Queen of Hearts: Poder femenino = Poder fílmico

En lo particular siempre me ha molestado que los relatos fílmicos que implican cierto tono erótico explayen de forma exagerada dicho recurso para rellenar su metraje y maquillar sus debilidades narrativas. Digo, a quien tenga la hormona subida de nivel no le desagradará para nada tener que tragarse todas las chaquetas mentales del director en turno, pero para el lenguaje fílmico esto es sencillamente vulgar, denotando un desequilibrio que más hace por excitar que proponer (véase La Vida de Adele para quizá el mayor ejemplo contemporáneo de este cochinón truco).

Sin embargo dentro de este delicado terreno hay obras que precisamente deciden centrarse más en la psicología del deseo, sus causas y consecuencias, que en su parte “carnal” sin que esta última necesariamente sea bajada de tono, haciendo que las dos partes se equilibren, funcionen y propongan a la trama, haciendo que cada de sus escenas cuente para aportar sustancia y complejidad al por lo general dramático y/o emocional encause del relato.

Pues bien, en dicho apartado descansa una de las mejores películas de este año. Ganadora del premio de la audiencia en Sundance 2019 y dirigida de manera exquisita por May el-Toukhy, la danesa Dronningen (Reina de Corazones) está sutilmente construida de principio a fin para sumergirte tanto en la lujuria como en la perdición de este “no tan peculiar” y desgarrador núcleo familiar.

El primer gran valor es precisamente el ritmo impreso por su directora. De manera atrayente y gracias también la fastuosa actuación de Trine Dyrholm (déjese de tonterías, de Jennifer López o Scarlett Johansson, esta es la interpretación femenina del 2019), poco a poco la audiencia es tan testigo como cómplice de la situación relacional y el despertar carnal de la protagonista, la cual ve en la falta de pasión de su matrimonio combinado con su poder como mujer realizada y exitosa, la auto justificación perfecta para despertar nuevamente su deseo carnal ¿el problema? ¿La víctima? Su joven y recién llegado hijastro.

Es impresionante como esta dupla de féminas, directora y actriz, pueden tan sutilmente en primera instancia definir de manera perfecta el estancamiento emocional de su personaje para después con gran intimidad, tronar la supuesta paz con una serie de momentos sin concesión estética que a pesar de su explicitud distan de sentirse ajenos o forzados, aportando complejidad a la trama, en este caso directamente relacionado con el sentir de su protagonista.

Así mismo resulta un acierto que durante tres cuartos del metraje todos los elementos de reparto alrededor de la muy cuestionable protagonista sean vistos como simples recursos de apoyo, como objetos, porque precisamente son eso para ella, esposo, amigos, hijos e hijastro, simples piezas para su satisfacción y auto cumplimientos en una soberbia delimitación del personaje. Consecuentemente y en otro gran acierto del relato, la directora y guionista cambiarán esto de manera súbita y respondiendo a la explosión de su conflicto y amorío, pues dichos elementos comienzan a tener injerencia psicológica y emocional, comienzan a ser personas para ella y por consecuencia para el relato, explayando su complejo sentir ante una situación tan incómoda como imperdonable que ella manejará de una manera poco esperada por la audiencia.

Y quizá en ese último factor es donde radica la excelencia de este desgarrador drama, ya que la danesa no se tienta el corazón y con toda su habilidad narrativa, sube los niveles de interacción, conflicto y tragedia para dar un clímax tan cruento como impactante ¡Bravo!

Un símbolo internacional del cine indie de este año y gran portadora de Sundance, Queen of Hearts es en definitiva la mejor exposición fílmica hecha y actuada por mujeres en este año. Un ejemplo de poder cinematográfico e histriónico que no hay que dejar pasar y que si toda la lógica se impone, tendremos con justas nominaciones en los próximos premios gringos (solo en espera de que reconozcan la catedrática interpretación de Trine Dyrholm)

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*