Las 5 Mejores Películas de Tim Roth

Un hombre sencillo que aún atiende como barista su propio establecimiento, es difícil imaginar a un afable Tim Roth cuando estamos hablando de uno de los villanos y “tipos rudos” por antonomasia de la década de los 90.

Su primera pasión, la escultura, tuvo que cederle el paso a una carrera actoral que comenzaría dentro de la televisión a principios de los 80. En aquella década haría poco a poco su transición al cine, con pequeños pero relevantes papeles que lo pusieron en la mira del director que lo lanzaría a la fama: Quentin Tarantino.

De un pasado y psicología complejas y que él mismo revelaría en su única cinta como director en 1999, Roth en los últimos años ha formado una asociación neorrealista con el cineasta mexicano, Michel Franco, demostrando una sensibilidad dramática más allá de los grandes villanos a los que interpretó en el clímax de su carrera.

Un actor protagónico y de reparto solvente, con más de 100 títulos entre el cine y la televisión, celebramos su cumpleaños con sus 5 Mejores Películas

 

Bonus como director – The War Zone (1999)

Aclamada por la crítica y acreedora a 9 premios internacionales, destacando su galardón en el Festival de Berlín, la primera y única película de Roth como director es un drama semi biográfico que dicta los horrores del abuso sexual que él mismo sufrió durante su niñez y parte de su adolescencia por parte de su padrastro. Con gran sensibilidad y tensión, Roth vierte en este relato el sentimiento de impotencia, traición y venganza que se comparte entre los miembros de una familia abusada y que ha escondido el secreto durante muchos años. Un cuento muy personal  y con una alta carga de íntima frialdad, que hace preguntarnos por qué Roth no decidió insistir en su carrera como director

 

Bonus – Planet of the Apes (Tim Burton, 2001)

Una inclusión más por curiosidad que por calidad (la película tiene sus momentos, pero es más mala que COVID), la historia dicta que Roth perdió quizá la oportunidad de su vida al rechazar el papel de Severus Snape en la saga de Harry Potter, por decantarse por interpretar al villano de esta nueva versión del clásico de ciencia ficción. En términos generales, esa decisión afectaría al menos de manera mediática a su carrera, sin embargo en el micro entorno de esta desgraciada versión, Roth termina por ser lo más destacado al darle vida al salvaje general encargado de dar cacería y muerte a los humanos. Una gran tarea de maquillaje que Roth complementa perfecto con su salvajismo y monadas.

 

5 – 600 Millas (Gabriel Ripstein, 2015)

Forjando una asociación con varios cineastas mexicanos en la última década, Roth ha encontrado un escape  a su arquetipo de “chico malo” para encontrar personajes con registros dramáticos un poco más complejos. Destacando sobre sus participaciones con Franco, se encuentra este thriller de tono neorrealista donde Roth interpreta a un agente de la ATF que tras investigar le tráfico de armas debajo de la frontera, se ve inmiscuido en un incidente que lo hace ser rehén de un joven traficante, con el que viajará las 600 millas mencionadas, y las cuales serán la excusa para la redención de ambos. Una construcción interesante de Risptein y un desarrollo de personajes patrocinado por la eficiencia del actor

 

4 – Pulp Fiction (Quentin Tarantino, 1994)

Brevísimo pero legendario papel, provisto también de una relevancia narrativa interesante al simbolizar la violencia y el propositivo de esta fábula pulp y gansteril. Provista de una increíble escritura y estructura, a pesar de su poca duración, Roth es consciente de los grandes diálogos que rodean a su personaje, volviéndolos ya legendarios tanto en el prólogo de la cinta previa a la mítica melodía, como en el final de la misma, donde se convierte en una herramienta para el  final apunte del personaje de L. Jackson. Es una lástima que después de esta, Roth ya no haya sido más del agrado de Tarantino, pues su estilo de actuación se acomodaba perfecto al arquetipo de recursos y personajes del director

 

3 – Vatel (Roland Joffé, 2000)

Entrañable relato dramático de época, injustamente olvidado y auspiciado por una enorme dirección de Joffé, una sutil pero grandiosa banda sonora de Morricone, un impresionante diseño de producción, y por último pero no menos importante, una increíble labor actoral de nombres como Uma Thurman, Depardieu y Tim Roth, este último siendo el antagonista entre un romance imposible de clases enmarcado en una situación altamente espectacular y estresante: la recepción que un Conde hace al rey de Francia para ganar sus favores. Joffé lleva a cabo una melodía equilibrada entre romance y un thriller de época, manejando una catedrática impresión de suspenso en el lugar que uno menos piensa: la organización de una fiesta.

 

2 – Rob Roy (Michael Caton-Jones, 1995)

Otra de esas grandes épicas históricas olvidadas por el tiempo, todo un clásico de la televisión noventera que resultó en su tiempo una verdadera cátedra de historia, entretenimiento, actuación y desarrollo narrativo de parte del desconocido director, que proveyó al relato del rebelde escocés varios momentos de alto suspenso y calidad dramática, sobre todo en ese clímax y gran pelea final, donde en verdad se cierne la amenaza del antagónico como pocas veces en el cine comercial se ha logrado, obra de un Tim Roth tétrico e hijo de puta, que completó este magnífico trabajo villanesco con las únicas nominaciones de relevancia en su carrera actoral, ganando incluso el BAFTA de manera merecida

 

1 – Reservoir Dogs (Quentin Tarantino, 1992)

En el papel que lo lanzó a la fama, Roth (junto a Keitel) se convierte en el protagonista accidental de esta cinta coral (de nuevo a tono de fábula) sobre unos mafiosos y su fracasado intento de salto a un banco. La mayor cinta “de autor” de Tarantino se define gracias a la estructuración de estas personalidades y no a su conflicto, el cual queda como un genial macguffin implícito en toda la trama que aporta mayor complejidad a lo que en realidad es una historia sobre la camaradería y la traición, sobre la humanización y deshumanización, de donde Roth es parte y detonante. Perfectamente cohesionada y lógica en todo rubro, sentido y personaje, el guion es una perra chulada.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


4 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*