El cigarro y el cine: es importante el humo en la toma.

 

Que se fue poco antes del otoño 

que se fue cierto día como hoy 

que se fue y han pasado tantos años 

que se fue por cigarros a Hong Kong 

Jaime López

 

No sé porque me ha dado entonces por fumar… 

José Manuel Aguilera

 

Realizando un ejercicio de guion, con los personajes ya planteados y cimentados, me percate que en diversas escenas aparecía la imagen de mi protagonista con lugares diferentes pero con una similitud muy grande: “Adrian sentado en la banca de un parque, enciende un cigarro…”. De repente me di cuenta de dos situaciones: 1) yo no fumo; y, 2) ¿porque mis protagonistas suelen fumar en momentos en donde no están interactuando con otras personas? La respuesta fue muy simple: el cine me ha enseñado a través de un aprendizaje vicario, que los personajes en las películas fuman y que son intrínsecamente más interesantes debido a una cuestión visual. Tratare de retomar esto último al finalizar el post, pero me gustaría plantear la relación del cine y los cigarros históricamente.

La historia del cine con los cigarros

La relación el cine y la industria tabacalera es larga. Comienza a mediados de los años 20 del anterior siglo cuando se estableció un acuerdo entre Hollywood y la industria tabacalera más importante de ese entonces, para integrar el uso del tabaco en la sociedad. Fue el primer experimento en masa del uso de la psicología (modelamiento) para vender un producto.

Más allá de la polémica entre el uso del cigarro y su posible influencia en el espectador (que desde mi punto de vista es sobrestimado) el cigarro y el cine han planteado diferentes maneras de plasmar el lenguaje cinematográfico.

 

El uso del cigarro como parte del lenguaje cinematográfico

El cigarro se ha utilizado como elemento dentro del lenguaje cinematográfico, parte como una característica de tipo temporal y no solo como instrumento del diseño del arte o la escenografía. Muchísimos ejemplos, nos muestran al cigarro como objeto temporal que permite ejemplificar el paso del tiempo, un recurso que maneja la estética y el lenguaje de una manera, más que argumentativa, visual.

De la misma manera, el humo del cigarro dota al director de fotografía de elementos para que una escena brille de manera que un espacio cerrado, un juego de luces, una luz contrastante etc., juegue con el humo dotando a la escena de una toma que juega con los aspectos visuales de los oscuros y claros que son importantes a la hora de decidir sobre el tipo de fotografía que se empleara.

Pero no solo el cigarro se refleja propiamente en la imagen, dentro del ritmo de la película (parte importante del sentido cinematográfico) está el cigarro como potenciador de atmosferas del genero o como propiamente un disparador de la tensión que es necesario independientemente del tipo de película, estilo o genero que el director quiere emplear en el film.

El cigarro dota al personaje de “sharm

 

Imagínense que sería de Humphrey Bogart sin su cigarro en Casablanca (1942) o de Rita Hayworth sin el uso del tabaco para sus múltiples roles de femme fatale. O de James Dean en su papel en Rebel Without a Cause (1955). Cantinflas sin su siempre acompañante prendido. O de John McClane sin su eterna caja de Gauloises que lo acompañaban en  Die Hard (1988) o de Sharon Stone sin su cigarrillo a la hora de cruzar la pierna en Basic Instinct (1992).

El cigarro proporciona al protagonista carisma, estilo, poder, independencia. Mientras que en los hombres el cigarro se ha empleado para enfatizar la dureza y seguridad de su papel como antihéroe o protagonista ensoñado; en la mujer el cigarro le ofrece independencia, glamour y sensualidad, es parte de la sexualidad que emerge el tener libertad necesaria para ser una mujer fuerte y sumamente peligrosa.

El cigarro es parte importante del estilo y los géneros fílmicos

El fumar sigue estando de moda en el ambiente cinematográfico, no solo proporciona elementos en la historia o en los personajes. Forma parte de una cultura de estilos y formas que hacen que los modos de presentar una historia se vuelvan icónicos a la hora de realizar una película.

Ya por último, les dejo una de mis películas favoritas 9 Reinas (2000) en la cual, el inicio es precisamente un cigarro siendo encendido.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*