Guardians of the Galaxy Vol2, Cine de comics para todos

Si usted es de esas personas que culpa a Marvel y a su Universo Cinemático de volver las películas de superhéroes una larga comedia colorida, llena de escenas absurdas y que abusan de todos los clichés habidos y por haber; permítame advertirle de la manera más honesta que se mantenga alejado de esta cinta, ya que la absurdez, los chistes simples y los colores más chillantes están concentrados en esta cinta autoría del ahora laureado James Gunn.

Lejos de todo sarcasmo, esta película es sin duda la más divertida y colorida de todas las que han salido de la mancuerna Marvel-Disney y no lo digo en un mal sentido. Es como si el mismo director (el cual tiene una gran actividad en Facebook y twitter) hubiera leído todas las quejas de sus detractores y hubiera hecho una cinta basada en estos.

Regresando al tema de la cinta, nos encontramos con esta banda de forajidos bien intencionados quienes luego de unos meses de mantenerse lo más “honestos” posible vuelven a las andadas tras provocar a una raza de alienígenas muy colorida y sensible que los pone en una situación muy peligrosa. Pero esta situación parece mejorar cuando aparece el verdadero padre de Starlord a.k.a. Peter Quill y lo lleva a conocer el legado que llegará a ser suyo. Como podrán sospechar, esta es una historia de Daddy Issues y saben muy que no hay fórmula más exitosa en los USA que esa.

Gunn está consciente de su producto y sus habilidades, y tiene muy claro que una cinta de GotG necesita acción, comedia y el universo a punto de ser destruido mientras un grupo de inadaptados lucha por encontrar no su lugar en el universo (que esa es la parte fácil) sino dentro su misma familia.

En cuanto a las mejoras de esta nueva entrega está una galaxia más amplia, con más razas, más planetas; el CGI de los personajes como Rocket simplemente es magnífico pero sin descuidar el maquillaje físico a los personajes intergalácticos que pueblan este filme.

Pero el punto a resaltar es un soundtrack elegido de forma magistral. Hemos visto casos como Suicide Squad que a pesar de contar con una selección de canciones muy buenas, nunca lograron encajar con la historia o los personajes y ese ha sido el mayor triunfo de Gunn al hacer que cada canción embonara a la perfección no solo con los personajes y la historia, sino con el ritmo en general, detalle que si notan, estas son la únicas películas de Marvel que cuenta con un soundtrack que valga la pena. Solo les puedo decir que escuchar Father&Son de Cat Stevens al final de la cinta me hizo nudos el corazón. Te odio James Gunn.

Digo que esta cinta tiene un balance muy bien lograda al ofrecer entretenimiento a aquellos que no hayan leído un cómic en su vida y al mismo tiempo la película está infestada de referencias a cómics, eventos importantes e incluso a otras cintas que harán suspirar de emoción hasta al más reservado y dejan en claro la habilidad para el marketing y planeación a largo plazo porque la Guerra del Infinito está a la vuelta de la esquina y sea buena o mala, les aseguro que no la olvidaremos.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Samuel Spade    


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*