración dejó a todos, jurado, público y críticos más que satisfechos dado el recibimiento que tuvo esta película durante el festival y que no ha dejado de acumular halagos. Íntima, humana, cálida, cruel y desgarradora son algunos de los adjetivos que ha provocado la obra del tunesino.

A pesar del gesto que tuvo Cannes para con el presidente del jurado al abrir el festival con la decepcionante El Gran Gatsby, y de la expectativa que levantó la participación de los hermanos Coen con Inside Lelwyn Davis, el festival más prestigiado del circuito de cine una vez más se consolida por no dejarse influenciar por el peso de la marquesina comercial y emite un voto basado en el lenguaje de las imágenes y el arte.

En lo que respecta a México, la excelente noticia es que Amat Escalante fue nombrado Mejor Director, quien se une a la lista de mexicanos ganadores laureados en Cannes como Año Bisiesto (Michael Rowe), Biutiful de Alejandro González Irráñitu, Rojo de Arturo Condicutti, y evidentemente Carlos Reygadas (Post Tenebras Lux).

“Quiero que los espectadores mexicanos vean la realidad de frente” son las palabras del director mexicano. Y es que, como ya anteriormente reseñamos en Cinescopia, en Heli Escalante aborda de manera cruda la realidad del origen de la violencia ligada al narcotráfico y corrupción en la provincia mexicana, abonada por la evidente corrupción que sirve como caldo de cultivo para que florezca una industria que si bien, solventa las necesidades económicas de aquellos que viven en condiciones de pobreza extrema, quiebra el espíritu humano de aquéllos que aceptan ser parte de un entramado de violencia.

Escalante no es ningún novato en Cannes. En 2005 pone por primera vez pie en la alfombra roja más distinguida de Europa con Sangre, y en 2009 regresa con Los Bastardos, segunda pieza de una trilogía que hoy culmina con Heli. Es evidente por el discurso de Amat Escalante que su preocupación es la realidad de México y el papel que juega nuestro país con respecto al resto del mundo, la interacción de un pueblo que se cree único y aislando del resto de la tierra, creencias que obligan a que su interacción con otras culturas resulten por demás traumáticas y en exceso traumáticas.

Su estilo es delicado y artístico, y a diferencia de Luis Estrada cuyos textos carecen de profundidad y perecen escritos en 5 minutos lo que le lleva a caricaturizar a sus personajes y recurrir a la burla ofensiva, el subtexto de las obras de Escalante de la mano de imágenes impactantes obligan a la reflexión profunda y la autocrítica.

Así nuestro paisano se apunta una victoria más en el circuito de festivales de probada calidad y seriedad a toda prueba.

Lista completa de ganadores en la emisión 66 de Cannes:

Palma de Oro: Blue is the Warmest Colour, Abdellatif Kechiche

Gran Premio: Inside Llewyn Davis, Hermanos Coen

Mejor Director: Amat Escalante (Heli)

Mejor Guión: A Touch of Sin (Jia Zhangke)

Cámara de Oro: Llo Llo, de Anthony Chen

Premio del Jurado: Like Father, Like Son, Kore-Eda Hirokazu

Mejor Actriz: Berenice Bejo, The Past

Mejor Actor: Bruce Dern, Nebraska

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


9 comentarios

  • Ganazas de ver las ganadoras. Bien por Escalante, dando la cara por latinoamérica.

    Responder
  • Lo único que habla esta noticia, es que el “cine mexicano” sigue hundido en lo mismo. Dos fenómenos suceden en tiempos recientes. Nosotros los nobles rompe record de taquilla… en donde ya a estas alturas deberíamos de cuestionar al espectador promedio, o, darle un premio a los tipos de la mercadotecnia que hacen que se llenen las salas. Y dos; el triunfo de Escalante con una obra que habla de… tan tan tan, adivinaron narcotrafico, no es otra cosa del reflejo triste y patético de que el tema habla por un “país” en donde antes, la miseria era el tema cliché del cine mexicano. Calderon te debemos toda esta propaganda basura… No podemos hablar de otra cosa… mas que de juniors, de niñas fresas recibiendo bullyng, de mensadas patrioteras, o de documentales de dudosa calidad… pobre , pobre cine mexicano.

    Responder
    • Don Alex, no sé entiendo el porqué de las comillas. Por otra parte me parece que está usted muy desinformado de los logros del cine mexicano (así, sin comillas) en el extranjero, es una industria muy bien posicionada para el volumen que produce anualmente y sobre todo, reconocida. Quizá el lugar donde vive sólo le han tocado los estrenos más comerciales, o quizá su falta de interés en el cine nacional le impide abrir nuevos horizontes, ambas razones muy válidas. Lo que me parece interesante es que argumente y generalice desde una posición muy cómoda. Ni Después de Lucía es una película menor, ni todas las películas mexicanas hablan del narco y sobre querer politizar el asunto ya ni hablamos. Cinescopia se ha caracterizado por ser un sitio de libre expresión y respeto al trabajo de los demás, ésa libre expresión nos ha alejado de ventilar posiciones personales y nos ha permitido concentrarnos en los que nos une, el arte.
      Lamento mucho su comentario y lo miope del mismo, no dude que sea usted un gran conocedor de cine porque lo he leído, más bien creo que se dejó llevar por la emoción. Lo invito a darse una vuelta más amplia por los complejos cinematográficos, que hay muchos, y con muy buenas pelis -acorde, una vez más- al volumen de producción de nuestro país. Quizá no satisfagan sus necesidades artísticas… pero ampliarán su horizonte sobre el cine mexicano o le entretendrán un buen rato, además actualmente muy pocas películas cumplen las expectativas de nadie, y creo que reseñar una película y reconocer éxitos es, en sí mismo, un acto de justicia, valentía y sobre todo honestidad.
      Gracias por tomarse el tiempo de comentar.

      Responder
      • Jacob:
        Ni desinformado, ni miope. Lamento que entre sus argumentos de carácter personal, incluya algunas “características” a mi persona (hablando de respeto). Lamento que se haya enganchado. Estoy dando un punto de vista con respecto a lo que usted reseña en el post y nadie esta politizando nada. En cinescopia nunca he tenido linea, y he podido argumentar cualquier posición; ya sea personal, económica, artística y política. Si no se me permitiera eso, no estaría aquí. Cuando acepte una opinión (que ni siquiera es personal, como si su contestación) de manera mas asertiva podremos hablar.
        P.D.
        Dejando un lado su tono condescendiente, lo invito a que se quite la camisa de viva el “cine mexicano” y se de una vuelta a la realidad cinematográfica nacional. Podría ampliar su opinión y entretenerse mucho,de verdad.

        Responder
    • Creo que si nos enfocamos al estilo de cada cinematografía, México bien o mal se ha forjado un estilo propio al tratar temas sociales. Estoy de acuerdo en algo que comenta Dr, pero por otra parte completamente en contra, el cine mexicano actual y de distribución localista esta hundido en la mediocridad, en sketches ridiculos comicos o bien noticias amarillistas adaptadas incluso vergonzosamente a este bello arte.

      Sin embargo creo que el cine mexicano fuera de su estatus nacional goza de un posicionamiento respetado y elogiado gracias a peliculas que se arriesgan y si me apresura, que Cannes sabe premiar en sus respectivos rubros. Escalante se convierte en el 3er director mexicano premiado con la palma de oro en 8 años, si bien su premisa aún sin ver su pelicula me hace pensar en otra extensión de nuestra problemática social redundante tan mal llevada a cabo dentro de la industria televisiva – cinematografica nacional, Escalante fue premiado en el rubro de dirección, no en si su película, aspecto que nuevamente me atrevo a asegurar, un tono de historia que nunca ha gustado a Cannes y menos viniendo de un pais con una pobre propuesta en cuanto a historias se refiere (es la realidad)

      Ahora, siento que es injusto desmeritar TODO el cine nacional, pues las manufacturas como esta, Después de Lucía (no mucho de mi agrado), Biutiful (buena), Post Tenebras Lux (arriesgada y buena) y una que no tengo presente el nombre de Michael Rowe, todas ganadoras en este festival son merecidas y dgnas estandartes de Cannes. A esta corriente “de arte” o mas bien independiente se unen los directores de mas corte comercial tambien excelente que Mexico ha dado como Del Toro y Cuar´n, los dos mas actuales y siento que en verdad los dos tipos de cine deben ser reconocidos independientemente de los gustos.

      En el tema del narco, yo me esperare a ver Heli, es cierto, parece al leer la premisa que es la misma radiografia, sin embargo puede ser una buena y como asegura Cannes, una excelente dirección. En cuanto a las recientes ganadoras fuera de su tierra, siento que Despues de Lucia es la mas debil, siendo la mas fuerte Biutiful y Post Tenbras Lux a pesar de su arriesgadisima propuesta

      Saludos!

      Responder
  • Agradezco sus opiniones y aclaro, enganchado no estoy, si alguien ha criticado la industria nacional he sido yo, uno de los más asiduos espectadores a ver producciones nacionales. Detesto la propaganda negativa de Estrada (a quien menciono en la entrada) por ejemplo. Cuestiono el gusto del público mexicano como el que más, Nosotros los Nobles no me arrancó ni una sonrisa, pero eso no me impide aceptar que está decentemente producida. No me lo tomo a personal, porque yo no produzco, dirijo ni escribo cine. Sin embargo, veo al cine nacional en un contexto universal y no como una industria separada del resto del mundo, siempre he dicho que no me impresionan los efectos especiales y eso me gusta del cine mexicano, que dicho sea de paso en los últimos años ha tocado temas tan diversos como desórdenes alimenticios, (Malos Hábitos), fantasía onírica (Historias del Desencanto), miseria espiritual (cualquiera de Ripstein), comedia (Pastorela), drama urbano (Ciudades Obscuras), comedia adolescente (Paradas Contínuas), antropofagia (Somos lo que Hay), misticismo y religión (Desierto Adentro), tanatología (las Buenas Hierbas), comedia urbana (El Ombligo del Cielo), incesto (Adiós papá), soledad (Año Bisiesto, La Castración) y un larguísimo etc., sin mencionar una abrumadora lista de cortos animados, stop motion, video home, etc. Como se podrá ver la oferta es amplísima, la difusión es nefasta lo sé, sin embargo todas y cada una de las películas que cito, unas mejor logradas que otras, han estado por lo menos una semana en cartelera. Mi trabajo me permite conocer a mucha gente del extranjero no experta en cine cuya opinión del cine nacional siempre raya más en la descripción del realismo mágico que en temas relacionados con el narco. Desde luego que me pongo la camiseta por el cine que se hace en mi país, pero eso jamás me ha impedido reconocer que existen, en mi opinión, porquerías como De Panzazo o Hecho en México, y eso como bien menciona don Oscar, es NO generalizar. Lamento que haya tomado a personal mis comentarios don Alex, seré más cuidadoso con mis palabras. Cierro esta cadena de comentarios con dos reflexiones: en mi opinión Amat Escalante recibe un premio merecido, y un presidente de NO es responsable de la propaganda que un pueblo hace de sus vicios porque al final “todo pueblo tiene el gobierno que se merece”. Envío y doy por terminada esta discusión. Gracias.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*