El momento de Cine y Rock de la semana: Children of men.

Esta película por si sola es rock puro. Alfonso Cuaron se encumbra con este film y logra una de las mejores películas de ciencia ficción de la historia, una muy grata sorpresa. Se puede elogiar por montones el trabajo de Cuaron en esta oda a la decadencia y el postmodernismo, pero creo que sobresalen dos características muy grandes de esta película: 1) el uso de la cámara como medio para narrar un guion excelente, y; 2) la manera en que dirige Cuaron a sus actores de manera natural y sobria.

Así mismo, Cuaron saca a relucir su buen gusto por el rock clásico o como los puristas lo llaman, el rock progresivo, haciendo referencia a dos grupos por demás excelentes: Pink Floyd y King Crimson.

La referencia hacia Pink Floyd es evidente en su homenaje del disco Animals (1977) y el puerco volando en un lugar en la película en donde las obras de arte son conservadas, haciendo alusión de que las obras de arte contemporáneas pueden ser también de la cultura pop y porque no, estar al mismo nivel de la literatura o pintura.

De la misma manera, King Crimson nos deleita con su himno The Court of the Crimson King espléndidamente puesta en una de las mejores secuencias de la película. Que para muestra basta un botón.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*