Ghost in the Shell: Como Robocop, pero aburrida y en la concha

Ghost in the Shell está basado en el manga japonés que a su vez fue llevado a la animación en el cine en los 90’s; ahora en el 2017 y en furor de hacer todo en Live Action, regresa a la pantalla grande ¿Pero cómo le fue?

El mundo del manga es un mundo lejano, desconocido y nada interesante para mí; los fans dicen que es fascinante, que sus tramas tienen un mensaje positivo y que sus historias y personajes causan adicción. Yo en lo particular siento que son demasiado aburridos; todo trascurre lento, con mucho drama, protagonizados por personajes estáticos y sombríos con un pasado tortuoso y que siempre están representados con miradas largas, melancólicas y con el cabello al aire ondulando lentamente mientras “piensan” que van hacer entre diálogos con muchos tecnicismos y complejos ¡Pero en fin! Tenía curiosidad de ver esta película ya que el tráiler prometía algo de entretenimiento.

En un Japón del futuro, cada vez es más difícil distinguir al humano de la máquina. Durante años han estado experimentando para hacer híbridos de Cyborg-humanos y vemos como un cerebro es implantado en una maquina para después convertirla en un robot que a su vez sería un  prototipo para un arma de defensa (si, yo también me acorde de Robocop).  El caso es que el primer Cyrborg Humano resulta ser La Mayor (un cerebro muy afortunado al que le ponen el cuerpo de Scarlett Johannson), manejada por  la encargada del proyecto que es la Dra. Ouelet (Juliette Binoche ganándose el pago de las tarjetas de crédito y las próximas vacaciones). Desde que “despierta” el Cyrborg  notan que su “Ghost” (que se puede traducir como espíritu, alma o conciencia) sigue latente pero esta confundido, entonces empieza un conflicto entre el “ghost” y la programación que tiene el robot (si… yo también sigo pensando en Robocop) y aunque cumple con las ordenes que se le dan, una serie de recuerdos la atormentan y necesita saber quien fue antes de ser La Mayor….como Robocop

La película tiene un excelente diseño de imagen, los laboratorios se ven espectaculares, las ciudad muy impresionante, con todo lo que podemos imaginar en el manga, sin embargo se abusa mucho de este recurso y al tercer paseo por la ciudad ya tienes ganas de ver otra cosa. Los diálogos están muy cargados de tecnicismos aburridos, las escenas de acción son muy pocas y te llega a cansar la cara seria y  la voz sin sentimientos de La Mayor (entiendo que es un robot, pero algo tiene tan monótono el personaje que aburre). Se siente una película larga y muy lenta y llega un momento que ni los efectos especiales, ni las peleas, ni ver a Scarlett Johannson tan perfecta te hace entretenerte.  No hay novedades en las ciudades futuristas,  los carros siguen sin volar, confirmas que los segundos pisos del periférico son la solución y la naturaleza es lo que menos importa en este mundo manga-japonés-futurista-aburridísimo.

Manga Fans, perdonen a esa inculta del tema, pero, como otras veces, buscaba entretenerme un rato y eso, no sucedió. Fue mas divertido pensar que la película en español se llama “El Fantasma en la concha” que la película en sí, y es que al César lo que es del César, al manga lo del manga y al cine lo del cine

Etiquetas:  

Acerca del autor

Vilma Aida    


5 comentarios

  • Hola, yo creo que si deberías darle una buscada a algunas peliculas clave con las que GITS se puede comparar y la mas obvias son Matrix y Blade Runner. De ahi si seria bueno que buscaras un buen punto para discutir de lo que no te agrado de la cinta (checate las reseñas del poderoso Fett) y asi le des ganas al lector de llenar de comments esta reseña.

    Responder
    • Hola! Fijate que Matrix fue una película que me encantó, de hecho me sigue gustando la primera. Sentí que tenia mas profundidad en el tema y no estaba sostenida solo en los efectos especiales. No creo que tenga nada que ver con esta. Como lo digo en la reseña, me recordo muchisimo Robocop, que en mi adolescencia era muy impresionante y divertida, ahora no tanto. Pero está, es muy aburrida y se siente muy larga.

      Responder
  • esta pelicula es practicamente accion, no plantea la filosofia del manga de los 80 y de la pelicula del 95 de donde las hermanas wachowski se basaron para crear matrix (al igual que otros directores para otras peliculas y tomando referencias de otros anime/manga por ejemplo AKIRA), este live action es palomitero como la mayoria del cine hollywoodense, un buen rato y luego se olvida,poco usar el cerebro mas disfrutar.

    Responder
  • La nueva pelicula de Ghost In The Shell es para una nueva generación. Menos profunda, pero honesta en su intención de no ser superior a la versión original, sino simplemente diferente. Guarda la esencia de la película de 1995 y con muchas referencias al manga, plantea un nuevo origen para los personajes sin perder su “ghost”. Conforme avanza la película va despejando dudas: Todo tiene una razón de ser y visualmente poderosa, traerá de vuelta la nostalgia que marcó a toda una generación. Los puristas la odiarán, yo no. Me encantó.

    Responder
  • Acabo de ver la pelicula, y guau como me traslado a los noventas, sinxeramente me gustó, tanto que corri al internet para recordar como era el manga (pues si Vilma Aida a mi si me encantan los mangas), ahora concuerdo que falta mucho para que se iguale al original, pero sirve para recordar nuevamente aquel tiempo en el que pensar en robots era mas importante que cons3guir y mantener tu trabajo. Saludos.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*