Hotel Mumbai: Estrés durante dos horas

Hotel Mumbai ha sido una de las experiencias más estresantes que he vivido en el cine últimamente. Además de las historias de desastres naturales o el espacio, este tipo de películas me mantienen con el “Yisus in the mouth” ya que al final incluso dentro del mundo de Hollywood, esta historia está basada en los atentados que sufrió la Mumbai en el 2008 a manos de un grupo terrorista. Tomando en cuenta esto, la cinta se centra en transmitir las agobiantes horas de algunos de lo involucrados en los atentados en el Taj Mahal Palace Hotel desde 3 perspectivas diferentes: los trabajadores de hotel, los huéspedes y los terroristas.

A pesar de tener a los personajes ficticios (comentario sin base real de los hechos) tenemos como ancla narrativa de los hechos a Arjun interpretado por Dev Patel, un aparente must en las películas con nativos de la India, quien da vida a un fiel trabajador del Taj apoyado por Armie Hammer como David y Nazanin Boniadi como Zahra, una pareja de vacaciones con su hijo y la niñera.

La historia de Arjun representa la fidelidad de los trabajadores del hotel, mientras que David y Zahra lo que alguien está dispuesto a hacer por salvar a las personas que ama, sin embargo con algunos clichés de las damiselas en aprietos que para mi rompía un poco con el momentum de la historia en cuestión de tensión.

Dejando a un lado el tema de las actuaciones que en general están bien, para mi Hotel Mumbai fue adentrarme un poco en el sentimiento de lo que se vivió en el 2008. Dónde de ser un destino para vacacionar de pronto te encuentras a la merced de unos tipos disparan de una manera tan insensible “inspirados” y justificados por una cuestión religiosa. Además, lo que más me impactó fue el tiempo que le tomó a las autoridades responder a estos ataques.

Hotel Mumbai

Hotel Mumbai es una excelente opción si te gustan los thrillers, además de en mi opinión ser un homenaje a todos los trabajadores del Taj Mahal Palace Hotel que pusieron la seguridad y bienestar de los huéspedes antes que la suyas y sin los cuales, muchos no estarían hoy aquí.

Etiquetas:  

Acerca del autor

kbhauad     desbaratandoideas.wordpress.com/category/karlab/

Doy mi opinión nada experta sobre películas para los que no saben nada de cine. Le saco a las películas de terror y mi guilty pleasure son los chick flicks. Soy de las que llora por que se murió el perrito antes que por las personas. También escribo en https://desbaratandoideas.wordpress.com/ En twitter como @kbhauad


3 comentarios

  • Sin lugar a dudas, una cinta que entretiene y se deja ver. No obstante, es esa clase de productos deudores de la triste realidad con un afán que va más allá de lo reflexivo. ¿Era necesario que el esqueleto argumental fuera tan básico para que cupieran los de siempre? Me refiero a que entre los secuestrados están el clásico impresentable que se redime al final (un empresario “ruso”, ¡qué raro!), el papá héroe “occidental” que por suerte no acapara la acción, la mamá damisela en apuros que mencionaste y los “malísimos” con algo de objetividad. Perfecto que el director aproveche la cinta para meter mensajitos en contra del odio religioso y racial o que se resalte el buen proceder de los empleados indios del hotel ante el siniestro hecho. Pero no con la cansina receta de siempre, por favor.

    Al final, con todo y su seudo-bonhomía, “Hotel Mumbai” es esa clase de películas que te permiten preguntarte si los ejecutivos de cine le pondrían el ojo a “otro caso de la vida real” que involucrara fundamentalismo y terrorismo, pero que no envolviera a occidentales y los escenarios y los móviles fueron otros.

    Responder
    • Creo que estamos en una etapa dónde todo tiene que ser políticamente correcto, por que en todo queremos ser incluyentes para no generar conflictos en un entorno social dónde a todo le encontramos un “pero”. De igual manera sí veo un boom en los “basados en hechos reales”, cosa que ya sucede con el tema de súper héroes y la fórmula de terror básica.

      Espero que con todo el tema comercial generador de dinero, dejen un huequito a nuevas propuestas de historias, que traigan un respiro de innovación cinematográfica.

      Saludos!

      Responder
  • Totalmente de acuerdo contigo. Soy de la opinión de que este tipo de cintas, “amparadas en hechos de la vida real”, deberían ya renovarse y no ser contadas de la misma forma y con los mismos recursos. Ésta en particular es casi un ejemplo de ello. En cuanto a lo “políticamente correcto” y a la “inclusión” de la que me hablas, malo no es el “uso”, sino el “abuso”. Si los hechos que recrea “Hotel Mumbai” fueron en India y personas indias destacaron, fatal hubiese sido que se inventasen que un “occidental rubio se convirtió en el héroe de todos”. A pesar de que dicha idea está más o menos presente en la cinta, se reconoce el buen accionar de esos dos empleados del hotel que finalmente destacan más. No obstante, sobran personajes para “llenar cuotas” o como cansino cliché de lo que es ser de una religión determinada, tanto en el buen como mal sentido o los intolerantes de toda ralea.

    Saludos para ti también y esperemos esa futura innovación cinematográfica.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*