Leyendas del Cine: James Stewart

“Jimmy”, así le llamaban sus amigos, un chico tímido que fue albañil y asistente de mago que, al decir tres líneas en una obra de teatro, recibió ovaciones y la inmediata atención de una industria que consecuentemente lo acogería y erigiría como uno de los mayores histriones de la historia. Sin ninguna clase de actuación o estudio previo en el rubro más que su beca por arquitectura, “Jimmy” trabajaría en dramas, comedias, westerns y thrillers bajo el mando de directores como Hitchcock, Ford, Wilder y Capra, que de inmediato lo adoptaron como su estandarte actoral.

Irónico entonces, que sin ningún bagaje actoral, aquel muchacho de orígenes humildes se crearía un alter ego en pantalla que lo distinguirían gracias una presencia y un acento de voz único e irrepetible.

El gran James Stewart nace un día como hoy, una Leyenda del Cine y la trigésima segunda pieza de esta colección traída a ustedes por Kim Tobías

Editorial

Infografía 3_Stewart

Etiquetas:  

Acerca del autor

Kim Tobias   @kimm_tobias   behance.net/kimtobias

Enamorada del cine clásico y los guiones astutos. También odio los finales felices... ["La estimulación visual es la razón del cine. De otra manera podríamos simplemente apagar las luces y llamarlo radio" R.A.]


2 comentarios

  • “Rear window” es muy Buena, pero si es muy colorida, siento que él tenia razon en cuanto al color en las peliculas, “Anatomy of a murder” es muy buena en su fotografia en blanco y negro.

    Pero bueno es solo my opinion.

    Saudos

    Responder
  • ¿Y dónde quedó It’s a Wonderful Life? ¡Esa es quizás su película más icónica!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*