La Trilogía del Padre

Es junio, el mes de en qué esos estoicos seres conocidos como padres son festejados, si es que se le puede llamar festejo a eso. Una carne asada y hecha por él, alimentos, bebidas y regalos de sus hijos pagados por él, y al final del día les importa un comino porque después de todo, están todos reunidos.

Pero como aquí luchamos por la equidad de género (en ambos lados de la ecuación) tenemos unos cuantos artículos para celebrar a los reyes de la casa. En esta ocasión me complace traerles un maratón o recomendación para demostrar que los hombres también tienen ese instinto paternal y están dispuestos a todo por sus hijos y quien mejor que el polémico, odiado y repudiado director Christopher Nolan.

Nadie lo ha dicho abiertamente (al menos no que yo sepa) pero estas películas que llamo como la Trilogía del Padre son nada más y nada menos que las cintas: The Prestige, Inception e Interstellar, todas de Sci Fi y todas con un padre desesperado por llegar a sus hijos sin importar que deba escapar de la cárcel, atravesar el reino de los sueños o galaxias enteras para eso:

The Prestige (2006)

Los hermanos Nolan adaptan la obra de Christopher Priest de manera magistral que inicia con dos jóvenes que buscaban triunfar en el mundo de la magia en el Londres de finales del siglo XIX. Esos jóvenes son nada más y nada menos que Hugh Jackman y Christian Bale y lo que parecía ser una amistosa rivalidad por ser el mejor mago se convirtió en una lucha a muerte por tener el mejor truco de todos.

Una de las mejores cintas de Nolan en donde aún se puede apreciar su habilidad para torcer y manejar el argumento muy al estilo de Memento y darnos la información poco a poco sin hacernos caer en la desesperación ni perder el interés a lo largo del metraje.

A partir de esta cinta fue cuando empecé a llamar a este director como “El Magazo” y no es solo por el tema de la cinta en cuestión, sino por su habilidad para llevarnos por el relato y mostrarnos toda la información pero como un hábil prestidigitador que es, sólo vemos lo que él quiere que veamos y el final de esta cinta es uno de los mejores giros que se han visto en el cine, pese a quien le pese.

 

Inception (2010)

Es común creer que Nolan se quedaría impreso en el colectivo de la cultura de pop por su trilogía de Batman, pero antes dede estropear dicha saga trajo al mundo Inception, una cinta que sorprendería a propios y extraños.

Con un argumento un tanto similar a cierta tira cómica del Tío Rico McPato, Nolan nos cuenta la historia de Dom Cobb (un correcto Leonardo DiCaprio) quien se gana la vida robando secretos corporativos pero no de la manera usual sino entrando a la mente de esos directivos por medio de los sueños.

En esta ocasión el Magazo nos lleva a uno de los terrenos más enigmáticos e interesantes de la humanidad: La mente humana. Para esto crea todo un microuniverso de reglas y estética que son toda una delicia. Pero la historia no solo se soporta en Pucheros Di Caprio sino en un carismático elenco que incluye a Tom Hardy, Joseph Gordon-Levitt, Ellen Page, Cillian Murphy, Ken Watanabe, Marion Cotillard y Michael Caine.

Si bien es una cinta entretenida, no es de sus mejores, ya que contiene una buena cantidad de inconsistencias e incluso contradicciones que son la delicia de los detractores de este gran director. Pero como el magazo que es, en lugar de perder su tiempo tratando de arreglarlo, se enfoca en mejorar y no entorpecer el ritmo del filme y mostrar su amor por los detalles visuales en especial esa inolvidable secuencia donde Joseph Gordon Levitt pelea por su vida en un edificio que está en constante movimiento.

Nolan deja de lado los giros interesantes en el argumento y se enfoca más en la parte visual y transmitir la sensación de estar soñando. Un detalle que comparten tanto sueños y películas son los cortes entre escena y los cambios de locación; una posible razón por la cual nos gustan tanto las películas y somos buenos para comprender ese lenguaje narrativo.

 

Interstellar (2014)

Luego de ser vapuleado y culpado injustamente de que el Universo Cinemático de DC no despegara luego de Dark Knight Rises y Man of Steel, Nolan ya había tenido suficiente de los encapuchados y de esas productoras siempre hambrientas de más y más dinero, por lo que se enfocó en la parte final de su trilogía y esta vez emularía al mismísimo Kubrick para esto.

En esta ocasión tenemos un mundo que agoniza, una humanidad que abusó de sus recursos hasta el punto en el que solo podías comer productos a base de maíz. Los hermanos Nolan nos muestran la dura vida de los humanos a través de Matthew McConaughey, un expiloto de la desaparecida NASA, quien vive relativamente feliz con su familia en su granja hasta que un fenómeno gravitacional lo guía  hasta las instalaciones secretas de la agencia espacial que él creía desaparecida: La NASA.

Ahí descubre que la Tierra está al borde del colapso y la vida que la habita está próxima a extinguirse, a menos que se haga algo al respecto. Es por eso que los científicos bajo el mando de Michael Caine, donde lo acompaña la bella Anne Hataway, Wes Bentley y David Gyasi están por embarcarse a una titánica misión. Más adelante se unen al elenco Cassey Affleck, la talentosa Jessica Chastain y Matt Damon.

En una cinta donde parecía que el único (y formidable) obstáculo a vencer sería el siempre hostil espacio sideral, pero Nolan vuelve a mostrar destellos de esa genialidad pasada con la que nos maravilló en Memento y nos da un giro muy interesante y sorpresivo a la historia cambiando por completo la dinámica.

Esta cinta le ayudo a consolidar su bello estilo visual y le valió un Oscar en efectos especiales debido al empeño y energía que invierte para volver realidad su visión. Eso y todas esas teorías de la relatividad, el tiempo, el espacio que son la delicia para los ñoños que si poníamos atención a las clases de Geografía en la escuela.

 

Aquí tienen tres excelentes cintas para disfrutar en compañía de su progenitor, o sentirse identificados con la fuerza del instinto paternal que guía a estos protagonistas.

Cheers!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Samuel Spade    


1 comentario

  • Hola, muy buena selección con la temática en común de los padres. En lo personal soy fan de Nolan y me agrada que tome riesgos en sus cintas con tal de mostrar su visión particular de tópicos tan diversos como viajes espaciales o el mundo onírico.

    Saludos!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*