Coco: Un homenaje a la diversidad cultural

Coco ha sido desde sus inicios, hace unos cinco años aproximadamente, el proyecto más ambicioso de Disney Pixar. Cerca estuvieron de meter la pata hasta el fondo, por fortuna recapacitaron y hasta parece que con más ganas se involucraron en la celebración del Día de Muertos. Lee Unkrich y Adrián Molina consiguieron dar el respeto que merece esta bellísima tradición y se aseguraron, no de apropiarse nada, sino de dar a México un regalo de empatía cultural en plena temporada de intolerancia y racismo.

Miguel (Anthony González/Luis Ángel Gómez)  sueña con convertirse en un músico consagrado como su ídolo, Ernesto de la Cruz (Benjamin Bratt/Marco Antonio Solís), para su desgracia en su familia está prohibida la música. Su abuela (Renné Victor/Angélica María) es muy estricta con ese tema. Por un extraño suceso Miguel llega a la Tierra de los Muertos en donde se une a Héctor (Gael García Bernal) para que lo ayude a regresar a casa antes de que sea demasiado tarde.

La producción cuidó minuciosamente cada detalle, la hispanidad se volvió casi obligatoria, es por eso que se buscó alguien con raíces mexicanas para acompañar en la dirección a Lee Unkrich (Toy Story 3). Adrián Molina se convirtió en el soporte ideal, su historial con Pixar abarca su trabajo como animador en Ratatouille, pasó a guiones gráficos en Toy Story 3 y Monsters University, fue colaborador en el guion de The Good Dinosaur, para llegar a Coco como codirector y coguionista junto con Lee Unkrich, Matthew Aldrich y Jason Katz. Además también puso su granito de arena  en la banda sonora, así que ojo con este Sr. Molina que seguro lo veremos más seguido.

Harley Jessup (Ratatouille) estuvo el frente del diseño de producción con una lista de animadores muy larga, casi tanto como la de los encargados de efectos visuales que son maravillosos. En la música no había lugar para otro que no fuera Michael Giacchino (Ratatouille, Inside Out) quien fue el encargado de componer la música original en donde destaca “Remember Me”, escrita por Kristen Anderson-Lopez y Robert Lopez (Frozen). La cinta incluye una bella interpretación de La Llorona,  Mariachi por supuesto, un toque de  Son Jarocho y hasta un poco de música de Banda y Tecno.

Visualmente te absorbe, colorida como era de esperarse, pero tal vez con menos intensidad que The Book of Life, con la que ha sido comparada. Es obvio que tienen sus similitudes porque se desarrollan bajo el mismo tema, pero creo que Coco, no solo tiene una historia diferente que contar, sino que se enfocaron más en los detalles de la tradición del Día de Muertos, como en los altares o los caminos de cempasúchil (cempohualxochitl). Quien ha estado en un cementerio en Michoacán o en el Estado de México en estas fechas de inmediato notará el parecido.

Entre los diálogos y los personajes se nota que los investigadores hicieron muy bien su tarea, se dan el tiempo de traer a tema cada detalle de la celebración, el porqué de las flores y la importancia de ser recordados. La presencia de Dante el xoloitzcuintle, hace honor a su raza, ya que esos perros eran los encargados de guiar a los muertos al Mictlán. Los Alebrijes se convierten seres míticos en La Tierra de los Muertos, aunque no estoy muy segura de su papel en esta celebración, ya que hasta donde sé son el producto de una pesadilla, pero de cualquier manera se les asigna una tarea y la cumplen.

Tal vez los más celosos sobre el tema no dejen de señalar el toque a parque de diversiones, pero lo cierto es que la esencia no se pierde. Los rasgos de las familias mexicanas están ahí, girando alrededor de mujeres de carácter, enaguas bien puestas y con puntería en la chancla. Hay sueños que perseguir, amor que va en todas direcciones. Tiene imágenes tiernas y conmovedoras, así como divertidas y un poquito de ese humor negro que tanto nos gusta, aunque para otros pueda resultar macabro.

La lista de los personajes es muy larga, además para el doblaje en México se invitaron a diferentes personalidades del mundo artístico y cultural en donde sobresalen: Elena Poniatowska (escritora), Víctor Trujillo, Xavier LópezChabelo” Xavier Velasco (escritor), Francisco Colmenero (actor y director de doblaje), Alex Lora (cantautor), Trino (caricaturista), Paco Calderón (caricaturista e historietista) y Ofelia Medina, que hace una Frida Kahlo divina. No pude ubicar a todos, pero la veré de nuevo para poner más atención, aunque creo que hasta un luchador famoso anda por ahí; mientras tanto les dejo una lista algunos de los actores de doblaje para las dos versiones: AbuelitaMamá Coco (Ana Ofelia Murguía/Elena Poniatowska), Papá (Jaime Camil/César Costa), Mamá (Sofía Espinoza), Mamá Imelda (Alanna Ubach/Angélica Vale), Tío Berto (Luis Valdez), Tía Rosita (Selene Luna/Cecilia Suárez), Tía Victoria (Carla Medina/Ana de la Reguera), Papa Julio (Alfonso Arau), Frida Kahlo (Natalia Cordova-Buckley/Ofelia Medina).

¿Por qué Disney Pixar se volcó de esta manera en este proyecto? No lo sé, pero agradezco el respeto y la belleza que imprimieron a mi celebración favorita. Coco es tan graciosa como emotiva, espectacular a la vista; bella, mas no vacía. Tiene música y el amor inquebrantable de una familia. Es un homenaje a la historia y tradiciones de nuestro país, pero es sobre todo la imagen de un pueblo, que pese a sus problemas actuales, merece ser visto con ojos de fascinación en todos los rincones del mundo.

Etiquetas:  


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*