El Cine en la mira de las Feminazis

Por fin llegué a donde quería llegar, después del choro aburridor de lo que es el feminismo radical o las temidas “Feminazis”, y de ser políticamente incorrecta al renegar de lo  políticamente incorrecto del sexismo en nuestra sociedad,  por fin puedo hablar de lo mucho que estos “problemas”, por llamarlos de alguna manera,  han afectado al cine en la actualidad.

13939428_10154321124249713_2618281848653181605_n

 

Cuando tenemos a todo este conglomerado de mujeres, incluidas actrices de mayor o menor relevancia, revisando con lupa cada película para ver qué tan sexista es, todas las casas productoras se ponen a temblar. Y ¿qué ganamos con eso? ¡Nada! Si entendemos que el guion es el alma de una cinta y los guionistas ya no viven pensando en si están ofendiendo a alguien o no, si en la trama hay el mismo número de mujeres que de hombres, si todos los afroamericanos son villanos o no, y si el número es suficiente para no ser tachado de racista. No deben de olvidar revisar que los hombres reciban golpes y patadas, pero que las mujeres no sean tocadas ni con el pétalo de una rosa. Todo esto con el agravante de la diferencia de salarios entre mujeres y hombres.

La presión de las feminazis está invadiendo como un virus las cuestiones más absurdas de la vida común y corriente. Puedo entender  a las feministas (que no es lo mismo que feminazi) que desbocan su energía en luchar contra la mutilación genital en África, o que hagan manifestaciones descomunales en Asía por el derecho a la educación de las niñas, pero jalarse los  pelos porque alguien le aprieta el gaznate a Mystique se me hace una pérdida de tiempo.

13906781_10154321134419713_3637328623900709934_n

Por muchísimo tiempo la mujer fue vista en el cine como un objeto sexual, por fortuna, y gracias a la equidad,  ahora también tenemos muchos ejemplos de objetos sexuales masculinos. Todo esto con consentimiento tanto de hombres como de mujeres, por favor corríjame si me equivoco, pero ¿alguna diva de la época de oro se quejó de esto? ¿Se imaginan a Sofía Loren en una manifestación de este tipo?

Los seres humanos somos seres sexuales, olvídese de mojigaterías y de clichés políticamente correctos. Tanto a hombres como a mujeres nos encanta ver “carne”. Nos gusta ver caras bonitas y cuerpos espectaculares. La sexualidad puede ser tanto neutralizador como catalizador de la violencia y no es que esto sea bueno o malo, digamos que simplemente es humano.

13879255_10154321138824713_3575648486757149426_n

La saga de Star Wars es un buen ejemplo para hacer notar la transformación del rol femenino en películas que son consideradas por la mayoría como “películas para hombres”. El misticismo que acompaña a los verdaderos fans de esta saga se ha visto muy abollado con las últimas entregas. Yo no sé si George Lucas hubiera podido contener la  presión de la censura sexista de haber seguido con la saga.

Si pensamos en el personaje  de la Princesa Leia  creado por Lucas en 1977 y en el de Rey, protagonista de Star Wars The Force Awakens en 2015, creado por J.J. Abrams ¿cuál de los dos les parece más reprimido?  Mire que estamos hablando de aquella que en diminuto bikini galáctico posó postrada y encadenada a los pies de Jabba the Hutt hace casi cuarenta años, y de la casi andrógina figura de una jovencita a quien la  “La fuerza” parece haberle llegado por gracia divina pasada por microondas.  La primera se dio a la tarea ahorcar con las mismas cadenas con que era sometida a la bestia en cuestión, mientras que la segunda se la pasó rescatando y levantando del suelo al protagonista masculino que nunca le sirvió para nada.

13962701_10154321140109713_4076347771007571501_n

Los personajes femeninos de esta saga, digamos Leia, Amidala o Rey son muy diferentes entre sí, pero la imagen y el carácter de Leia no ha sido superado. No sólo era bellísima, sino que era inteligente, era una mujer en una posición de poder, le entraba a los trancazos con ganas y aparte tenía tiempo para ser rescatada cual princesa. No podría decir si todo el crédito es  George Lucas, pero sí puedo decir que Carrie Fisher supo calzarse el personaje y hacerlo inmortal.

Podemos hablar también de  “Alien” y de Sigourney Weaver su sobreviviente por excelencia. Aunque al personaje de Weaver no le dio por enseñar piel, sino que le dio más por mostrarse como una feminista renegada, su papel es excelente. Y ¿qué me dice de la Imperator Furiosa de la extremadamente bella Charlize Theron? A quien Miller se encargó no sólo de mutilar sino que la desprendió de su sensual melena y la puso casi al parejo que su coprotagonista masculino, y digo casi al parejo porque fue Tom Hardy, quien se tuvo que conformar con ser opacado por una mujer pelona y sin brazo que ni una boobie enseñó.

13876203_10154321145494713_5699116687349145987_n

¿A dónde voy con todo esto? Pues a decir que no importa si las mujeres en el cine van con mucha o poca ropa. Que no tendría que importar si son sometidas en combate cuando ellas son voluntariamente parte de él. Si queremos ver igualdad cuerpo a cuerpo entre hombre y mujer, siento decirle que se va a decepcionar. ¿Por qué tenemos que ver por fuerza a mujeres haciendo el papel de hombres como en la nueva versión de Ghostbusters? ¿Por qué las feminazis claman por ver a los hombres emasculados en las películas? ¿Por qué el cine políticamente correcto necesita la degradación de la figura masculina?

Estos nuevos roles no están marcando un cambio social, están inclinando las cosas a la discriminación masculina y al sexismo contra los hombres. Dejemos al cine ser cine con todas sus géneros, si usted no quiere ver cine machista, pues no lo vea, pero no trate de hacer que todos seamos felices con películas en donde sólo ridiculizan a los hombres. Tal vez nuestra educación ha estado mal desde hace cientos de años, tal vez no serán estas generaciones las que sean políticamente correctas, porque no sé usted, pero yo todavía extraño las películas de humor políticamente incorrecto. Con la pena pero disfruté en extremo “The Kid” de Charles Chaplin, con todo y el maltrato que recibió ese niño, también reí como loca con “Airplane!”, sin pensar en la apología del delito que pueden significar decenas de bofetadas a  una mujer.

13912877_10154321141374713_4072124725722581043_n

Me es imposible entender a mujeres que hacen desnudos en la pantalla, o que incluso han posado desnudas para algunas revistas y que ahora están quejándose del sexismo en el mundo de la farándula.  Entiendo a todas ellas a las que su cuerpo representa de alguna manera su fuente de ingresos y que por eso lo cuidan y  lo exhiben, no hay problema con eso, mi problema es con la falta de congruencia y con lo absurdo que todo esto resulta ahora.

Puedo entender a las actrices peleando por que sus salarios sean equivalentes a los de sus personajes masculinos, pero seamos honestos en este punto, el salario nada tiene que ver con su capacidad histriónica, sino con los millones de dólares que meten a la taquilla. Así que asumo que la indignación de Meryl Streep no sólo se debe a los 75 millones de dólares por contrato que gana Robert Downey Jr, o a los 37 de Adam Sandler, también debe de estar indignada por los 52 millones de Jennifer Lawrence o los 23 de Melisa McCarthy comparados con los 8 millones de dólares que  ella gana siendo la actriz con más nominaciones a los premios en la academia.

13901490_10154321147809713_1947465306703441261_n

Les aclaro que no estoy a favor de la discriminación ni la violencia  contra  la mujer, pero tampoco lo estoy con la violencia hacia los hombres. Estoy a favor de la libertad de expresión y respeto el uso que cada quien quiera darle a su cuerpo. Si quiere enseñar o no, si lo quiere usar como una herramienta de trabajo o no, porque hay cosas más importantes que eso. Acepto mi naturaleza sexista y le doy el grado de importancia que merece, tratemos de canalizar las bondades del feminismo (que son muchas) a valores reales, y dejemos en paz al cine que sí, puede ser frívolo o chatarra, pero también existe el derecho de disfrutarlo.

No todas las conductas humanas son para admirarse, recordemos que nuestros instintos primitivos siguen latiendo en las profundidades de nuestro cerebro, lo que nos llevará de vez en cuando a ser unos verdaderos cavernícolas y a encontrar un culposo placer en ello.

oh-no-una-feminazi

Para una visión y debate mas amplios sobre este tema, pueden visitar y participar en:

El Sexismo en el Lenguaje

Feminismo distorsionado es igual a “Feminazi”

Etiquetas:  


12 Comments

  • ¿Te has puesto a pensar del impacto que tuvo esa censura que tuvo X-Men en Escuadron Suicida?… leia sobre las posibles escenas que borraron del guason, y todo indica a que alguna feminazi no vio adecuado ver a Harley en esa posicion de “pegame pero no me dejes” que habia mostrado su contraparte animada y decidieron poner en cierto modo una posicion inversa en la que el Guason daria todo por su alocada novia… haciendolo mas heroico que loco, buscando justificar esa devocion de Harley y no tanto esa relacion sadomasoquista que se cargan… y matando el contexto que tendria el guason…. ya los productores de Warner ya estan igual que nuestro gobierno, nomas una faccion se alza y hacen una cinta donde se vio que le tuvieron miedo a las reacciones de esa faccion

    Reply
    • Es que claro que todas estas cosas van a afectar producciones futuras. Tal vez estoy para que me linchen, y más por ser una mujer que está renegando de estos prejuicios, pero no me gusta a donde van las cosas. Tal vez soy demasiado vieja como para despreciar el rol del hombre como héroe , a mí me sigue gustando. O al menos puedo decir que no le doy mayor trascendencia que entretenerme. Por más que Mystique o cualquier otra heroína se pueda lucir en primer plano pateando traseros masculinos, eso no provoca en mí ganas de ir a patearlos yo también. Pero al momento que traemos esas imágenes o esas ideas del inconsciente o subconsciente al consciente entonces sí estamos transmitiendo un mal mensaje. Es un tema complejo sin duda, al final sólo pienso que están exagerando las cosas. Los que quieran encontrar sexismo sencillamente lo harán, y con tantos reflectores apuntando hacía él, más! Gracias por comentar!

      Reply
  • Vea que estoy de acuerdo con usted y no. Hasta hace un tiempo la concepción de la heroína debía incluir -obligadamente- elementos que ligasen a la mujer con el objeto y con el consumo: microbikinis, escapes especiales en ropa interior, guerreras con las carnes al aire; ninguno de esos elementos contribuye a la historia necesariamente… es un condimento, un sasón que vuelve el producto más “comestible” al público masculino. Fíjese que dio en el clavo al hablar del androginismo de Rey; se intenta despojar a la heroina del condimento sexual, para ser apreciada sólo como heroína.
    Sin embargo, atravesamos una especie de “fundamentalismo feminista” en el que, en lugar de la equidad, se pretende justificar una hipotética superioridad de la mujer. Eso si es para desaprobar.

    Reply
    • Entiendo la parte en la que no estás de acuerdo, créeme que la he pensado mucho, pero en realidad nunca se logró comprobar que respondemos a esa clase de estímulos subliminales, lo que sí es seguro es que respondemos con mayor facilidad a las cosas negativas que positivas. Además creo que hay muchas mujeres que tienen cero problemas con ser vistas así, al igual que los hombres porque también se da el caso. Tomar la postura de objeto sexual es opcional, y respetable. No hay que descartar que existe un fuerte poder en eso. Yo no la comparto, pero tampoco señalo a las que tienen la “infraestructura” para hacerlo. La libertad de dar al cuerpo o al vestuario el uso que se nos de la gana también ha sido una batalla feminista y en ella defienden su libertad de vestirse como les de la gana sin ser juzgadas o etiquetadas por eso. No me gusta un mundo asexuado lo confieso, acepto todas las versiones de heroínas que existen, desde las que van desnudas hasta las que portan mandil de cocina y vienen embarradas de chocolate por sus hijos. Ahora si que “El hábito no hace al monje” (o a la monja). Gracias por comentar! Saludos!

      Reply
  • Excelente articulo.

    Reply
  • Porque se tenían que usar esas imágenes? Son de un pésimo gusto y se pudieron haber omitido. Solo desacreditan y hacen hipócrita el resto del artículo.

    Reply
    • ¿Todas las imágenes, o te refieres a alguna en especial? Tal vez si me especificas por qué hacen hipócrita el artículo te podría contestar. Los argumentos abren la puerta al debate, sin ellos la discusión no tiene sentido.

      Reply
      • Las primeras 3 imagenes, sobretodo la de la pelicula de X-Men, esa imagen salio en el newsfeed del facebook cuando salio este articulo y completamente volteo el sentido del articulo haciendo pensar a más de uno que se trataba de otro asunto. Lejos de decir “este articulo habla de igualdad de genero y de como hay quien usa el feminismo de manera incorrecta” dice “este articulo ridiculiza y objetiviza a las mujeres que luchan por ser tomadas en cuenta”

        Reply
        • A mi punto de vista, y seguramente al punto de vista del autor de la imagen, esa imagen es la que puede describir lo ridículo del escándalo que se desató por esa cinta; para las “feminazis” eso podría considerarse igualdad (tu me haces, yo te hago). Las imágenes son sarcásticas y lo reconozco, esta nota tiene mucho de sarcasmo en ella, es por eso que se requirió de este tipo de imágenes. La postura de estas mujeres (repito, a mi punto de vista), es ridícula y por eso son representadas de esa manera. Por desgracia el cine (entre otras tantas cosas) se ha visto afectado por estas conductas, el estar cuidándose de no afectar este tipo de susceptibilidades le ha dado al traste a muchas películas. Es cierto que hay posturas machistas, pero también hay posiciones de poder de la mujer que involucran su sexualidad, la opción de utilizarla es personal. El punto de la nota es que hay muchas violaciones a los derechos de la mujer de suma gravedad, y no vale la pena cortarse las venas por este tipo de detalles en el cine, al menos en este tipo de cine. Siento que las imágenes te resulten de mal gusto, pero al final esa era la intención. Gracias por tomarte el tiempo de expresar tu opinión.

          Reply
  • No, gracias a ti por leer mi opinión.

    Es ridiculo. Solo que, en mi opinión, una persona que demuestra una postura firmemente no debería de usar chistes y burlas que contradigan dicha postura.

    Ejemplos de ello es decir que uno apoya a las mujeres y dice frases como “me vale madre” e insulta diciéndoles “putas”. Otro ejemplo fue Fox diciendo que los mexicanos hacen trabajos que “ni los negros”. Si apoyas una causa no te burlas de ella y evitas cualquier comentario y acción que pueda hacer que los demás te consideren un hipócrita.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*